Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Motos de ensueño a la venta: Erik Buell Racing 1190 RS Carbon

Es la 1 de 44
Fotos: Catawiki
Si las Buell son motos con poco habituales, una Erik Buell Racing 1190 RS Carbon es lo más parecido a un unicornio. Sólo se fabricaron 44 unidades y una de ellas está a la venta.

Aunque las motos estadounidenses nunca han desatacado por su deportividad, Buell fue la excepción. Tanto es así que motos como la Erik Buell Racing 1190 RS Carbon Edition son máquinas que rezuman deportividad y que muchos querríamos tener en casa.

La buena noticia para todos aquellos que la quisiéramos es que hay una Erik Buell Racing 1190 RS Carbon Edition que está a la venta. La mala noticia es que la puja ya va por encima de los 15.000 euros, no se ha alcanzado el precio de reserva y los expertos esperan que su precio final esté entre los 36.000 y 40.000 euros.

La moto solamente cuenta con 22 kilómetros, pero nunca se ha usado

Pero lo que no van a cobrarnos es por deleitarnos con esta pieza de colección y es que, como decíamos, de la Erik Buell Racing 1190 RS Carbon solamente se fabricaron 44 unidades y esta es la número uno, casi nada.

Es más, en total, de las Erik Buell Racing 1190 RS en sus diferentes versiones (incluida la Carbon) solamente se fabricaron 100 unidades y eso da muestra de lo exclusivas que fueron allá por 2012 cuando se fabricaron.

¿Qué tiene de especial la Erik Buell Racing 1190 RS Carbon?

En este caso, las Erik Buell Racing 1190 RS Carbon contaban con un motor Rotax V-Twin de 1.190 cc que ofrecía 175 CV, suspensiones Öhlins, refrigerador de freno delantero de carbono, todo el carenado de carbono y es monoposto.

Se trata de la moto 1 de 44, toda una joya

En lo que respecta a la unidad en venta, se encuentra en Musselkanaal, Países Bajos, aunque tiene matrícula de Bélgica, donde se matriculó en 2015. Aun así solamente tiene 22 kilómetros en su marcador y nunca se ha usado, aunque según el vendedor está en orden de marcha.

Sin duda un unicornio en venta donde los haya, una pieza única que algún afortunado podrá disfrutar al máximo ya sea para tenerla de exposición o, después de más de diez años esperando, darle la vida que se merece rodando con ella.

David Robledo
David Robledo
La pasión por las motos me viene desde la cuna. En casa la afición de la moto de mis padres, especialmente mi padre, nos hizo vibrar cada domingo y viajar a las carreras. Así que el momento de flirtear con las carreras llegó y durante un tiempo jugué a eso de ser piloto (en motocross, que no había dinero para más). Colgadas las botas y el casco llegó el paso natural, seguir en las carreras al otro lado del muro y en eso llevo desde 2007 trabajando con equipos y pilotos primero y como parte de Soymotero.net desde unos años después. ¡Siempre full gas!

Lo último

Lo más leído