¿Para qué sirve la joroba en los monos? ¿Aerodinámica o protección?

Fotos: SMN
Desde hace varios años, el mercado de los monos de moto ha evolucionado y a día de hoy, prácticamente todos los modelos de gama alta equipan la famosa “joroba” en la parte superior de la espalda e incluso muchos de gama media y baja. ¿De dónde proviene y qué misión tiene esta joroba?
Anuncios

La joroba de los monos comenzó a implementarse y evolucionar en el tramo final de los ’80 y principios de los ’90 en el marco de la competición, aunque en un inicio era algo testimonial y diferente a las de hoy en día. Pero tan solo unos años después, su uso se extendió a todos los monos de competición para formar parte también de los monos de alta gama de calle al poco tiempo.

Este apéndice que hoy en día nos es ya muy familiar a todos, en sus inicios supuso una revolución en el mundo de la competición e incluso algunos dudaron de su eficacia y éxito. El doble cometido de la joroba es por una parte asegurar un correcto flujo del aire para mejorar el rendimiento aerodinámico del conjunto moto-piloto y por otra servir de protección cervical para el piloto en caso de caída.

Gracias a la joroba, el flujo de aire que circula por la espalda del piloto en las rectas sigue un camino más uniforme y con ello, se producen menos turbulencias al final del casco. De esta manera, además de mejorar la estabilidad de la zona de la cabeza del piloto, se gana algo de velocidad en recta.

Además, en caso de caída la joroba actúa como protección de la zona cervical, absorbiendo parte del impacto y limitando el recorrido de la cabeza. Así mismo, en caso de dar con la espalda en el suelo reduce el impacto en la zona trasera de la cabeza intentando minimizar lo máximo posible lesiones muy peligrosas.


Estas propiedades también las cumplen los monos de calle que incorporan jorobas, extendiendo así al uso diario de los motoristas las mejoras en seguridad y comodidad que se desarrollan para los pilotos de competición.

Hoy en día en competición, además de cumplir con las funciones que hemos comentado, las jorobas también sirven como alojamiento de otros dispositivos como los sensores y mecanismos de funcionamiento de los airbags o incluso para colocar dentro de ellas depósitos de agua para que el piloto se pueda hidratar durante la carrera.


Valora este artículo

Lo último

Lo más leído