Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Bomberos irlandeses salvan la vida a un joven motorista

Cuando viene la Virgen a verte
Fotos: Emergencias Sevilla
Un grupo de seis Bomberos irlandeses le salvaron la vida a un motorista accidentado en Sevilla el pasado domingo. Los dublineses, que se dirigían de vuelta a su país, se encontraron en el viaje al aeropuerto con un accidente y gracias a su rápida actuación, todo acabó de la manera menos trágica posible.

Gracias a nuestros compañeros del Diario de Sevilla y Visor Down, nos hemos enterado de la heroica acción de un grupo de bomberos irlandeses, los cuales se encontraban en la capital hispalense de visita. Los hechos ocurrieron el pasado domingo 14 de mayo y, sin ningún tipo de duda, si no es por ellos…

El jefe de estación de la Brigada de Bomberos de Dublín, Dave Connolly y sus 5 compañeros, se dirigían al aeropuerto de Málaga después de participar en las jornadas “Rescue Great Day 23 – Sevilla, Ciudad del Rescate”. Circulaban por la A-92 y a la altura de Alcalá de Guadaíra se encontraron con un joven motorista que acababa de sufrir un grave accidente hacía menos de un minuto.

bomberos_de_dublin_accidente_en_sevilla_6

Como no podía ser de otra manera, el grupo de profesionales tomó la iniciativa en ese duro momento y llevaron a cabo todas las medidas pertinentes que una situación de este tipo requiere. Es decir, protegieron la zona, señalizaron el accidente, realizaron la primera valoración de la situación y actuaron. No era para menos, el accidentado se encontraba inconsciente, con múltiples traumatismos y sin respiración. Entre el equipo irlandés había paramédicos, los cuales, gracias a su rapidísima asistencia, consiguieron estabilizarle, recuperando la respiración y evitando el final más trágico.

A los pocos minutos, habiendo evitado los irlandeses el paro respiratorio y cardíaco del accidentado, llegó un equipo de Emergencias del 061 y se hizo cargo de la situación.

bomberos_de_dublin_accidente_en_sevilla_4

En declaraciones a BBC News NI, el Sr. Connolly declaró: «Inmediatamente, nos convertimos en bomberos y paramédicos profesionales». Y, agregó: “A menos que haya una intervención dentro de uno o dos minutos, tendrá un paro respiratorio y poco después otro cardíaco. Así que ese paciente es posiblemente el hombre más afortunado por el hecho de que estábamos cerca en ese momento, porque no habría sobrevivido si hubieran esperado a la ambulancia. Todavía está gravemente herido, pero se está recuperando en la UCI y le deseamos una pronta recuperación”.

Echando la mirada atrás, y a 3.000 km de distancia, el Sr. Connolly bromeó acerca de su teoría sobre la suerte que tuvo el accidentado: “Debe haber algo de irlandés en la familia de ese paciente, la suerte le vino a ver cuándo justo pasábamos nosotros por ahí”. O, como decimos por estos lares, le vino a ver la Virgen.

bomberos_de_dublin_accidente_en_sevilla_3
EduCaro
EduCaro
De Madrid al cielo pasando primero por Hortaleza. Todo lo que se mueve deprisa me ha llamado siempre la atención.

Lo último

Lo más leído