Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Yamaha XS650 An-Bu Monster

Fotos: Xtremebikes.es
Yamaha retiró de su catálogo la XS650 en 1985. No sabemos cuantos ejemplares salieron de la factoría de Hamamatsu en los 17 años que este modelo se mantuvo en producción, pero debieron ser muchos… O eso suponemos al ver la cantidad de ellas que aún ruedan por el mundo.

Las marcas japonesas no se suelen equivocar cuando toman este tipo de decisiones, pero en aquellas fechas, en plena apogeo de las Supersport de 750 cc, el mercado demandaba otro tipo de motos. Tras 17 años de fabricación ininterrumpida la pequeña twin paralela desaparecía de escena sin dejar rastro…hasta principios de ésta década, cuando los últimos ejemplares ya serían “clásicos”. Hemos visto el resurgir de las XS en Europa, convertidas en streetfighters, cafe racers, choppers y bobber, trackers o preparaciones al más puro estilo Brat Style japonés. El conocido taller de Tokio dirigido por Go Takamine fue uno de los primeros que usó como punto de partida para sus transformaciones motos urbanas baratas a las que destripaba hasta dejar en los huesos, colocaba depósitos de gasolina y asientos pequeños, y eliminaba los guardabarros dándolas un look neo retro, new wave, o llámenosle como se quiera, con el que Takamine San creó escuela y consiguió seguidores en el mundo entero.

Ahora, con la vuelta del movimiento cafe racer y aunque no tengan absolutamente nada que ver con éste, las Scramblers y flat trackers también han aumentado en popularidad, y por si todo esto fuera poco, a esto además hay que sumarle una nueva tendencia creada por otro constructor japonés de gran reputación en su país, An-Bu Custom Motors, cuya principal peculiaridad es que en algunas de sus preparaciones mezclan todo lo anterior y además lo aderezan con piezas antiguas y modernas procedentes de motos de cualquier marcas y modelo. Un refinado estilo propio que a menudo se basa en motos equipadas con pequeños semicarenados con faros asimétricos y estética a medio camino entre la película Mad Max 1 y el Punk-Rock que se ve en las calles de Tokio.

Cuentavueltas de carreras y velocímetro analógico para la Yamaha XS650 An-Bu Monster

Un buen ejemplo de esto es esta XS650 bautizada como “An-Bu Monster” que construyeron para el Yokohama Hot Rod Custom Show del año pasado y que, como podéis ver, a pesar del sobrio color con el que la han decorado, resulta un ejemplar de lo más llamativo.

En la parte mecánica nos encontramos con un exhaustivo trabajo de puesta al día del motor, en el que lo primero que llama la atención es el espectacular sistema de escape 2 en 1 artesanal. A este le acompañan un par de carburadores Mikuni racing de compuerta plana, aumento de compresión en los cilindros, que ahora son de mayor diámetro que los originales, y un filtro de aceite exterior que, combinado con un radiador, ayuda a mantener la temperatura a raya.

La Yamaha XS650 An-Bu Monster tiene muchas piezas aligeradas

Para vestir el chasis original XS, que previamente modificaron y reforzaron en los puntos más críticos, en An-Bu escogieron la horquilla completa y las llantas de 17” con sus correspondientes discos de una Yamaha FZR750 Genesis. Las tres pinzas de freno encargadas de detener la moto son un viejo juego Brembo de simple pistón de los 80 que montaron delante, y una Grimeca de la misma época que se encarga de frenar la rueda posterior. Habría sido más fácil usar las excelentes pinzas Nissin de la Genesis original y se habrían ahorrado fabricar sus soportes, pero como dije anteriormente, en An-Bu se caracterizan por su afición a mezclar componentes.

El semicarenado de los 70 que luce el frontal se ha combinado con un depósito alargado y un colín de TZ de carreras, en cuyos laterales podemos leer una mística canción de guardería sobre un monstruo. Algo que es mucho mejor que la gran Hello Kitty que habían escrito en una moto anterior… aunque terminaran quitándole la O de Hello.

Más información en la Revista Xtreme Bikes & Cafe Racers Magazine

Lo último

Lo más leído