Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Si un dragster es mucho tienes la Nitro Rail para dar pedales con estilo

Fotos: Nitro Rail
En Estados Unidos las normativas sobre los vehículos que pueden circular por la calle es amplia y por eso en habitual ver por las calles motos con modificaciones que a este lado del Atlántico serían simplemente impensables. Eso sí, puede que esas modificaciones sean muy radicales. Si piensas así, aunque te gustaría no hacerlo, quizás hemos encontrado tu bici ideal...

No cabe duda de que Estados Unidos es un país totalmente diferente con una cultura y unos gustos que aunque en ocasiones convergen, suelen estar distantes al menos el mismo número de veces. Por eso desde el país de las barras y las estrellas se suelen mofar de la cultura europea o de los micro coches con bajo consumo que pululan por las carreteras del viejo continente. Como contrapartida desde aquí nos “burlamos” de su falta de conocimientos sobre el mundo que los rodea o sus gustos culinarios, poco refinados aunque a veces nos llamen la atención.

Y precisamente esto último, lo de llamar la atención, no lo de los gustos poco refinados, es lo que ha hecho una de las últimas creaciones de la nación de Abraham Lincoln, la Nitro Rail. Se trata, ni más ni menos, que de una bicicleta, si, sin motor, pero con alma dragster.

Con una estructura muy diferente a lo que es habitual, una gran rueda trasera y un minúsculo neumático delantero, John Bohata y su hijo han decidido crear una bicicleta que aunque no ande sola llame la atención casi tanto como una de las chopper o motos preparadas que se pueden ver por los Estados Unidos.

En principio este vehículo de propulsión animal, no ha nacido para plantar cara a los motorizados, si no que intenta ser una alternativa a las bicicletas convencionales y es que a pesar de lo aparatoso del conjunto parece reaccionar bien y permitir giros rápidos a tenor de lo que se ve en el vídeo. También puede subir o bajar cuestas, aunque se nos ocurren algunos problemas que pueden surgir en la aventura…

Lo que si está claro es que la gente de Nitro Rail se lo ha trabajado y la apariencia de sus modelos aparentemente es impoluta. No es para menos teniendo en cuenta que el “juguete” cuesta ni más ni menos que 999,99 $ y 399,99 $ en el caso de la Micro Rail, la versión para niños. En caso de pedirla para España, algo que permite la web, el precio se incrementa en otros 85 $, una cifra considerable. Aun así ¿las veremos por aquí?

Lo último

Lo más leído