Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

¿Una Harley-Davidson en la nieve? ¡Sí una Harley-Davidson en la nieve!

Unas pequeñas modificaciones y a disfrutar
Que las motos y la nieve son incompatibles puede ser cierto… a no ser que lleves a cabo una preparación como la de esta Harley-Davidson Street Glide. Entonces estás preparado para disfrutar.

Si pensamos en una Harley-Davidson, se nos ocurrirán muchos lugares donde poder disfrutarlas, pero desde luego ninguno estará lleno de nieve. Seguro que pensamos en largos viajes en carreteras infinitas, en autopistas incluso… Pero siempre acompañados de buen tiempo, de la brisa en la cara y de disfrutar.

A no ser que seamos tan imaginativos como los C-Boys, un grupo de youtubers que están acostumbrados a hacer preparaciones. Han conseguido hacer que toda una Harley-Davidson Street Glide termine siendo una moto funcional en la nieve, aunque obviamente no será la más rápida del mundo...

Hasta su preparación, la HD funcionaba sobre el asfalto sin problema

Así se prepara una Harley-Davidson para la nieve

Para poder disfrutar de la nieve con un “bicho” como la Street Glide, hay que ponerse manos a la obra y llevar a cabo una reforma profunda, porque en todo caso sería más bien una quitanieves que una moto para andar por encima de ella.

Así que lo primero que hay que conseguir es que sea capaz de surcar la nieve y, prácticamente igual de importante, que pueda impulsarse por encima de ella. No queda otra que instalar una oruga plástica como la que llevan, precisamente, las motos de nieve.

Para solucionar el tema del tren delantero, un patín en el lugar donde se encontraba la rueda es suficiente para ir avanzando con relativa normalidad, como vemos en el vídeo. Porque lo mejor de todo es que hay documentos gráficos, que muestran de qué es capaz una moto así de grande y preparada por encima de la nieve.

Por cierto, te habrás dado cuenta que a su lado se encuentra una Yamaha R1 y es que esa fue la primera moto de nieve. Como puedes imaginarte, a los C-Boys les gustan los desafíos fuertes, así que conseguir solamente que la Harley pudiese rodar por la nieve no era suficiente y decidieron inscribirse en un Hill-Climb en Afton, Wyoming (Estados Unidos).

Quizás el resultado final no sea el mismo que el de las motos de nieve, pero seguro que si a una moto de nieve le pones dos ruedas y la llevas a una carretera, su desempeño sería mucho peor que el de la Harley-Davidson Street Glide ha tenido en la nieve. Así que… ¡punto para la Harley!

Lo último

Lo más leído