Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

¿Por qué las trail BMW se llaman “GS”? 40 años de historia

La R1250GS ADV es el buque insignia de la firma bávara
Fotos: SMN
El Salón de Colonia de 1980 la vio nacer y, desde entonces, se ha erigido como la reina absoluta del segmento maxitrail: su cifra de matriculaciones manda. Imagen, tecnología y prestaciones en un modelo evolucionado ininterrumpidamente a lo largo de 7 generaciones diferentes. Un icono del manillar alto pero... ¿Por qué eso de "GS"?

A finales de la década de los ’70 la división BMW Motorrad defendía a capa y espada sus modelos de carretera impulsados por la “eterna” mecánica bicilíndrica bóxer de aire, marca de la casa desde 1923. El universo trail nada tenía que ver con el de ahora y la mayoría de motos camperas eran monocilíndricas. A la firma de Munich se le ocurrió combinar algunas piezas de varios modelos de carretera en unas llantas de radios y manillar ancho para concebir la primera maxitrail moderna de la historia, una «macroenduro» ideal para participar en los campeonatos “+700 cc” de aquella época. El Rally París-Dakar arrancaba, la prueba motorista más dura del mundo, ideal para motos de gran cubicaje, un escaparate sin parangón para esta nueva R80G/S. 

Presentada internacionalmente en el Salón de Colonia (septiembre de 1980), la moto causó sensación. Se mostraba algo nuevo y diferente: una trail que pasaba de 160 km/h que permitía uso touring, urbano e incluso off-road. La nueva R80 G/S (con las dos letras separadas por una barra inclinada, ahora ya unificadas) debe su nombre a la combinación de las palabras Gelände/Strasse (tierra/carretera), dejando claro esa doble faceta y múltiple usabilidad tan característica de este tipo de monturas. Así, empleaba un motor bóxer refrigerado por aire de 797.5 cc y 50 CV con, por primera vez, encendido electrónico, la nueva suspensión trasera Monolever, transmisión por cardan y otros detalles menores específicamente diseñados para ella.

Trasera de la BMW R80GS Paris-Dakar 1984

Las versiones de competición subidas hasta casi 1.000 cc marcaron época, ganando cuatro ediciones del Dakar (1981, 83, 84 y 85) con los pilotos Hubert Auriol y Gaston Rahier, lo que obligó a los fabricantes japoneses a ponerse las pilas y contratacar con modelos bicilíndricos. En poco tiempo, la GS se convirtió en un éxito comercial, algo que se perpetúa hoy día. Hasta 1997 hubo modelos R80/100 GS fieles a aquella primera generación, fabricados paralelamente a las GS más modernas.

La GS «madre» ha ido creciendo paulatinamente con el paso del tiempo, desde los 800 cc iniciales, pasando por 1.000 (1987), 1.100 (1993, culatas de 4 válvulas por primera vez), 1.150 (1999), 1.200 (2005, la última con refrigeración por aire y 2013 ya por agua) y los 1.250 cc actuales, renovada el año pasado. Actualmente, la familia GS se compone de 6 modelos (R1250GS Adventure, R1250GS, F850GS Adventure, F850GS, F750GS y G310GS), un escalonamiento ideal para cubrir todas las necesidades (trail-iniciación, trail-medio, A2 o maxitrail) con enfoque más o menos asfáltico y numerosas posibilidades de personalización a la carta.

Thumbnail

Lo último

Lo más leído