Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

No encontrarás otro casco más japonés que el nuevo Arai RX-7R Tsubasa: cultura ancestral en un diseño emotivo

El diseño de la buena suerte
Fotos: Arai
Arai ha presentado el RX-7R Tsubasa, una decoración especial con algunos patrones clásicos nipones que según la cultura popular traen buena suerte.

Si hablamos de un casco con diseño de “Sol y Luna” en tu cabeza van a aparecer uno de las decenas de cascos que Valentino Rossi ha lucido en su carrera. Pero en esta ocasión no hablamos de un diseño del astro italiano, sino del nuevo Arai RX-7R Tsubasa.

Aunque siguiendo con Valentino hay que recordar que era un gran fanático de lo japonés en la etapa en la que eligió el diseño básico del casco, este modelo del fabricante nipón no tiene nada que ver en cuanto a colorido. Por supuesto, de colores fluorescentes nada de nada.

Por el contrario, recoge la esencia ancestral del pueblo japonés con su estilo elegante, sobrio, y donde cada trazo tiene un significado. Nada en este Arai RX-7R Tsubasa está puesto al azar o para rellenar, sino que se basa en los antiguos estampados ukiyo-e.

En el lado izquierdo se encuentra el sol

Los motivos representados son la grulla, el sol, la luna, flores de cerezo, hierba de la pampa, el viento… y un “patrón saaya”. Estos patrones en la cultura japonesa se dice que traen buena suerte. Una intención que continúa con el diseño “manji” del frontal que está conectado y es un símbolo de lo que ellos llaman longevidad eterna, es decir: longevidad, armonía y prosperidad.

El Arai RX-7R Tsubasa es el tope de gama

Como bien sabes, el RX-7X es el casco integral más avanzado de Arai y es el modelo que se emplea en MotoGP. Compuesto por fibra ligera y resistente, tiene el resto de características habituales en este modelo, aunque con el diseño especial.

La vista desde arriba muestra la garza “abrazando” el diseño

En cuanto a la comercialización, su lanzamiento en Japón está previsto para mediados de febrero y desconocemos si llegará a Europa de manera oficial, o en caso de quererlo tendrás que hacerte con él en el país del sol naciente.

Eso sí, si lo compras allí su precio será de 72.600 yenes, que al cambio actual son unos 470 euros. Podría salirte muy bien de precio si el transporte y las aduanas no son especialmente caros.

Lo último

Lo más leído