Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

A subasta una Harley-Davidson 11K «Stripped Stock Racer» de 1914

Fotos: Mecum Auctions
Cuando Harley-Davidson se metió de lleno en el mundo de la competición a principios del Siglo XX, terminó creando la Harley-Davidson 11K 'Stripped Stock Racer', una joya dentro del mundo de las dos ruedas. En 2017 se rescató una de estas reliquias de entre una pila de restos de motos y ahora se pone a subasta para que cualquier aficionado de la marca pueda soñar con tenerla.

La marca estadounidense de motos Harley-Davidson probó suerte en las competiciones e incluso ganó la Milwaukee Mile en 1904, pero no terminaban de adentrarse en la fabricación de la moto de carreras perfecta. Aun así, en 1913 la historia cambiaba cuando William Harley robó al genio de la ingeniería William Ottaway a la competencia.

Ottaway era el cerebro del departamento de carreras de Thor. Tras cambiarse de bando a Harley-Davidson, se convirtió en el ingeniero jefe para el nuevo Departamento de Carreras de la marca, trabajando directamente junto al cofundador de la compañía y la persona que lo reclutó, William Harley. El comienzo para preparar la moto de carreras tenía como base la moto de producción modelo 10 con el motor V-twin de 61 pulgadas cúbicas de admisión sobre el escape. Experimentó con el tamaño de los puertos de entrada y el colector de admisión e instaló un carburador más grande junto a muelles de válvula más rígidos, una leva de carreras especial, entre otros cambios hasta dar con la moto perfecta.

Harley-Davidson original de carreras

La nueva Harley-Davidson 11K “Stripped Stock Racer” se estrenó en 1914. Durante su primera temporada se mostró como una moto competitiva gracias a las distintas victorias que consiguió en carreras importantes como Minnesota, Alabama, Mississippi, Pennsylvania, Tennessee, Carolina del Sur, Massachusetts, Ohio, Nebraska, Oregón, Texas y fuera de EEUU en Canadá y México. La moto 11K se comenzaría a comercializar a corredores privados en la siguiente temporada, tras su espectacular estreno. La temporada de 1915, el motor de carreras de la Harley-Davidson alcanzaría la madurez para la competición. El “ocho válvulas” sustituía al motor simple mostrando en carrera más velocidad pero siendo menos fiable. Harley optaría por usar ambos motores para asegurarse la victoria.

La suerte llegaría al recuperar en la actualidad una de estas joyas. Entre una pila de restos de motos en Argentina, descansaba una de las motocicletas más raras y especiales de la marca. Una Harley-Davidson original había sido abandonada tras perder una válvula, tener un agujero en el pistón y la biela doblada. Aunque estas piezas son casi imposibles de conseguir, se logró restaurar la moto hasta tal punto de que ganó el premio Greenwich Concours d’Elegance Most Oustantding Motorcycle en junio de 2017. En la actualidad, esta Harley-Davidson llega al mundo de las subasta con Mecum Auctions a finales de agosto en Monterrey, por lo que si quieres hacerte con una reliquia del mundo de las dos ruedas, solo tienes que entrar a la página de la organización.

Lo último

Lo más leído