Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Moto de 2.000 euros vs moto de 20.000 ¿Cuál es más rápida? ¡Depende del piloto!

¿Es más importante la flecha o el indio?
¿Un profesional en una moto de 2.000 euros puede batir a un amateur en una moto de 20.000? Esa es la duda que 999lazer intenta resolver en un divertido, aleccionador y curioso vídeo.

Siempre hemos oído aquello de que es más importante el indio que la flecha. Al menos en el motocross puede que tenga parte de razón, pero ¿será tan importante como para que un piloto profesional pueda ir más rápido con una moto de 2.000 euros, frente a un piloto amateur con una moto de 20.000?

Esa pregunta se la ha hecho también el youtuber 999lacer y para intentar resolverla, ha enfrentado a una KTM SX250F de cuatro tiempos de 2009 y 2.000 euros de valor aproximado a una bestia de 500 cc, dos tiempos llamada YZilla YZ500 y que tiene un valor de 20.000 euros. Hay que decir que la “YZilla”, es un híbrido que partía de un una YZ250 nueva a la que se modificó la cilindrada para crear la bestia.

Aunque no consigue ganar el desafío, Smith lo da todo con la YZilla YZ500

Y ahora que hemos presentado la moto de 2.000 euros y la de 20.000 euros, toca presentar a los pilotos. Por un lado, con la vieja KTM tenemos al ex mundialista Ed Bradley. Piloto profesional en su momento y ahora compañero de la prensa que sigue manteniéndose al día y que, además, es propietario del circuito donde se celebra esta curiosa comparativa.

En frente tiene a Sean Smith, colaborador habitual de 999lacer y un piloto amateur de fin de semana con un nivel más que aceptable. De hecho ha llegado a competir, ya en la edad adulta. Y aunque tiene manos, está lejos del nivel que podemos ver en el mundial.

El juego del gato y el ratón con una moto de 2.000 euros frente a la de 20.000

Primero sale Sean con la Yzilla 500 y 15 segundos después se pone en marcha Ed. Tres vueltas por delante para ver si el margen de tiempo es suficiente o no. Dos pilotos exprimiendo sus posibilidades y habilidades para ver qué binomio es más eficaz.

Las cosas están mucho más igualadas de lo que podría parecer y es que, al buen nivel de Sean hay que sumar la bestia de la YZilla YZ500, que se comporta de lujo. Pero poco a poco Ed va recortando las distancias hasta que termina por alcanzarlo, adelantarlo y comenzar a escaparse.

A pesar del buen hacer de Sean Smith, Ed Bradley y su moto de 2.000 euros terminan demostrando que en el motocross, a diferencia de otras disciplinas, el piloto puede jugar un papel determinante.

Lo último

Lo más leído