Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Motul anuncia su entrada en el sector de las baterías eléctricas

Lo hará en asociación con Green Corp Konnection desarrollando baterías sumergidas en liquido
Fotos: SMN
Motul hace tiempo que le vio "las orejas al lobo" y si todo sigue según el plan que quieren ejecutar los políticos actuales de gran parte de occidente, la firma francesa especializada en la fabricación de aceites para motores tendrá que buscar un nuevo nicho de mercado para no desaparecer. Parece haberlo encontrado y no es otro que el de las baterías de alto rendimiento.

El mundo cambia a pasos agigantados y lo que no hace mucho tiempo nos parecía la panacea, resulta que poco después se ha quedado anticuado y obsoleto. Esta es quizás la historia de los aceites de motor o cualquier otro sistema acoplado en un equipo mecánico de cualquier tipo, donde Motul, la marca francesa especializada en la formulación, producción y distribución de lubricantes para motores, lleva nada menos que 170 años trabajando de manera constante para poder mejorar la calidad y durabilidad de los mismos.

Pero ahora, con las nuevas tecnologías en pleno auge, parece que no hay cabida para este tipo de productos, ya que además de no usarse de manera general como antaño, son al parecer poco eco-friendly con el medio ambiente y se evita su uso a toda costa. Es por ello que Motul en asociación con Green Corp Konnection (GCK), un grupo de empresas industriales que ofrece soluciones tecnológicas para acelerar la descarbonización del transporte, particularmente a través del hidrógeno, se han puesto manos a la obra para entrar de lleno en el mercado de las baterías de alto rendimiento y carga rápida.

Qilin: baterías de hasta 1.000 km de autonomía

Según comentan desde Motul, los factores determinantes para mejorar el desarrollo y uso de las baterías son tres:

  • Tamaño y peso
  • Durabilidad
  • Capacidad para aceptar carga rápida de forma segura.

Es por ello que planean desarrollar un nuevo tipo de baterías sumergidas en líquido, pudiendo de este modo gestionar un parámetro muy importante en el rendimiento de estas: la temperatura. Según anuncian, los primeros prototipos ya están en construcción y los primeros test realizados han arrojado datos muy relevantes que los ayudará a desarrollar nuevas tecnologías que giren en torno a este asunto.

Lancia Delta Integrale de pruebas

Además, se está construyendo un coche de pruebas donde se harán los primeros exámenes prácticos de este tipo de baterías. El modelo elegido es nada más y nada menos que un icónico Lancia Delta Integrale que se espera esté totalmente listo en los próximos tres meses. Por otro lado, Motul apoyará a GCK en una de las carreras más exigentes del mundo, el Rally Dakar. La idea es lograr el triunfo con un vehículo equipado con una pila de combustible de hidrógeno.

Christophe Lacroix, Director de Información y Sustentabilidad de Motul, explica cómo lograron esto: “Hemos desarrollado un fluido dieléctrico que puede disipar el calor y aislar las celdas de la batería. Hemos apuntado a tres beneficios claros: baterías más seguras, menos riesgo de incendio y baterías más duraderas con posibilidades de carga más rápidas”.

Cédric Loubiat, director ejecutivo adjunto de GCK Battery: “Solo se puede mejorar el rendimiento y la seguridad de las baterías de litio mediante la inmersión. Por lo tanto, era esencial para GCK Battery encontrar un socio líder en el desarrollo de fluidos altamente calificados. Estamos encantados de contar con el apoyo de Motul en el desarrollo de estas baterías de última generación.

Lo último

Lo más leído