Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Militares restaurando una BMW por una buena causa

Después de algo de trabajo, la BMW R1150RS tiene una nueva vida
Fotos: MCN
Nosotros siempre aplaudimos las buenas causas y no cabe duda de que esta lo es. Un grupo de personal militar ha restaurado una BMW que llevaba 6 años abandonada para recaudar fondos. ¡Una gran iniciativa!

Conseguir dinero para asociaciones que ayudan a los demás no es fácil, más bien todo lo contrario. En una sociedad tan grande la cantidad de asociaciones existentes cada una con su finalidad hace que sea altamente complicado financiarlas. Es por eso que algunos ponen en marcha ideas creativas que van más lejos de las meras donaciones económicas o las subvenciones públicas. Esto es lo que han hecho un grupo de militares que, empleando una moto, esperan recaudar en torno a las 4.000 libras (4.739 euros).

Detrás de este movimiento se encuentra, por un lado, la donación de una BMW R1150RS y, por el otro, el incansable trabajo de varios voluntarios de 6 Regimiento del Real Cuerpo de Logística del Reino Unido. Según nos cuentan nuestros colegas de MCN todo comenzó en el mes de mayo cuando consiguieron la moto por parte de un agricultor local que la tenía guardada en su granero y sin usarla durante los últimos 6 años. Así Chris Withers y Rob Marshall se pusieron a la cabeza del proyecto y, después, comenzaron a llegar más ayudas por parte de otros aficionados a las motos.

Un poco de limpieza nunca viene mal a una moto que lleva 6 años en un granero

Para volver a poner en marcha la moto hubo que invertir en torno a las 800 libras, algo menos de 1.000 euros, en piezas aunque el tema de la mano de obra fue mucho más costoso y es que estamos hablando de una moto moderna y, por tanto, más compleja. Con sólo 6.800 millas (10.943 km) en su contador era una gran oportunidad así que desmontaron por completo para ser limpiada, engrasada, pulida a mano y revisada para volver a la carretera con toda la seguridad. Eso sí, cuenta Chris que de todas esas labores de restauración y vuelta a la vida de la BMW lo que más le costó es sangrar los frenos. Esta BMW lleva ABS y en lugar de contar con un par o tres de tornillos para purgar se encontraron ¡con nueve! Al final lo consiguieron solucionar con pericia y recurriendo a tutoriales de Youtube.

Ahora lo moto está ya a la venta y todo lo recaudado irá destinado a la asociación Combat Stress, que centra sus esfuerzos en ayudar a los veteranos de guerra para que puedan combatir el estrés traumático post combate. Una gran iniciativa para ayudar a una parte de la sociedad que, en ocasiones, pasamos por alto: los veteranos de guerra.

Lo último

Lo más leído