Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

KYMCO dispara la revolución en movilidad eléctrica con el Plan Ionex

Fotos: KYMCO
KYMCO prepara su ofensiva eléctrica y este pasado jueves, con motivo del arranque del Salón de la Motocicleta de Tokio, su presidente Allen Ko ha desvelado el ambicioso Plan Ionex con el que la marca espera llegar a vender medio millón de scooters eléctricos en tres años.

KYMCO ha desvelado otra paso más en su cruzada eléctrica, después de haber anunciado no hace mucho su plan de e-movilidad así como su desembarco en el segmento de las bicicletas eléctricas y de pedaleo asistido. Bajo el nombre de Plan Ionex, el presidente de la marca Allen Ko ha aprovechado el arranque del Salón de la Motocicleta de Tokio para dar a conocer los primeros detalles de esta iniciativa que pretende eliminar las actuales barreras de movilidad urbana en el segmento de los vehículos eléctricos.

“El nacimiento del programa Ionex cumple el objetivo de ofrecer una solución completa de movilidad eléctrica para un consumidor, una empresa, una industria o la administración pública. KYMCO tiene el firme compromiso de ser un actor principal en este momento de transformación histórica de las herramientas de transporte personal.”

El Plan Ionex arrancará con el lanzamiento de 10 vehículos así como la creación de una red de estaciones de carga de baterías más extensa, con posibilidad de intercambio y alquiler de baterías en 20 países. Esta estrategia global, fijada a tres años, prevé alcanzar un volumen de ventas de medio millón de unidades a la finalización del mismo.

Varios años de investigación han permitido reducir enormemente el tamaño de la batería, consiguiendo que esta pese solamente cinco kilos con lo que ya no condiciona el diseño del conjunto. Así se pueden diseñar scooters mucho más atractivos sin interferencias.

Baterías extraíbles KYMCO Ionex

De igual forma se ha desarrollado un sistema de recarga sin esperas gracias al uso combinado de baterías intercambiables con otra interna. De esta forma y mientras se carga una de las baterías, el scooter puede seguir circulando gracias a la autonomía que suministra la ubicada internamente permitiendo recorrer hasta 200 km cuando se instalan baterías adicionales bajo el asiento.

Las recargas se pueden hacer en el propio domicilio así como en estaciones de recarga Ionex instaladas en los concesionarios, tipo carga rápida, y que permiten recuperar la autonomía en una hora. De igual forma, puntos de recarga en estacionamientos privados sharing economy también permite realizar cargas o incluso alquilar baterías externas intercambiables. Todo ello con el desarrollo y ampliación de la infraestructura con el fin de dar el paso hacia la movilidad eléctrica.

En la futura red de carga, se pondrán a disposición de los usuarios intercambiadores de baterías, de múltiples diseños, tamaños y capacidades: desde una estación de reducidas dimensiones para una empresa de logística o un uso comunitario, hasta un intercambiador de grandes dimensiones para una instalación en vías públicas o puntos de elevada concurrencia.

El primero de los diez vehículos previstos ya ha sido presentado bajo el nombre de KYMCO Many EV, enfocado a la movilidad personal urbana. Incorpora dos baterías situadas en el interior del suelo de la plataforma y accesibles mediante una compuerta manejada desde el botón de la piña o bien por proximidad a la zona de recarga.

Estación carga KYMCO Ionex

Como novedad, las baterías están emparejadas con el vehículo. Esto es que una batería no puede ser utilizado en un vehículo diferente ya que quedaría inutilizada. De esta forma, se evita el posible robo de las mismas. De igual forma, los sensores ubicados en ella permiten un uso óptimo de la energía según las necesidades del conductor.

Otra novedad es que bajo el asiento se puede guardar un casco integral o, de igual forma, tres baterías colocadas de forma horizontal consiguiendo que la autonomía de la KYMCO Many EV pueda llegar hasta los 200 km con una sola recarga.

Lo último

Lo más leído