Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Kawasaki patenta una moto híbrida

Fotos: Motorcycle
Los fabricantes de motocicletas parecen estar trabajando en dos vías paralelas. Por un lado, las motocicletas eléctricas y por otro, las híbridas. Estas últimas cuentan con el problema de que necesitan muchos elementos en muy poco espacio. Kawasaki lanzaba hace tiempo una interesante patente en la que intenta centralizar todo al máximo.

Los compañeros canadienses de Motorcyce han destapado la patente de lo que parece un sistema híbrido instalado en una motocicleta. Con él, intentan resolver el problema de espacio que presentan este tipo de vehículos respecto a los eléctricos puros ya que necesitan tanto del sistema de combustión tradicional como el motor y baterías eléctricas.

La patente fue presentada por Kawasaki en Japón a finales de 2017, y se inscribió también en el registro de patentes americanas un año después. Estos gráficos que podéis ver responden de forma esquemática a la idea de cómo funcionaria esta moto híbrida, ya que presenta varios modos.

Patente Kawasaki moto híbrida

El sistema es de los denominados híbridos en paralelo, es decir, el motor eléctrico y el de combustión trabajan juntos para proporcionar energía a la rueda trasera. Pero al mismo tiempo, la patente destaca la posibilidad de funcionar como un híbrido en serie, es decir, que sea el motor eléctrico el que proporcione energía mientras que el de combustión sirve para recargar la batería. Incluso llegado el caso podrían dar la energía uno u otro indistintamente.

En un coche no suele haber problemas de espacio y el trabajo se basa más en ubicar los componentes para no perder espacio de habitáculo, de maletero y a la vez mantener el centro de gravedad bajo. Pero en una moto, además del problema del centro de gravedad, está el del espacio ya que es casi imposible introducir más elementos de los existentes ahora mismo.

Patente Kawasaki moto híbrida

Hace unos días vimos como BMW patentaba un tanque de combustible flexible, con posibilidad de alojar bajo él una batería. Está claro que si ocupas el sitio destinado a una parte de la gasolina con una batería de la que obtener la misma autonomía, puedes optimizar el espacio.

Es por ello que los ingenieros de Kawasaki han buscado optimizar el hueco disponible al máximo. Así el motor de combustión junto con el eléctrico y la caja de cambios forman un todo mientras que la batería se ubica sobre ellos, lo más cercano posible al centro de masas de la moto. El depósito de combustible pasaría a estar debajo del asiento (en los gráficos, a un lado) aunque también aparece como opcional ubicarlo a un lado de la batería eléctrica. El sistema de refrigeración estaría al otro lado y de esta forma, mantendrían equilibrado el conjunto.

Como solemos decir otras veces, esto es sólo una patente presentada por Kawasaki. Puede que vea la luz, puede que no o puede que algunas ideas de las aquí implementadas sí se utilicen. No obstante, permaneceremos atentos a nuevos datos.

Lo último

Lo más leído