Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Honda CB750 De Palma Cycles: punk racer

Fotos: De Palma Cycles
Tachuelas, rock ruidoso, filosofía para hacer las cosas a tu manera y desprecio hacia los modas y lo establecido definen la cultura punk desde su nacimiento a mediados de los años 70. La Honda CB750 de De Palma Cycles ha conseguido reunir todo ello en su primera moto que presentaba el año pasado.

Gregorio Fernández, también conocido como Gori De Palma es un diseñador de moda mallorquín afincado en Barcelona. Como apasionado de las motos al mismo tiempo, el año pasado ponía en marcha De Palma Cycles y su primera creación dejaba a todos impresionados. Con una estética muy cercana al punk, la Honda CB750 de 1992 llegaba para romper con lo establecido.

Así lo primero que hizo fue desmontar el motor de la CB750 e instalar otro que tuviese menos kilómetros. Además, aprovechó para montar uno más moderno, concretamente de una CB750 del 2000 porque a pesar de haber ocho años de diferencia entre ambos, mantenía la estética que buscaba.

Honda CB750 por De Palma Cycles 3/4 tras

El tanque original se retiró y en su lugar se puso uno de una Honda RC110, mucho más bajo, estrecho y largo. De esta forma y tras reformar parte del chasis y subchasis, se conseguía una línea completamente horizontal que recorría la moto de delante a atrás.

La parte delantera es prácticamente nueva, sobre todo en lo relativo a horquilla y pinzas de freno habiendo tomado como donante los de una Honda CBR900 Fireblade. Se ha dejado los discos de freno de serie delante pero detrás se ha optado por uno macizo con el que se consigue un aspecto más sólido en la rueda trasera. Por cierto, las llantas de radios son en medida 18” delante y 17” detrás.

Honda CB750 por De Palma Cycles lateral

El motor, tras revisarlo a fondo, se le ha equipado con filtros abiertos individuales por cada uno de los carburadores además de un escape nuevo que termina en un doble silencioso tipo slip-on Supertrapp. La batería, con el fin de dejar limpio el triángulo del chasis, está ahora ubicada en el punto de pivote del chasis.

La carrocería es mínima. Únicamente un colín fabricado a mano en chapa y rematado con un asiento de cuero negro con tachuelas. La instrumentación se limita únicamente a un velocímetro, puños Beston y una luz trasera de los años 70. Como guiño a la cultura punk, luce la frase Fuck Off en el colín.

Si queréis ver más transformaciones de De Palma Cycles, podéis seguirlos en Facebook.

Morrillu
Morrillu
Cosecha 1977. Convertí un sueño en una pasión, y una pasión en una profesión. Me puedes encontrar juntando letras, aprendiendo mecánica o como monitor, y siempre disfrutando de lo que hago.

Lo último

Lo más leído