[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

¿Cuántos dedos se deben usar para frenar en moto?

Fotos: motorcyclecruiser.com
Publicidad
Seguro que a los más expertos en alguna ocasión alguien con menos tablas encima de la moto os ha preguntado aquello de "y tú, ¿con cuantos dedos frenas?". Como se trata de un acto repetitivo y casi instintivo, es probable que tengas que pensarlo antes de contestar, pero ¿hay algún número de dedos que debemos usar?

Acelerar, frenar y girar, así se podría resumir a grandes rasgos y usando un tono cómico en lo que consiste montar en moto. Obviamente se trata de una caricatura, luego subidos en la moto el trabajo se acumula y hay que estar atentos a mil y una cosas, pero a modo de broma, junto con echar gasolina a la moto, eso es lo que hay que hacer para llegar de un sitio a otro.

Ahora bien, ya entrando en “modo serio”, cada uno de nuestros actos encima de la moto son vitales para garantizar nuestra seguridad, el qué hacer, cuándo hacerlo y cómo lo hacemos puede marcar la diferencia entre un plácido desplazamiento o un desastre absoluto. Y es por este motivo que muchos de ellos se realizan de manera autónoma y automática. Uno de estos actos es el de frenar, depende del momento y la situación, la fuerza que hay que emplear en la frenada varía y para poder modularla correctamente se pueden emplear varios dedos, pero ¿cuántos?.

Dependiendo de la calidad de la bomba de freno, de la velocidad, del peso de la moto, del estado del suelo… la necesidad de la fuerza a aplicar varía y es en ese momento cuando se valora cuantos dedos hay que usar.

Aunque se basa en algo muy subjetivo y personal, lo más habitual es, si se trata de circulación normal, emplear dos dedos, que además es lo más recomendable. Sin embargo hay gente que solamente usa el dedo índice para este tipo de frenada, también depende de la mano y la fuerza, pues el índice está más cerca del inicio de la maneta, que hace palanca y por tanto se requiere más fuerza. Otras personas, para este tipo de frenada suave, utiliza el dedo corazón, dejando el índice en su posición. Eso sí, el emplear dos dedos permite regular la potencia y tener la capacidad de frenar más fuerte si la cosa se complica. En cualquier caso, con el dedo índice y el corazón tendremos toda la fuerza que necesitamos para detener la moto y seguiremos agarrados al manillar con el anular y el meñique.

En ocasiones, si la frenada lo requiere, hay gente que recurre a emplear también el dedo anular. Hay que tener cuidado con ello, pues la fuerza que se hace es mucho mayor y el riesgo de bloquear en caso de no tener ABS o de hacer saltar el ABS en caso de tenerlo es alto, sobre todo si las condiciones del asfalto no son perfectas.

Lo que no se debe hacer es frenar con los cuatro dedos, la fuerza empleada será ya excesiva, por lo que nos ponemos en riesgo y además soltaremos el manillar. Seguro que muchos lo habéis visto en chicos jóvenes que empiezan con los ciclomotores, pero no es recomendable…

Después de esto, sabrías decirnos, sin pensar mucho, ¿con cuántos dedos frenas?

Lo último

Lo más leído