Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Bridgestone Battlax T32: conoce las primeras sensaciones de nuestros lectores-probadores

Primeros kilómetros del reto Bridgestone-SoyMotero.net Battlax T32
Fotos: SMN
Ya han pasado varios meses desde que Gregorio, Ayrton, Juan Pedro, Oriol y Sergio montaran los Bridgestone Battlax T32 para afrontar nuestro Reto Bridgestone-SoyMotero.net. Además, sus Versys 650, Bandit 400, CB650R, Tracer 9 GT y CBR600R calzadas con las gomas japonesas tienen mucho que decir al respecto. Estas son las primeras impresiones.
La Bandit 400 de Ayrton

Ayrton Orube Sagredo (Suzuki Bandit 400 ’91)

Ayrton tiene la moto más veterana de los cinco elegidos y, también, uno de los históricos «molinillos» gracias a su motor de 400 cc y cuatro cilindros. Su Suzuki Bandit 400 aúlla por los pasos montañosos de Cantabria, y esto es lo que nos cuenta tras sus primeros kilómetros con los Bridgestone Battlax T32:

«Son una delicia, la sensación de seguridad que transmiten desde el primer metro es brutal. Evidentemente cuando van cogiendo temperatura, que es en poco tiempo, se nota un plus extra que te permite curvear como unas ruedas estilo racing. Al ser una gama touring tenemos el beneficio de la baja degradación con calor, lo cual es un alivio a los mileuristas como yo.»

«En aproximadamente unos 3.000 kilómetros que llevo, ha sido un 80% ir al trabajo… Pero por unas carreteras nacionales muy sinuosas, y me han sorprendido para bien. Esperaba una rueda mas dura y fría, siendo una gama touring, pero me equivocaba». 

«Los fines de semana que he salido de viaje, me he encontrado unas ruedas que te permiten circular con total tranquilidad y permitirte algún que otro desliz, sobre todo en lluvia. Es donde más me han impresionado. Ahora mismo me sería imposible volver a montar mis ruedas anteriores y salir igual de confiado.»

«Todos tenemos claro que los neumáticos son lo más importante en una moto, junto con el casco, pero no todos los aplicamos. En definitiva hasta ahora un neumático perfecto para mí, y el cual quiero probar en circuito con mi Bandit una vez entre el buen tiempo.»

Versys 650 de Goyo

Gregorio Callejo Cáceres (Kawasaki Versys 650 ’07)

Nuestro amigo Goyo tiene una moto que responde perfectamente al planteamiento de estas gomas, pero también estamos viendo que su polivalencia permite usos de lo más variados. Este segoviano nos cuenta también sus primeras sensaciones:

«La primera sensación encima de los neumáticos Bridgestone T32 es que la moto es más estable, y puedes jugar fácilmente con el manillar buscando la inclinación que quieras siendo muy progresivas a la hora de buscar los mayores ángulos tumbando la moto. Es un neumático que da buenas sensaciones en temperaturas bastante gélidas, ya que he ido a Motauros y Pingüinos aparte de la papanoelada qué hicieron en Valladolid, y perfectamente estado rodando a temperaturas bajo cero y en ningún momento he tenido ningún problema con los neumáticos.»

«El uso que le he dado estos tres primeros meses ha sido pequeños viajes en autovía desde mi población a Valladolid, y algún tramo de curvas por la zona ya que las temperaturas y el mal tiempo del invierno no me han dejado rodar. En lluvia no las he llegado a probar, pero espero en breve con la mejoría de las temperaturas poder probarlo y seguramente con el ranurado que tienen las ruedas funcionan a la perfección. Puntos a destacar es la estabilidad que te genera encima de la moto que a mi forma de ver, si buscas una conducción más sport puede ser un motivo en contra.»

«La durabilidad de momento no llego a los 2.000 km con ellas y aparentemente tienen muy poco desgaste, quiere decir qué neumático trasero me aguantará perfectamente 10.000 km bastante más qué otros neumáticos qué usado. Creo que no tiene cosas que mejorar este neumático ya que el tacto tocándolo con la mano notas qué es una goma con agarre, y a la vez la aparente durabilidad ya hace un neumático perfecto para rutear en cualquier temperatura.»

Juan Pedro sobre su CB650R

Sergio Relaño (Honda CBR600R de 2013)

En nuestro orden «cronológico» nos vamos con Sergio, madrileño y propietario de una más que interesante sport-touring. Con un planteamiento de moto diferente al que hemos ido viendo hasta ahora… ¿Cómo se comportarán las gomas?

«Las primeras sensaciones son muy buenas tras haber probado el modelo anterior. Se siente igual o incluso superior. Un aspecto positivo es que coge temperatura muy rápidamente. Vivo en la Sierra Madrileña y rápidamente tengo curvas, y aunque sea de mañana me transmite confianza.»

«Uso la moto de forma muy variada, y toco prácticamente todos los tipos de carretera y en todos los ámbitos responde muy bien, incluida la lluvia. El equilibrio es casi perfecto, pues aunque es una moto touring explorando la faceta sport, da mucho agarre y confianza. En estos 5.000 km el desgaste está siendo muy uniforme, sin signos de degradación delante y ligeramente detrás.»

«En el anterior modelo (T31) notaba mucho ruido de rodadura. En este todavía no lo he apreciado pero estaré atento. Aunque es algo más sensación personal que un factor en contra a tener en cuenta.»

Sergio en su CBR650R

Juan Pedro Gil Rosado (Honda CB650R ’19)

Nos vamos de nuevo al segmento naked, pero ahora con una moto muy actual. La Honda CB650R de Juan Pedro es una moto ideal para estas gomas. Esta es su primera valoración tras estos tres meses:

«Una rueda potente con dibujo muy agresivo. El calentamiento es muy rápido, con muy buen agarre en días de lluvia. Incluso durante la Dana que tuvo lugar en Valencia, pude rodar con confianza y sin sustos. Cuando la temperatura es buena, en dos o tres kilómetros ya puedes sacar todo el jugo al neumático.»

«He dado un uso a la moto para ir a trabajar. Las pocas salidas de ruta me han permitido ver el potencial de la goma, y cómo ha cambiado el comportamiento de la moto para bien a nivel de confianza. A destacar en estos 3.000 km que no hay desgaste, y preveo muchos kilómetros con ella. Me gustaría quizás una carcasa más picuda, que fuese más rápida al inclinar en curva.»

Oriol y su Traecer 9 GT

Oriol Ferrer Costa (Yamaha Tracer 9 GT ’21)

Nuestro último protagonista, Oriol, tiene también una moto de última hornada. Con muchísima experiencia con todo tipo de monturas, y aficionado a ritmos vivos por no decir rápidos, más cerca de conducción deportiva que touring, nos hace un auténtico relato de sus sensaciones que hay que leer de principio a final.

«Como te comenté vengo de motos de un corte muy distinto a mi actual Yamaha Tracer 9 GT, así que de primeras lo que noté fue una gran diferencia de comportamiento respecto a los neumáticos deportivos más circuiteros, con compuestos mucho más blandos que acostumbro a usar. No es diferencia para mal, sino que se nota claramente que son neumáticos más neutros, con menos balón, y no «caen solos» por decirlo de algún modo, has de «acompañar» tú la caída de la moto, la inclinación digamos, con una ligera presión constante en el manillar. En un principio era una sensación algo extraña, pero no llevas ni 4 curvas que le coges ya el punto. Es algo común en neumáticos más polivalentes. Como digo no lo considero malo, de hecho, que el neumático sea tan suave resulta hasta cómodo, como pude descubrir más tarde yendo sobre todo con paquete. Para el uso para el que están pensadas estas gomas está bien que no te inciten a buscar el límite en cada curva.»

«Tuve la suerte de montar los neumáticos y poder disfrutar de un par de semanas de buen tiempo seguidas, con lo que sin dudar ni un momento lo primero que hice fue ir directamente a las carreteras que conozco bien, buenas curvas, buen asfalto y poco tráfico. ¿Qué mejor sitio para una primera toma de contacto que en las curvas en las que se siente uno como en casa? Ahí podría ver bien el comportamiento de la moto y ver hasta donde estaban los neumáticos dispuestos a llegar, y la primera sensación la verdad que no pudo ser más positiva.»

«El lugar se trata de una carretera de curvas lentas y medias, nada demasiado rápido, para que te hagas una idea todo limitado a 50, aunque realmente llegas a ir a más del doble fácilmente en las curvas más rápidas sin estar jugándotela demasiado. Sitio perfecto para probar unos neumáticos, y más si te conoces la carretera como la palma de tu mano.»

«El primer tramo es en subida, bastante revirado, es sin duda el trozo más lento, no hay mejor forma de empezar a conocer un neumático que poco a poco, ya habrá tiempo de ir deprisa. No llevaba medio tramo que ya me sentía cómodo en la moto a nivel de estar rascando los estribos, yendo a un ritmo ágil, pero nada descabellado, dibujando las curvas suavemente sin apenas necesitar ayuda del freno, usando básicamente el freno motor. Los neumáticos no debían estar todavía ni calientes, apenas templaditos por el ritmo que llevaba y el frío que hacía, y realmente notaba que no les estaba exigiendo nada, estaban en su salsa, así iba siendo momento de subir el ritmo, no había que permitir que las gomas se durmiesen.»

«Terminado ese primer tramo, la sonrisa no me cabía en el casco. Acostumbrado a motos RR y Supermotard no esperaba que una trail con neumáticos supuestamente touring podía ser tan eficaz y hasta diría divertida, sin apenas haber hecho más de 30km de curvas, habiendo llegado a ir a ritmos probablemente criticables por la mayoría de gente de a pie. Iba a ser un buen día. La carretera cambió, era mucho más rápida ahora, todo de curvas enlazadas, bastante más abiertas que las de antes, y yo seguía probando y jugando, buscando un poco el límite y la verdad me sorprendió gratamente la capacidad de frenado que me estaban ofreciendo los neumáticos, de momento era lo más destacable, siendo increíblemente complicado hacer saltar el ABS si el firme era bueno. A esas alturas ya había visto todo lo que tenía que ver del neumático en cuanto a prestaciones en seco, se trata de un neumático al que de agarre nadie le podrá criticar nada, el compuesto es excelente y tanto en inclinaciones como en grandes frenadas y en fuertes aceleraciones a la salida de curva, se mantiene en su línea sin sobresaltar en ningún momento.»

«De comportamiento es dócil y lineal, igual de carcasa algo blanda para gusto personal, cosa que favorece enormemente el confort en marcha absorbiendo las irregularidades, pero que por el contrario te imprime peor en el manillar lo que está sucediendo en cada momento en el asfalto.»

«A pesar de eso, la excelente adherencia junto al comportamiento lineal ya comentado hace que en todo momento sientas que está todo bajo control, es un neumático nada nervioso, lo cual, si lo vas a usar para lo que ha sido diseñado, que es viajar y rutear, sin duda no te defraudará, pero una vez le empiezas a buscar las cosquillas seriamente esa neutralidad pasa un poco factura, pues te permite ir endiabladamente rápido, pero haciendo las cosas bien. Por ejemplo, no te va a permitir apurar una frenada y entrar en curva manteniendo todavía la mordida, sino que como la mayoría de neumáticos de este estilo, te obliga a anticiparte y frenar cuando toca, con la moto todavía en vertical para poder atacar la curva a la velocidad correcta, sin tener que estar todavía con tanta carga sobre el freno.»

«Evidentemente no es un defecto, sino una característica de construcción del neumático, pues recordemos que es un neumático touring que, a pesar de ofrecer un buen componente deportivo, no se trata de un neumático para ir a bajar tiempos en nuestro circuito de confianza. No está de más insistir, te permite ir muy deprisa, pero haciendo los deberes.»

«Sin destino fijo los km se fueron sucediendo ese día, todos de asfalto bueno y la temperatura fue subiendo, es de esperar que la goma en esas condiciones no fallase. Lo que empezó siendo una escapadita a desayunar y probar un neumático, acabó en Andorra, llegando de vuelta a casa ya de noche, algo cansado, con 500km en el marcador, pero todavía con la misma sonrisa que en la primera curva.»

«Al siguiente fin de semana, plan completamente distinto. Cargamos las maletas y nos fuimos dos motos de ruta, cada uno con la mujer de paquete. Sería una escapadita rápida, de una noche solo, a Andorra, para probar un poco antes del plato fuerte que sería al siguiente fin de semana. La verdad que aquí en pocos apuros puse los neumáticos por motivos obvios, ritmo ágil pero cómodo, quizá algo rápido para lo que algunos considerarían, pero lento para cualquier persona con experiencia, nada que pueda poner en jaque a prácticamente ningún neumático decente del mercado, sin embargo, si sirvió para recalcar lo ya comentado anteriormente, todo suavidad y comodidad. Nos cogió algo de lluvia durante unos 20km de curvas reviradas, la collada de Tosses para el que conozca la zona, pero a ritmos normales, nada que salga de lo esperado.»

«Pero el plato fuerte vendrá para la segunda parte de la prueba…»

Ahora es el momento de dejar a nuestros lectores-probadores que sigan disfrutando de sus Battlax T32 y, en unos meses, volveremos a hablar con ellos para que nos den sus conclusiones finales.

Lo último

Lo más leído