Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Consulta moto usada: ¿Honda VFR800X Cross Runner o Yamaha MT-09 Tracer?

Fotos: SMN
Raúl está buscando una moto de corte Sport Tourer con la que poder disfrutar los fines de semana. Tiene claro el presupuesto y también los dos modelos entre los que elegir, aunque nos pide nuestra opinión al respecto de cada uno de ellos.

Con 11.000 € de límite presupuestario, nuestro amigo Raúl anda detrás de hacerse con una moto Sport Tourer con la que poder disfrutar los fines de semana y recorrer al año sobre 5.000 kilómetros. Además quiere que la moto tenga una antigüedad máxima de entre 1 y 3 años, pero no sabe si decantarse por la Honda VFR800X Cross Runner o bien hacerse con una Yamaha MT-09 Tracer, por lo que nos ha dejado una consulta.

En primer lugar y por orden de llegada al mercado, vamos a dar un repaso a las cualidades de la Honda Cross Runner en función de la prueba dinámica que llevamos a cabo. Con un corte deportivo tanto estéticamente como en su interior, se trata de una moto con su propio estilo, funcional y ágil en marcha, aunque en parado para la gente de mediana estatura puede ser un poco compleja de manejar. Como puntos fuertes destaca un motor eficaz, un sistema de frenada efectivo y una posición de conducción cómoda, todo ello con unos acabados “made in Honda”. Eso sí, también hay que decir que en la prueba que hicimos la protección aerodinámica con la pantalla de serie no era tan eficiente como nos hubiera gustado. Eso sí, con una pantalla sobre-dimensionada habrás solucionado ese punto.

En cuanto a la Yamaha MT-09 Tracer, su corte también es sumamente deportivo, aunque más agresivo y futurista y aunque su motor es tricilíndrico, en lugar de contar con los 4 cilindros de la Honda, tiene algo más de potencia. Viene cargada de detalles tecnológicos, el control de tracción, acelerador electrónico, los modos de conducción, la convierten de lleno en una moto de referencia dentro de su categoría. En la prueba constatamos un gran nivel calidad precio, unas prestaciones lógicas y prácticas. Durante el test quedó claro el poderío mecánico de la moto, así como una posición de conducción muy confortable. En cuanto a lo que hubiéramos mejorado, el tacto del acelerador electrónico era un poco brusco y el asiento poco mullido según pasaban los kilómetros, seguramente debido a ese carácter más agresivo que mencionábamos anteriormente.

En cualquier caso se tratan de dos grandes máquinas y decidir entre ellas es realmente difícil. Lo que debes saber es que tienes la opción de conseguir dos modelos en algún caso con un año o menos, lo que siempre es una buena elección debido a la garantía y tener la tranquilidad de que sea la Honda o la Yamaha tendrás una compañera ideal de fin de semana, preparada para devorar los kilómetros.

Lo último

Lo más leído