Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Rossi vuelve a subirse a una dos tiempos, a la 500 de Eddie Lawson y en Jerez

El Yamaha Racing Heritage sigue haciendo que se nos caiga la baba
Fotos: Yamaha Racing
No es la primera vez que vemos a Valentino Rossi sobre una 500. De hecho él es el último ganador de un Mundial de 500, pero siempre es reconfortante ver al nueve veces campeón dando gas sobre una bestia de ese calibre.

Valentino Rossi sigue activo y muy vinculado a Yamaha. De hecho hace muy pocos días, tras su carrera de las 24 Horas de Le Mans de Automovilismo, lo vimos rodar en Silverstone con un buen puñado de estrellas de las dos ruedas. Ahora, para completar un mes que nos pone los dientes largos a todo, se ha presentado en Jerez para gozar al máximo de una 500 legendaria.

Se trata de la Yamaha YZR500 de 1987 que pilotó el mismísimo Eddie Lawson, un piloto con el que guarda cierta similitud más allá de ser mitos vivientes de las dos ruedas, o por haber vencido mundiales de la categoría reina con Yamaha. Lo es también porque ambos hicieron el cambio de la moto ganadora a otra que no lo era, y lograron vencer el título a la primera.

Eso sí, mientras que Lawson dejó precisamente la Yamaha (del 88) para irse con la Honda en el 89, Valentino hizo al contrario, dejó la todopoderosa RC211V para ganar con una M1 cuestionada hasta entonces.

Pero volviendo al presente, Valentino pudo gozar de esa YZR500 del 87 que ya vimos rodar a fuego en Mugello el año pasado, pero también de la R1 del WSBK que pilota Remmy Gardner e, incluso, de su propia R1.

Además de Rossi y la moto de Lawson, hubo otras motos y pilotos increíbles

A la que no se subió Valentino, cosa que sí hicieron Niccolò Bulega y Jonathan Rea, fue a la 500 de Max Biaggi. Una moto que ahora es propiedad de un afortunado al que no conocemos, pero que los pilotos de Yamaha pudieron disfrutar en el trazado gaditano como también lo hizo José Luis Cardoso con la que fuera en su día la moto que pilotó Alex Hoffman en 2002.

Además, como suele ser habitual en las reuniones del Yamaha Racing Heritage, hubo otras motos históricas en pista como alguna ex-Sarrón, ex-Caladora, otra ex-Lawson… Una auténtica lista de deseos sobre ruedas.

David Robledo
David Robledo
La pasión por las motos me viene desde la cuna. En casa la afición de la moto de mis padres, especialmente mi padre, nos hizo vibrar cada domingo y viajar a las carreras. Así que el momento de flirtear con las carreras llegó y durante un tiempo jugué a eso de ser piloto (en motocross, que no había dinero para más). Colgadas las botas y el casco llegó el paso natural, seguir en las carreras al otro lado del muro y en eso llevo desde 2007 trabajando con equipos y pilotos primero y como parte de Soymotero.net desde unos años después. ¡Siempre full gas!

Lo último

Lo más leído