Publicidad

¿Cómo es el airbag del futuro? Te lo descubrimos

Protección versátil en todos los entornos
Fotos: SMN
En los últimos años ha habido una revolución en los airbag para moto. El desarrollo de la tecnología, fruto de su uso en competición, ha permitido que estos sean asequibles y lleven la protección a otro nivel.

Aunque desde hace unos meses, la DGT parece querer meternos el airbag de moto por los ojos, y sin tan siquiera haber aclarado otras propuestas que estaba sobre la mesa como el uso obligatorio de guantes, intercomunicadores o poder circular por el arcén (y que están planteadas hace años), lo cierto es que nadie puede negar que el uso de este “nuevo” elemento supone un plus en cuanto a la posibilidades de sufrir menos lesiones en caso de accidente.

En el mercado coexisten multitud de marcas y modelos. Podemos dividirlos en dos tipos, que sería por el tipo de disparador y cómo van colocados. Según el disparador, estos pueden ser mecánicos (enganchado a la moto mediante un cable, y cuando nos separamos dispara) o electrónicos (detecta la caída mediante sensores). Y según cómo lo usemos, puede ser un chaleco externo, interno o bien que vaya integrado en la chaqueta.

Está claro que un airbag mecánico no puede ser electrónico y viceversa (hay alguno que se podría considerar híbrido, pero realmente no lo es). Por lo tanto, hay que sopesar el uso que le vamos a dar y elegir bien, ya que ambos presentan ventajas e inconvenientes. De igual forma ocurre con el tipo de airbag que elegimos a la hora de usarlo. Aquí el problema está en que no los podemos tener todos. El chaleco que va por fuera no puede ir por dentro, y ocurre lo mismo al contrario. Y si está integrado en la chaqueta y nos ponemos otra diferente, nos quedamos sin el airbag.

¿Es posible tener una prenda que nos compatibilice los tres usos y por lo tanto, nos permita flexibilidad a la hora de elegir la equipación que queremos usar en nuestros desplazamientos? Existe, y te desvelamos cómo es.

Ajuste según tu morfología

La polivalencia de varias prendas en una sola

Aunque en el mercado existen ya numerosos productos airbag, algunos como el nuevo AIRSCUD de Tucano Urbano se presentan no como un airbag típico, sino como si se tratara de una chaqueta tradicional al uso. Nos encontramos por lo tanto con una prenda fabricada en nylon Taslan, a excepción de aquellas zonas expuestas a la abrasión en cuyo caso se ha optado por nylon Oxford 500D, de gran resistencia a la abrasión.

En el interior encontramos un forro de malla 3D que facilita la ventilación, además de zonas elásticas que permiten encontrar un buen ajuste y confort cuando estamos encima de la moto. Cuenta con cuello acolchado en neopreno, ajustes en mangas en la zona de biceps y también en los puños.

Por último, destacar el uso de protecciones tradicionales en hombros y codos (D3O® T5 EVO X CE – EN1621 de Nivel 1) y espalda (CE EN 1621 de Nivel 1). Estamos por lo tanto ante una chaqueta de moto que tiene una certificación CE de Clase A, perfectamente válida para usar con seguridad en cualquier condición. Pero en este caso se incluye además, la protección extra de un airbag interno.

Airbag en modo chaleco

Ahora imaginemos que tenemos una chaqueta de invierno, y queremos usar el airbag. ¿Podemos? Por supuesto. Solamente tenemos que desmontar la mangas y contaremos con un chaleco que podremos llevar bajo nuestra chaqueta, disponiendo así de la protección adicional de un airbag de moto junto a las protecciones pasivas que ya aporta nuestra prenda superior.

Y nos vamos ahora al caso contrario, y es que queramos usar el chaleco encima de nuestra chaqueta de moto (no, no vale ponérselo sobre una chaqueta normal). El AIRSCUD seguirá siendo igual de efectivo, y sumando su protección a la de nuestra chaqueta de toda la vida. Así podremos añadir el airbag de Tucano Urbano a nuestro equipamiento, y no será necesario que tiremos todas las prendas que tenemos porque sean incompatibles.

Se puede llevar bajo una chaqueta

Seguridad innovadora y adaptativa

Hablando ya propiamente de los sistemas airbag, el de Tucano Urbano cuenta con la tecnología suministrada por el especialista In&Motion. Su ventaja es que no requiere una conexión física entre la moto y el chaleco, ya que el “cerebro” hace uso de nada menos que siete sensores para detectar el accidente: tres acelerómetros, tres giroscopios y un GPS. Toda la información recogida por los sensores se analiza a la sorprendente velocidad de 1.000 veces por segundo, supervisado todo ello por un algoritmo que aprende gracias a la experiencia de los miles de usuarios que usan prendas con tecnología In&Motion. Este algoritmo es además parametrizable en función del uso, pues se pueden elegir tres algoritmos: street, adventure o track.

Y si tenemos la mala suerte de sufrir una caída, entonces se activa el disparador que libera el aire a presión contenido en una botella. En 60 milisegundos o menos (siete veces más rápido que un parpadeo), el airbag se infla completamente aportando una protección adicional en las zonas vitales: pecho, abdomen, cuello y columna vertebral.

Otra ventaja es que, en caso de que suframos una caída y se dispare, podemos volver a activarlo y seguir contando con su protección. Esto es especialmente útil por ejemplo, en usuarios que hacen trail o están haciendo una ruta de varios días.

Espaldera con el cerebro integrado

Imaginemos que vamos de ruta trail, y en un camino sufrimos una caída y el airbag la detecta. Con otros modelos ya no podríamos volver a contar con su protección (no se pueden rearmar, hay que enviarlos al fabricante a revisar, etc), pero el AIRSCUD permite hacer una comprobación una vez deshinchado con cualquier bomba manual o en una gasolinera (se hincha a 0,3 bar comprobando costuras y que no pierde esa presión durante 5 s), y si todo está correcto, solo necesitamos acoplar una nueva botella de aire comprimido, reiniciar el equipo y seguir nuestra ruta.

Tanto el cerebro como la botella de aire van en un receptáculo situado en la espalda, que tienen una lengüeta con dos cremalleras y una ventana transparente para ver que está operativo.

Detalle de la espalda

El día a día con un sistema de airbag

Usar un airbag como el que ofrece Tucano Urbano es tan sencillo como usar una chaqueta. A través de una APP y la conexión Bluetooth, podemos saber en todo momento cuánta batería tiene el aparato y si está listo para ser utilizado. Los pasos para comprobarlo son muy sencillos, intuitivos y no nos tomarán ni tan siquiera un minuto.

En marcha y usado como prenda única se siente igual que cualquier chaqueta de moto. De igual forma, si optamos por combinarlo con una chaqueta a modo de chaleco, es como tener un forro interno. Realmente es muy cómodo, incluso teniendo en cuenta que la talla que usamos era ligeramente pequeña para nosotros. Pero a pesar de ello no nos molestó en ninguno de nuestros desplazamientos sobre la moto.

No tener que preocuparse de conexiones físicas ni similares es otra gran ventaja, sobre todo si hacemos rutas con paradas frecuentes. Por ejemplo si eres un mensajero o usas la moto para desplazarse diariamente, en la que es frecuente que te subas y bajes en varias ocasiones, no habrá miedo a estar enganchado físicamente a la moto y que se te olvide atarte y vayas sin el airbag (o desatarte).

Protecciones internas

Si sufrimos la típica caída a baja velocidad, en la que no nos separamos de la moto, un airbag tradicional mecánico no dispararía. Sin embargo, el algoritmo que en esta caso vela por nosotros, casi nos asegura que seguimos protegidos, minimizando las posibilidades de hacernos daño incluso en estas caídas que en ciudad no son para nada extrañas (deslizar al frenar de delante, por ejemplo).

Alguno dirá seguramente: es que en una ruta de varios días, si me quedo sin batería me quedo sin airbag. Correcto, pero aún así, hay que saber que el tiempo de espera estimado con una carga es de 25 horas de autonomía, pudiendo recargar el equipo por ejemplo por la noche a través de una Powerbank que lleves en tu equipaje.

Prueba AIRSCUD de Tucano Urbano

Valoración Final

Alguno puede decir que hay airbag más baratos (por favor, no de Aliexpress, que hablamos de proteger la vida). O que con una chaqueta tiene protección de sobra. Seguramente no nos pondremos de acuerdo. Pero si estamos pensando en comprar una chaqueta de gama media, tendríamos muy claro que por 399 euros (chaleco + 99 euros las mangas) o 479 euros (chaqueta completa), la opción de que el AIRSCUD nos incluya el airbag es más que interesante y que deberíamos valorar muy seriamente).

A partir de aquí, deberemos sopesar si alquilamos o compramos el sistema airbag, y qué tarifa o plan nos interesa más, entre los que se ofrecen.

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

Harley-Davidson Pan America 2024

Harley-Davidson Pan America 1250 2024

A | 20.900 € | 245 kg | 150 CV
Harley-Davidson Street Bob 114 2024

Harley-Davidson Street Bob 114 2024

A | 19.100 € | 297 kg | 94 CV
Harley-Davidson Sportster S 2024

Harley-Davidson Sportster S 2024

A | 19.200 € | 228 kg | 122 CV