Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Las 9 marcas de motos españolas que aún se fabrican en 2022

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?
Fotos: SMN
Hubo una época en la que los nombres de Bultaco, Lube, OSSA o Soriano resonaban en la cabeza de los moteros. Marcas de motos españolas míticas que, por desgracia, acabaron desapareciendo poco a poco. Cualquiera diría que en 2022 ya no quedan marcas españolas, pero en SoyMotero queremos recuperar el orgullo patrio y hemos listado las marcas de motos españolas (con motor de combustión) que aún existen y se fabrican en la actualidad. Y ojo que hay sorpresas.

Resulta curioso como España, un país donde el ciclomotor es el rey de las ventas de dos ruedas, haya tantos y tan buenos pilotos. Pero todo tiene su explicación y es que en nuestro país ha habido muchos pilotos que sirvieron de inspiración -Ángel Nieto, Sito Pons, Jorge Martínez Aspar, Champi Herreros…- para los que vinieron detrás. Pero también hubo grandes marcas de motos españolas que apostaron por unos talentos en ciernes e impulsaron su carrera en el motociclismo.

Hablamos, como no, de las Bultaco, Derbi, Montesa y de OSSA en menor medida. Y es que como dijo el gran fundador, Paco Bultó, «las ventas siguen a la bandera a cuadros». Y así fue. El desarrollismo español, junto a la popularidad y el bajo precio de motos y ciclomotores impulsó las ventas. Así, un buen número de empresas españolas se lanzaron a construir ya fueran sus propias motos o modelos bajo licencia de marcas extranjeras. Eran buenos tiempos, con ingenieros en primera línea como el legendario Antonio Cobas.

Fuimos grandes, no cabe duda pero… ¿Qué queda de todo aquello? ¿existen hoy en día marcas de motos españolas? Bueno, de las cuatro mencionadas arriba dos todavía existen (Derbi y Montesa) y otra sobrevive como marca de ropa (Bultaco). A continuación vamos a hacer un pequeño gran repaso a las 9 marcas de motos españolas (con motor de combustión) que aún se venden hoy en día. Ojo que prometemos sorpresas.

9. SHERCO

Sherco, una marca de motos mitad española y mitad francesa que fabrica modelos de enduro y motocross muy cotizados

Fundada en 1998, Sherco (acrónimo de Sherpa y Company) es una empresa francesa de motos off road que, aunque no lo creas, tiene su parte española. Y es que la empresa cuenta con dos fábricas en activo, una en Nimes (Francia) y otra en Caldes de Montbui (Barcelona), donde se construyen las motos de trial de Sherco y que constituyen su mayor volumen de negocio.

Su fundador, el ex piloto francés Marc Teissier, compró los derechos de Bultaco con la idea de crear motos de trial aprovechando su nombre. Las primeras motos se llamaron Bultaco Sherco, pasando poco después a ser conocida como Sherco by Bultaco y ya en 2001 Bultaco desapareció por completo. Sherco se ha convertido en una de las mejores marcas de motos off road del mundo (con ingenieros y ex pilotos españoles en su organigrama) y el hecho de que sus motos de trial se fabriquen en Barcelona hacen que, en nuestro corazón, la consideremos también una marca de motos española.

8. RIEJU

Rieju, una de las marcas de motos españolas que aún perdura desde sus comienzos en 1934

Fundada en 1934, la historia de Rieju es la de la marca de motos españolas más longeva de la actualidad (si no contamos a Derbi -1922-, actualmente en manos italianas). Aquel ya lejano año, Luis Riera Carré y Jaime Juanola se juntaron para crear Rieju, acrónimo que viene de la unión de sus apellidos (Riera y Juanola). Desde entonces hasta hoy, tres generaciones de esta empresa familiar española han ido adaptándose a los tiempos para seguir ofreciendo motos propias como siempre.

Así, en Rieju siguen fabricando las partes más «críticas de nuestras motocicletas» usando las «últimas tecnologías y maquinaria de vanguardia», tal y como nos explican en su web. En España cuentan con tres líneas de montaje donde se ensamblan 25 de los 27 motos de Rieju en la actualidad. Además de un gran almacén de recambios, que nutre a 20 países, y dos filiales en Reino Unido e Italia. Y entre esos recambios, también los hay de motos históricas de Rieju… Quizás una de las pocas marcas históricas que ha sido siempre 100% española.

7. RAV-RIDERS

Rav Riders fabrica minimotos pero no por ello deja de ser una marca de motos españolas

Rav es una marca de monimotos 100% española que fabrica un único modelo (antes fabricaban también dos MiniGP): la Rav Naked R que puedes ver sobre estas líneas. Una minimoto muy popular y que pilotan desde niños a adultos de todas las edades en varios campeonatos a lo largo y ancho de toda España. La moto, que tiene un precio de 3.636,36 euros (más IVA) cuenta con un motor monocilíndrico de 222 cc y 4 tiempos, chasis multitubular, horquilla delantera invertida, suspensión trasera con mono-amortiguador hidráulico ajustable… Una minimoto de competición 100% española de las que ya prácticamente no quedan.  

6. MONTESA 

Montesa, una de las marcas de motos españolas más legendaria, aún fabrica sus modelos en Barcelona

¡Viva Montesa! La historia de las motos españolas no se puede entender sin hablar de Montesa, la marca fundada por Pere Permanyer y Paco Bultó en 1944. Desavenencias entre ambos hicieron que Bultó se marchara de la empresa en 1958 a fundar Bultaco, pero esa es otra historia…

En 1945 presentaron su primer prototipo, la Montesa A 45 que sería la base de sus primeros modelos. De hecho, en noviembre de aquel año comenzaron a escribir su larga y brillante historia en el mundo de la competición participando con seis A 45 en el ‘Primer Premio Motociclista de Montjuic’. Cuatro de ellas coparon los cuatro primeros puestos de la categoría de 100 cc… Desde entonces los éxitos no pararon de llegar, al igual que nuevos modelos, con la Montesa Brío 90 de 1953 como uno de los más destacados.

La marcha de Paco Bultó no afectó a Montesa, que siguió teniendo buenas ventas con modelos tan exitosos como la Montesa Impala de 1962. Montesa comenzaría entonces a explorar un camino desconocido entonces y que, a la postre, le permitió sobrevivir a Bultaco: las motos de trial. Así surgió la Montesa 250 Trial en 1967 (de la que solo se fabricaron 44 unidades) y en 1968 la Montesa Cota 247, un nombre que perdura hoy en día más de 50 años después a pesar de la absorción por parte de Honda en la década de los 80.

Hoy en día Montesa Honda está en manos japonesas, pero su nombre sigue dando vida a las motos de trial de la marca, las Montesa Cota. En su fábrica de Santa Perpetua de la Mogoda (Barcelona) se siguen fabricando todos los modelos de Cota además de la Montesa 4RIDE y la Honda RTL. Y por muchos años más… ¡Vivan las motos españolas!, ¡Viva Montesa! ✌

5. MITT

MITT, una marca de motos españolas que vende scooters y motos como esta 440 MB Custom

MITT es una marca europea de motos con una importante participación española por parte de Jets Marivent, su distribuidora para España. Con más de 30 años de historia, MITT tiene una amplia oferta en su catálogo, desde scooters (los últimos, el MITT Alpha 125 y el MITT 125 GT-MAX) a motos de tipo scrambler, sport, custom o adventure.

Tal y como nos reconocen en su web, MITT «representa una alternativa europea, inteligente y moderna a marcas tradicionales». Sus bajos precios y su alto nivel tecnológico y de acabados hacen que MITT sea una de las marcas de motos europeas/españolas más demandadas de la actualidad.

4. MH MOTOR HISPANIA

MH MotorHispania es una marca sevillana de motos españolas que vende modelos como su Bogga Rocker 125

En 1938, el empresario italiano de origen judío Oscar Rava llegó a Barcelona huyendo de la dictadura fascista de Mussolini. En los años treinta del siglo pasado, Rava había sido colaborador de Vincenzo Lancia, el fundador de Lancia y directivo de Fiat. Con sus conocimientos y contactos, logró fundar en 1942 en Barcelona Motorhispania, que en un principio se dedicó a importar coches Lancia. La poca demanda hizo que pronto Rava ampliara sus miras a bicicletas y motos. Así, en 1943, nació la Moto Guzzi Hispania 65 cc. Una moto asequible y fácil de conducir para aquellos tiempos de posguerra.

En alianza con Moto Guzzi, Motorhispania comenzó a fabricar sus motos en la Diagonal de Barcelona bajo licencia. Fue entonces cuando se asoció con la empresa Sevillana ISA (Industrias Subsidiarias de Aviación) para el suministro de componentes de calidad. A partir de ahí comenzaron a llegar más éxitos como la Guzzi Lario 110, Guzzi 49, Dingo 49, Dingo 75, o la mítica Cangurito.

En 1972, Motorhispania queda en manos de ISA y se traslada a Sevilla. La empresa aeronáutica se dedicará pocos años después, con la experiencia adquirida, a fabricar sus propias motos, ya que en 1978 rompe con Moto Guzzi y la marca se renombra a MH Motorhispania. En 1988, la familia Gallego compra la empresa y desde entonces permanece bajo su control, produciendo motos y scooters con ADN sevillano como la MH Bogga Rocker 125

3. GASGAS

GasGas, una de las marcas de motos españolas que sobreviven en la actualidad con motos como esta EC 350F

Entre las marcas de motos españolas actuales no podía faltar GasGas. Actualmente pertenece a Pierer Mobility, o lo que es lo mismo, el grupo KTM. Pero antes, la marca pasó por un montón de vicisitudes desde su creación allá por 1985 de manos de Narcís Casas y Josep Pibernat. Ambos tenían un concesionario de motos de Bultaco desde 1974 llamado (adivinen) ‘Gas Gas’. Tras la quiebra de Bultaco en 1980, se quedaron sin motos que vender y decidieron importar motos de la italiana SWM… Que también quebró. Lejos de desanimarse, decidieron embarcarse en la creación de motos de trial propias, tomando primero como base una SWM Guanaco. Así, en el Salón del Automóvil de Barcelona de 1984 presentaron su primer prototipo. Y en 1985 su primer modelo propio, la Gas Gas Halley con 200 unidades fabricadas.

Desde entonces su crecimiento ha sido imparable. GasGas se convirtió en una referencia en el mundo del trial con campeones como Adam Raga o Jordi Tarrés llevando sus motos. El éxito hizo que compraran la mítica OSSA en 2014… Sin embargo, en 2015 la fuerte crisis que atravesó Gas Gas hizo que estuviera a punto de desaparecer. Torrot la rescató de la quiebra, pero no por mucho tiempo, ya que en 2019 fue comprada de nuevo por KTM, resucitando así su actividad y proyección internacional… Y en 2022 GasGas volverá a España con una nueva fábrica en Terrassa (Barcelona) para ensamblar de nuevo las motos de trial de la marca. Buenas noticias, sin duda, después del traumático cierre de la fábrica de Salt (Girona).

2. DERBI

Derbi, una de las marcas de motos españolas míticas, ahora forma parte del Grupo Piaggio

En nuestro repaso a marcas de motos españolas que aún se fabrican no podíamos olvidarnos de Derbi. Una de las más grandes y más míticas de toda nuestra historia, conocida por sus ciclomotores y motos pero también por sus éxitos en la alta competición. Con motos Derbi fueron campeones del Mundial de Motociclismo pilotos españoles tan ilustres como Ángel Nieto, Champi Herreros, Jorge Martínez ‘Aspar’, Álex Crivillé o Marc Márquez.

Fundada en 1922, este 2022 celebrará sus 100 años de vida… Aunque un tanto en horas bajas, con la producción en mínimos. Actualmente forma parte del Grupo Piaggio, que la compró en 2001 y la ha ido reposicionando con los años a una marca especializada en motos off road, tanto de enduro como de supermotard. Hoy en día apenas cuenta con cuatro motos en su catálogo, así que crucemos los dedos con que su centenario le acabe dando un más que necesario impulso.

1. MACBOR

Macbor Montana XR5, una moto con sabor español

Macbor es la heredera de Motos Bordoy, de hecho en su web se definen como «hijo de Bordoy.  Mac es ‘Mc’ y Bor es ‘Bordoy’. Lo que ves es lo que es. Macbor nace de una vocación familiar motera de más de 50 años», nos aseguran. Y así es, aunque Macbor es un poco más joven, ya que fue fundada en 1999 y lanzó sus primeras motos en 2000.

Desde entonces se ha posicionado como una marca de motos españolas accesibles y económicas que no pierden de vista la calidad y la atención al cliente. Y es que no hay que esconder que Macbor produce sus motos en Asia. Pero también que todos sus modelos se construyen bajo sus especificaciones y con un control de calidad que incluye personal de Macbor en las fábricas supervisando todo el proceso. Así han llegado motos tan interesantes como la Macbor Montana XR5, una trail con la que mira de tú a tú a otras marcas con más historia. Pero sin duda que la historia de Macbor tiene muchos más capítulos apasionantes por venir.

Lo último

Lo más leído