Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Honda CBX1000 Aspar: sabor a MotoGP

Así es la preparación de Bolt Motor
Fotos: Bolt Motor
El tetracampeón y patrón del Aspar Team tiene un nuevo 'juguete'. Se trata de una preparación muy especial partiendo de una Honda CBX1000 de 1981 pero con muchos detalles y componentes que llegan desde MotoGP.

A estas alturas de la vida pocas presentaciones necesita Jorge Martínez “Aspar”, una de las figuras más relevantes del motociclismo nacional y no sólo por los cuatro títulos mundiales que atesoró en su época de piloto sino por ser el propietario de uno de los equipos más potentes del Mundial de Motociclismo y también del FIM JuniorGP (ex FIMCEV) y el ESBK. Pero hoy su nombre nos llega con algo que no tiene que ver con la competición sino con una preparación brutal que han creado para él desde Bolt Motor Co.

Como bien indica el nombre, la moto desde la que comenzaron a trabajar es una veterana Honda CBX1000, toda una bestia de 6 cilindros y 24 válvulas que en 1981 era capaz de ofrecer la impresionante cifra de 105 CV. Puede que hoy en día no suene a mucha potencia, pero por aquél entonces las 500 de GP daban cifras ligeramente superiores para un conjunto, eso sí, más ligero que el de la CBX.

El motor y los seis escapen destacan junto con el resto de componentes

Lo más interesante de esta preparación es que a pesar de todas las modificaciones, algunas muy importantes como veremos ahora, la moto no ha perdido su esencia y a simple vista se ve rápidamente que estamos ante una CBX1000. Quizás parte de la “culpa” la tiene en que conserva el depósito original y el chasis. Además, el optar por un faro delantero moderno pero que sigue siendo redondo le permite conservar el carácter. Y hasta aquí las modificaciones livianas porque a partir de ahora llega la caballería y es que muchos de los elementos que incorporan vienen directamente de MotoGP.

Como bien sabrás, Aspar tuvo equipo en la categoría reina hasta finales de 2018 y viendo la lista de piezas queda claro que algo de material se ha reutilizado. Lógicamente llama la atención la horquilla delantera firmada por Öhlins, que procede de la Aprilia de MotoGP (entendemos que de la era Open). Pero hay más y es que aunque pasa desapercibido, el basculante trasero también está donado por la Aprilia al igual que el impresionante sistema de frenado firmado por Brembo y que incluye las pinzas de litio. Tampoco hay que pasar por alto los latiguillos metálicos Goodrige ni, por supuesto, las llantas de magnesio forjado que también provienen de la misma moto.

Aunque el colín es pequeño, cuenta con asiento para el pasajero

A pesar de su estética, en la que destacan la bandera a cuadros, el número 5 y el logo de Aspar y aunque el subchasis se ha recortado, sigue siendo una moto biplaza, con su asiento para el pasajero y las estriberas. En cuanto al motor, se ha revisado pero se ha dejado la configuración original, lo que no son originales son los seis escapes que, fabricados a mano, nos recuerdan también a los de MotoGP gracias tanto a su forma como a la rejilla que encontramos en su parte final y que en uno de ellos llega el nombre del piloto de Alzira. Por cierto, los mandos, como no podía ser de otra manera también se han sustituido y modernizado al igual que lo ha hecho el panel lo que termina de darle una estética demoledora y convierte a la clásica en una moto para disfrutar al máximo 40 años después de ser fabricada.

Lo último

Lo más leído