Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

BMW S1000XR 2015: la anti-Multi

Fotos: EICMA/BMW
BMW amplía su familia trail con una novedosa montura deportiva asfáltica impulsada por la mecánica tetracilíndrica de la S1000R y la mayoría de los gadgets electrónicos disponibles actualmente por la firma alemana.

Será el producto estrella, la nueva “anti-Ducati Multistrada”. Se trata de la versión maxi-trail asfáltica de la S1000RR. Según BMW, el motor, un tetracilíndrico heredado de la Roadster S1000R entrega 160 CV a 11.000 RPM.

El peso del conjunto se cifra en 228 kg en orden de marcha y con el depósito de 20 litros lleno, unas cifras contenidas para una moto de estas características. Siguiendo las lineas de sofisticación técnicas actuales, la nueva S1000RX cuenta con un gran apartado electrónico pensado para facilitar la conducción y dotar de sistemas de seguridad activa al vehículo.

Cuenta con dos modos de conducción de serie, para agua y asfalto, aunque se pueden añadir otros dos gracias a la opción Pro, que también ofrece las posiciones “Dinamic” y “Dinamic Pro” así como el DTC y el ABS Pro. Además ofrece de serie el sistema de control de estabilidad ASC (Automatic Stability Control).

Cuenta con suspensiones de mayor recorrido y mayor equipamiento rutero. Llama la atención el grupo óptico delantero simétrico, algo raro teniendo en cuenta que siempre lo han defendido como seña de identidad diferencial frente a la competencia.

La parte ciclo no podía quedarse atrás con respecto a la competencia y es por ello que además de mejorar el chasis con la incorporación de un nuevo bastidor que emplea el motor como autoportante y además recurre a metales menos pesados, cuenta con unas suspensiones pensadas específicamente para este modelo. De manera opcional el sistema de suspensiones se ve seriamente mejorado gracias *Dynamic ES*A (Electronic Suspension Adjustment), la cada vez más empleada suspensión controlada de manera electrónica.

Obviamente un modelo de estas características no puede dejar de lado el sistema de frenado, que incluye de serie el ABS y deja como opcional el ABS Pro, que va un paso más allá en cuanto a prestaciones se refiere y está diseñado para ofrecer una mayor estabilidad de la moto en frenada haciendo que la conducción sea más estable.

Lo último

Lo más leído