Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

El Circuito de Navarra se prepara para una remodelación espectacular

El trazado navarro, ahora privado, acomete su primera gran reforma
El Circuito de Navarra, propiedad y gestionado por MotorSport Vision, va a ser sometido a una gran reforma en dos fases que busca mejorar el trazado y la seguridad.

Hace poco más de un año, MotorSport Vision se hacía con la propiedad del Circuito de Navarra. La empresa británica, propietaria de pistas míticas como Brands Hatch o Dontington Park entre otras, veía negocio donde hasta el momento solamente había deudas. Tras más de 10 años en los que se habían acumulado pérdidas por valor de 28 millones que asumía la Comunidad Foral de Navarra, MSV estaba dispuesta a ponerse al timón de un barco que parecía naufragar.

El proyecto de la empresa británica era esperanzador para el trazado, pues incluía el reasfaltado que ya empezaba a ser urgente en algunas partes del circuito. Sin embargo, acaban de anunciar que ese reasfaltado va a ir mucho más lejos y que el Circuito de Navarra va a ser sometido a una gran remodelación en dos fases durante este 2024 para dar un salto de calidad.

Las obras se llevarán a cabo en dos fases

El proyecto de remodelación es ambicioso pero, además, desde MSV han tenido en cuenta los calendarios de competición y los momentos de mayor uso para intentar que estas mejoras afecten lo menos posible a la agenda. Ese es el motivo por el cual se llevará a cabo en dos fases, la primera de ella ya está en marcha y concluirá para mediados de marzo. La segunda fase arrancará en junio y acabará a finales de agosto, una época en la que estiman que la actividad es menor que en primavera y otoño.

Las reformas del Circuito de Navarra

Como decíamos, la primera fase ya está en marcha y esta incluye el reasfaltado de zonas críticas en lo referente a los baches que han ido apareciendo. Desde antes de la línea de meta hasta la curva dos y desde antes de la curva cinco hasta la siente.

También en ese espacio que lleva de la curva cinco hasta la siete verá como se modifica la curva seis, que será ahora más rápida. Esto conllevará un cambio también en la zona de escapatorias y drenaje, que también se mejorarán en otras partes del circuito.

Ya en la segunda fase llegará el momento de gran cambio del trazado y es que pasará de los 3,9 kilómetros actuales a 4,3. Para ello, la segunda parte del circuito sufrirá una gran modificación con una nueva recta tras la curva 10 a la que luego llegará una sección de curvas fluidas y rápidas, acabando con la parte más lenta actual.

El trabajo ya ha comenzado

A todo esto hay que sumar la instalación de paneles luminosos EM de señalización, además de la mejora del circuito cerrado de televisión. Con todos estos cambios, el Circuito de Navarra conseguirá dar un paso adelante que contrasta mucho con la decadencia que, por otro lado, vivimos en otros circuitos de España.

Lo último

Lo más leído