Publicidad

Prueba Ducati Diavel 1260 S 2019: Power Naked

Fotos: Ducati
Ducati renueva su "maxi-naked" con leves cambios externos pero muchos internos, heredando también el bicilíndrico de distribución variable ya visto en la XDiavel y la gama Multistrada 1260. La Superbike Cruiser de Ducati mejora su funcionamiento para seguir siendo más intimidadora, espectacular y deportiva que nunca.

La segunda generación de la Ducati Diavel se presentó en sociedad en la última edición del Salón EICMA de Milán y ahora la hemos probado en su presentación internacional dinámica realizada en Marbella. Atrás queda ya aquella primera generación Diavel (2011-2013) y el restyling recibido hace 5 años.

La Diavel sigue siendo una moto difícil de encasillar y sin competencia, un modelo con la tecnología de una superbike, imagen cruiser y deportividad naked, toda una “muscle-bike” de armas tomar. La anchura de su neumático trasero (240 mm) en conjunción con el asiento de una pieza con las ópticas traseras “incrustadas” debajo y el portamatrícula flotante siempre han hecho de su zaga una seña de identidad inconfundible.

Respecto a la anterior Diavel (2014-2018), la nueva máquina se mantiene fiel al diseño original, ahora con un depósito estrechado, tomas de admisión más integradas, paneles laterales de aluminio y estriberas de pasajero en la parte inferior. Óptica y motor heredados de la Ducati XDiavel (el de la gama Multistrada 1260 también es DVT pero no lleva la bomba de agua entre los cilindros), conjunto chasis/subchasis portante/basculante nuevo, geometrías revisadas, ergonomía optimizada y electrónica evolucionada son otras de sus actualizaciones. El asa de pasajero es extensible y se encuentra oculto bajo el colín.

Los 3.200 € extra (23.590 €) de la versión S se deben a la incorporación de suspensiones Öhlins (horquilla invertida de 48 mm y amortiguador multirregulable), pinzas de freno delanteras Brembo M50, cambio semiautomático (up & down), bomba de freno delantera radial PR16/19, llantas mecanizadas, asiento con doble tapizado, luz de día LED, carrocería en color negro opcional y sistema de conectividad Bluetooth DMS. Respecto a esta última característica, ya puedes sincronizar tu teléfono con la moto vía APP para visualizar la información en el display y manejarlo desde las piñas, además de compartir rutas con otros usuarios o configurar parámetros específicos de la moto desde tu smartphone.

El resto de la electrónica, al igual que el propulsor, se comparten en ambas versiones, disponiendo así de triple modo de conducción (Urban, Touring, Sport), plataforma inercial IMU Bosch 6D, control de tracción (8 niveles, desconectable), control de velocidad, control anti-caballito (8 niveles, desconectable), control de salida (3 niveles), ABS en curva (3 niveles, desconectable) e iluminación full-LED. Intermitentes autocancelables, llave de proximidad, instrumentación TFT a color de 3.5”, piñas retroiluminadas y neumáticos Pirelli Diablo Rosso III completan el conjunto.

Ahora, el motor bicilíndrico Testastretta abandona el anterior 1198 y pasa a cubicar 1.262 cc, doble bujía por cilindro y distribución variable. Este sistema de distribución es capaz de ajustar continuamente el trabajo de las válvulas, al actuar de forma independiente en el árbol de levas de admisión y el de escape. El sistema optimiza las prestaciones del motor en todo momento y en todo el rango de revoluciones, además de ganar potencia, suavizar la entrega de la misma, aumentar el par motor y reducir el consumo. Ducati declara 159 CV a 9.500 rpm con 129 Nm a 7.500 rpm, y cuenta con embrague hidráulico asistido antirrebote.

El 90% de las piezas de la Ducati Diavel S 2019 son nuevas

Diablo sobre ruedas

Lo primero que llama la atención de la Diavel, además de su imagen, es la capacidad de adaptarse a la talla de cualquier usuario, independientemente de su estatura. Asiento bajo (a 78 cm del suelo), manillar ancho y estriberas centradas crean un triángulo ergonómico “universal” concebido tanto para los más altos como para los más bajitos, un buen compromiso. Vas más relajado que en una Monster 1200, pero menos que en la XDiavel.

Ducati nos preparó una ruta revirada por el sur, con centro de operaciones en Marbella, pasando por Ronda-El Burgo-Coín-Mijas y regreso al hotel. La primera sensación que te otorga el nuevo motor DVT es una mayor suavidad y refinamiento, manteniendo la contundencia y endiablada aceleración con la que puede obsequiarte esta moto. El tacto general ha ganado enteros, y ahora hay más par hasta las 8.500 rpm, su rango de uso habitual por carretera. El cambio semiautomático de la 1260 S funciona muy bien, es preciso, rápido y realmente adictivo, ya sabes: sólo usas la maneta izquierda para salir desde parado.

Además del diseño y el motor, el tercer pilar de la Ducati Diavel S 2019 es su sorprendente comportamiento y agilidad en tramos revirados. Si con la anterior generación ya sucedía, la nueva mejora aún más. Sobre el papel una moto tan larga, con un neumático trasero tan ancho y con una distancia entre ejes aumentada 7 cm (ahora 1.600 mm) difícilmente podría ser nuestra aliada en curvas pero, nuevamente, Ducati ha obrado el milagro.

El motor de la Ducati Diavel S 2019 se ha retrasado y las geometrías son más agresivas que su antecesora

En esta ocasión el motor se ha retrasado, reduciendo también el lanzamiento (27º) y el avance (120 mm). Además, la curvatura de la goma trasera, específicamente desarrollada por Pirelli para esta moto, nada tiene que ver con las planas típicamente custom que se ven por ahí, consiguiendo un comportamiento “casi-naked”. A baja velocidad han minimizado esas sensación de “torpeza relativa” que tenía antes, mientras que en conducción deportiva ha ganado manejabilidad, siendo inevitable rozar con las estriberas en el asfalto a poco que te “calientes”, dada la extraordinaria confianza que provoca su parte ciclo, apoyada en las tremendas suspensiones Öhlins: acuérdate de apoyarte sólo con las puntera de las botas en las estriberas si no quieres tener sustos. Con algo de decisión, en carretera abierta rápidamente le coges el gusto a apoyarte fuerte en el manillar para hacer cambios de dirección más rápidos de lo que crees. No en vano declara una inclinación máxima de 41º, algo inédito en una moto de semejante porte y con 244 kg llena.

El pack electrónico de la Diavel está a un nivel altísimo, sólo superado por la Panigale V4 S, y, como suele ser habitual en motos de última generación, cada modo de conducción lleva asociado un nivel de funcionamiento de las ayudas a la conducción acorde a esa elección, haciéndolas más o menos intrusivas. Por ejemplo, en modo Sport el ABS funciona en nivel 2 (intermedio) mientras que en modo Urban/Touring pasa al nivel 3 (más intrusivo). El nivel 1, seleccionable manualmente accediendo al ingente menú principal de la moto, permite desconectar el sistema en la rueda trasera para poder hacer “picotas” tipo Emilio Zamora, algo que sólo queda en manos de un auténtico stuntman, desde luego. La frenada de la doble pinza delantera M50 es la mejor garantía de que todo se mantendrá bajo control independientemente de la apurada de frenada a la que queramos someter a nuestra “mega-Monster”.

Instrumentación TFT a color en la Ducati Diavel 1260 S 2019

Otro de los “gadgets” más curiosos de la Diavel es la posibilidad de maximizar su aceleración en salida parada al más puro estilo dragster. Desde el botón DPL de la piña derecha seleccionas uno de los tres niveles de respuesta del sistema para que, acelerando a tope en parado con la primera insertada, puedas soltar embrague de golpe sin levantar la rueda delantera y catapultándote al infinito sin miedo a derrapar tras transmitir toda la potencia al suelo: ¡agárrate fuerte!

Packs de accesorios

Como en toda Ducati que se precie, el catálogo de accesorios es numeroso y diseñado específicamente para la Diavel, destacando el escape Termignoni o las piezas de aluminio firmadas por la prestigiosa Rizoma, pudiendo potenciar su lado más turístico o deportivo según el gusto de cada propietario. Al margen de las piezas sueltas, existen 3 kits de piezas que dan un toque homogéneo y personal a esta moto:

  • Pack Urban (850 € + IVA): tapas de líquidos y retrovisores de aluminio, sistema antirrobo.
  • Pack Touring (1.250 € + IVA): maletas laterales semirrígidas extensibles (18 l. cada una), puños calefactables, respaldo de pasajero y parabrisas.
  • Pack Sport (1.850 € + IVA): guardabarros trasero de carbono, tapa del depósito de aluminio mecanizado y llantas forjadas.

Trasera de la Ducati Diavel 1260 S 2019

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

Harley-Davidson Sportster S 2024

Harley-Davidson Sportster S 2024

A | 19.200 € | 228 kg | 122 CV
Morbidelli C1002V 2024

Morbidelli C1002V 2024

A | 9.990 € € | 268 kg | 88,4 CV
Ducati Monster 2024

Ducati Monster 2024

A | 12.490 € | 188 Kg | 111 CV