Publicidad

Prueba guantes Seventy Degrees SD-R11, unos ideales deportivos de invierno

Fotos: JMªA
Combinar un guante deportivo con uno de invierno no es fácil. Seventy Degrees lo ha conseguido en sus R11: ofrecen tacto y protecciones de deportivo, pero buena capacidad de abrigo y son impermeables en caso de lluvia. Perfectos para usar en conducción alegre con clima fresco y húmedo.

Los guantes Seventy Degrees R11 están encuadrados dentro de la línea “Racing” del fabricante español, pero se trata más bien de unos guantes de sport-turismo para climas frescos o ambiente invernal. Su sobria decoración (negros) ya da pistas sobre su finalidad, la de ser un guante práctico, cómodo y seguro. Parece sencillo pero a la hora de la verdad no todos los que lo pretenden lo consiguen… Como veremos, estos Seventy, sí: nos han gustado mucho como opción de uso en invierno después de unas semanas de prueba con tiempo de lo más variado.

Probamos los guantes Seventy Degrees SD-R11

Piel y protecciones

Estos Seventy R11 están realizados exteriormente en una suave piel bovina con refuerzos de piel nobuk por la parte interior. Una pieza refuerza la parte interior del pulgar hacia la palma (resistirá mejor el paso del tiempo pues ahí apoyamos sobre el puño de la moto). Otra pieza se extiende desde la protección de plástico rígido de la palma, sube hasta el meñique por el lado exterior (protección para caso de caída con deslizamiento sobre el lado de la mano). Y luego está reforzada la zona interior de los nudillos.

Probamos los guantes Seventy Degrees SD-R11

Los guantes son largos y aunque la estética no sea cien por cien racing sí que tienen ese aire deportivo. Cuentan con más protecciones: la más espectacular es la exterior de los nudillos, rígida y en fibra de carbono a la vista. Ya hemos visto las demás interiores, los dedos cuentan con doble almohadillado para proteger las falanges y por último hay otro acolchado en la muñeca (por dentro).

Probamos los guantes Seventy Degrees SD-R11

Membrana y forro polar

La suave piel exterior se combina con un no menos suave forro interior en PolarTherm con Thinsulate. Esto asegura una excelente capacidad de abrigo: no llegamos a probarlos en condiciones de máximo frío, pero sí a unos grados bajo cero y sin usar nada más (sotoguantes, nuestra forma de combatir el frío extremo) no llegamos a sentir las manos frías.

Probamos los guantes Seventy Degrees SD-R11

Además del forro polar, Seventy usa una membrana WinterTex entre éste y la parte exterior de piel. Con ella además de ayudar al forro (parando el viento) también evitará que llegue la humedad a nuestras manos en caso de lluvia, permitiéndonos a cambio transpirar y evitar sensación de agobio. Cuando nos pilló el agua en marcha con ellos puestos mientras los probábamos, no llegaron a calar: la membrana funciona bien.

Excelentes para invierno en carretera

En verano no me gusta usar guantes “demasiado” ligeros (poco seguros) y prefiero un guante deportivo largo, aunque no exageradamente racing. En invierno no me gusta pasar frío en las manos pues te deja “inutilizado” un buen rato allá donde vayas, pero nunca he soportado los guantes demasiado gruesos y rígidos. En moto es vital tener movilidad en las manos porque no poder dar un bocinazo, ráfaga, o frenar a tiempo puede separar la anécdota o susto de algo peor.

Probamos los guantes Seventy Degrees SD-R11

Por eso un guante como este Seventy Degrees R11 me gusta, y si está tan bien resuelto como éste, me encanta. Tiene su estilo deportivo, sí, pero realmente es un guante “sport”, o si quieres uno de turismo con más protecciones (bienvenidas sean). La suave piel, las numerosas zonas flexibles, y el buen hacer de Seventy con los patrones y las costuras (su sistema Pro Curve) hacen que no limite nada tu movilidad, y los sentí perfectos de comodidad desde el primer minuto.

Probamos los guantes Seventy Degrees SD-R11

El cierre con velcro de calidad en la muñeca es perfecto para evitar que salga despedido, y la parte final es muy ancha con lo que puedes ponértelos por encima de la chaqueta (mi firma favorita de llevarlos siempre). El velcro final permite que ese ajuste sea también ceñido (si quieres) para que no se cuele nada de aire (o agua) y frío. Con suficiente abrigo para nuestro clima, salvo en momentos puntuales de “ola polar” cuando quizás sirvan tal cual o quizás necesites un sotoguante de ayuda, con buena movilidad, cómodos, bien protegidos… Sí, un guante excelente y además a un precio muy bueno.

  • Precio: 83 euros
  • Tallas: S-M-L-XL-XXLXXXL
  • Colores: negro (probados)

Probamos los guantes Seventy Degrees SD-R11

Valoración Final

Personalmente es el tipo de guante que considero ideal en invierno: para empezar y como punto necesario mantienen las manos calientes y secas. Pero eso no es suficiente, pues lo hacen sin renunciar a tener buen tacto (no vas “vendido” como con guantes más gruesos), son realmente cómodos. Y además ofreciendo una buena protección, casi al nivel de un guante deportivo de circuito. Además el discreto color negro es sufrido y no llama demasiado la atención, y cuestan bien por debajo de los cien euros: muy recomendables.

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

BMW CE 02 2024

BMW CE 02 2024

A1/AM | 8.400 € | 132 kg | 15 CV
Voge SR4 Max T 2024

Voge SR4 Max T 2024

A2 | 5.787 € | 213 kg | 34 CV a 7.500 rpm
BSA Gold Star 650 2024

BSA Gold Star 650 2024

A2 | 6.599 € | 213 kg | 45 CV