Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Victory Octane: citius, altius, fortius en versión americana

Fotos: Victory Motorcycles
Victory ha presentado su nueva motocicleta denominada Victory Octane. Denominada por la propia marca como una musclebike, traslada el concepto de los muscle car americanos (mucha potencia y peso ligero) a las dos ruedas con un modelo revolucionario.

Todo en la Victory Octane es nuevo, desde el propulsor al chasis y pasando por la parte de ciclo. Y llega dispuesta a romper récords de todo tipo en su segmento, convirtiéndose por mérito propio en la Victory más potente y rápida fabricada hasta la fecha. Y es que como los propios romanos decían, la Octane evoca el espíritu citius, altius, fortius.

Victory Octane

Victory Octane: citius

Rápida, muy rápida. Se jacta de hacer el cuarto de milla en 12 segundos, y acelerar de 0 a 60 mph en menos de cuatro segundos. Cifras no muy habituales cuando hablamos de motos custom pero claro, viendo que la primera prueba de fuego de este motor fue en la Pikes Peak International Hill Climb, no nos extraña lo más mínimo.

Hablamos de un motor bicilíndrico en V a 60º y de carrera corta, la misma que llevaba la Project 156 de competición. Un cuerpo de inyección de 60 mm controlado electrónicamente alimenta las culatas de cuatro válvulas y alto flujo (accionadas por doble árbol de levas en cabeza) y la refrigeración líquida, convirtiéndose así en la primera Victory en contar con este tipo de refrigeración.

Victory Octane

Victory Octane: altius

Alto es también el régimen de giro ya que supera las 8.000 rpm para desarrollar un total de 104 CV. Aunque lo que realmente importa es el par motor, en este caso de 99 Nm y que le permite hacer sufrir a los neumáticos en las aceleraciones.

El haber sido probada y desarrollada en la “carrera hacia las nubes” (Pikes Peak) responde a un deseo de no quedarse con los pies en la tierra en su nuevo modelo para el 2016.

Victory Octane

Victory Octane: fortius

La fuerza le llega a la Victory Octane en forma de chasis y parte de ciclo. El nuevo motor es parte estructural de la moto, formada por una sección delantera y otra trasera de aluminio con dos vigas tubulares en acero con el fin de que soporte mejor los esfuerzos.

Delante monta una horquilla de 41 mm mientras que detrás, los dos amortiguadores están inclinados 53 grados e incorpora regulación en precarga. En el apartado de frenos, disco delante y detrás de 298 mm con pinza de doble pistón y pistón simple respectivamente, latiguillos metálicos y ABS de serie.

La llanta delantera es de 18 pulgadas y la trasera de 17 pulgadas. Neumáticos 130/70-18 y 160/70-17 calzan respectivamente a la Victory Octane con un sillín monoplaza instalado en una posición muy baja, a tan solo 658 mm del suelo.

Victory Octane

En cuanto a la estética, también la apariencia es “fortius”: Carenado Bullet de serie, luz LED y ausencia de cromados. El chasis, transmisión y planta motriz van oscurecidos en negro, y la carrocería en Gris Mate Super Steel con el logotipo de Victory que abandona el rojo para tener un acabado en fundición gris.

El precio de la Victory Octane se situa en los 13.200 euros y los 100 primeros clientes recibirán de regalo una tapa de motor con el logo Project 156.

Lo último

Lo más leído