Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

El bestial bóxer de BMW en un Mini. Así es el proyecto Mini R18, una génesis casi perfecta

Pequeño pero matón
Fotos: BMW Motorrad
El Mini es uno de esos coches ideales para crear cualquier tipo de preparación empleando un propulsor de moto. Este "Proyecto Mini R18" es una muestra del resultado final que se puede llegar a alcanzar con dedicación y paciencia.

No es la primera vez que os mostramos un vehículo convencional dotado de un motor de moto. Pero en el caso de este “Proyecto Mini R18”, además de repetirse esta conjunción mecánica, sus creadores han logrado configurar un pequeño bólido realmente interesante, que fue presentado recientemente en el conocido Salón de las Dos Ruedas de Lyon.

Si bien la idea inicial era la de equipar el propulsor de una BMW M 1000 RR, finalmente se optó por el portentoso bicilíndrico de la marca bávara de 91 CV de potencia y 158 Nm de par, máximo a 3.000 rpm.

En cualquier caso, este Mini R18,obra de Benjamin, director de los concesionarios BMW BymyCAR Motoroad en Île-de-France, y Fabrice, técnico experto del concesionario Saint-Thibault-des-Vignes, ha superado cualquier expectativa para sus creadores.

Proyecto Mini R18: Una génesis casi perfecta

Proyecto Mini R18 en detalle

La idea se inició con la búsqueda de un Mini clásico que fuera apto para el proyecto. Finalmente, encontraron sendos ejemplares del modelo que servirían como base del mismo. A partir de aquí se arrancaron los primeros trabajos sobre el coche, adaptando inicialmente un subchasis delantero para poder incorporar después la mecánica.

Posteriormente, se acoplaron todos los elementos necesarios para conformar la suspensión en el eje frontal: brazos transversales, amortiguadores y tirantes, así como sendas ruedas. Con todo instalado y calibrado llegó la hora de acoplar el motor y caja de cambios, aunque antes hubo que perforar la cuna para lograr obtener el espacio necesario para poder llevar a cabo la operación.

Proyecto Mini R18: Una génesis casi perfecta

Así mismo, se reforzó el chasis, se creó un sistema de transmisión y frenado adaptado a la nueva configuración del vehículo y se integró un eje trasero procedente de un BMW de la serie 3. Además, hubo que fabricar un sistema de cardán adaptado a la nueva configuración, indispensable para poder transmitir la potencia al suelo de manera eficiente.

Otras modificaciones o trabajos llevados a cabo sobre este Proyecto Mini R18 serían:

  • Pinzas de freno de un Austin Metro Turbo, equipadas con cuatro pistones
  • Adaptación de un sistema de combustible adecuado para el nuevo motor
  • Depósito de combustible de un BMW C400 instalado en el maletero
  • Línea de escape y colector de admisión de acero inoxidable hechos a medida
  • Reprogramación especializada de la caja DME por Poivre Noir Performance
  • Diseño de un sistema de cambio secuencial
  • Sistema de iluminación con elementos procedentes de a BMW R 1250 GS, R18 y S 1000 RR
  • Botoneras de BMW R18, etc.

Proyecto Mini R18: Una génesis casi perfecta

Tras meses de trabajo y muchos calentamientos de cabeza, el Proyecto Mini R18 se ha convertido en toda una realidad y ahora sus creadores siguen buscando la manera de seguir mejorándolo a base de pequeños detalles. En palabras del propio equipo y en relación con los próximos pasos a dar estaría:

“Ajuste de los amortiguadores traseros, las soldaduras, los refuerzos, así como la adaptación del capó delantero a los faros. Además, se prestará especial atención al desarrollo de la carrocería para perfeccionar la estética del vehículo”.

Proyecto Mini R18: Una génesis casi perfecta

Lo último

Lo más leído