Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Las mejores motos naked limitables para carnet A2 en 2020

Naked y Trail son los segmentos más vendidos
Fotos: Marcas
Analizamos las monturas naked deportivas más atractivas del mercado actual, modelos que no superan los 95 CV para poder ser limitadas de cara a los usuarios con carnet A2. Cuatro japonesas y cuatro europeas que aúnan diseño, tecnología y prestaciones en formato de dos, tres y cuatro cilindros. ¿Cuál es la tuya?

Hace unos días os contábamos cuáles son las mejores trail hasta 95 CV de la actualidad, un segmento que no para de crecer, al igual que las matriculaciones naked, cada vez más numerosas y nutrido de interesantes modelos. Cabe recordar que nuestra perspectiva se basa en una cuádruple subsegmentación por categorías: naked-iniciación (250-500 cc), medias (500-750 cc), pronaked (750-1.000 cc) y maxinaked (+1.000 cc). Además, su uso se diferencia hacia un enfoque más deportivo (los casos que nos ocupan) o polivalente.

Aquí os enumeramos las más importantes de las categorías medias y pronaked:

Doble salida de escape lateral de la Ducati Scrambler 1100 Sport Pro 2020

BMW F900R (8.995 €)

Igual que sucede con su hermana trail (BMW F900XR), el punto de partida para construir la nueva BMW F900R en sustitución de la anterior F800R ha sido la BMW F850GS. Hablamos de un chasis de acero con propulsor portante, un bicilíndrico en paralelo 8 válvulas de 895 cc (cilindros con 2 mm más de diámetro), 105 CV a 8.500 rpm y 92 Nm a 6.500 rpm. Lo mejor es que BMW comercializa una versión específica con 95 CV a 8.000 rpm/88 Nm a 6.750 rpm para poder dejarla en 48 CV a 6.500 rpm/66 Nm a 4.500 rpm en caso necesario.

De serie la BMW F900R incluye instrumentación TFT a color de 6.5″ con conectividad smartphone (controlas llamadas, música, navegación e información extra), iluminación full-LED, intermitentes autocancelablesdos modos de conducción (Rain + Road), control de tracción «reactivo» ASC (desconectable), ABS estándar, embrague asistido antirrebote, horquilla invertida Showa de 43 mm, basculante de aluminio, discos de freno delanteros de 320 mm con pinzas radiales Brembo de 4 pistones, amortiguador de dirección, manillar de aluminio y manetas regulables. El depósito de gasolina tiene una capacidad de 13 l., el peso total declarado es de 211 kg llena y alcanza 216 km/h de máxima.

Como buena BMW, la F900R dispone de un amplio catálogo de accesorios y packs opcionales para completarla, optimizando un conjunto mucho más competitivo.

LEER PRUEBA BMW F900R

DUCATI MONSTER 821 (10.990-12.590 €)

La tercera generación del escalón intermedio de la familia naked de Ducati recibió un restyling en 2018 aprovechando todas las mejoras introducidas en su hermana mayor, la Monster 1200, haciéndola coincidir con el 25 aniversario del nacimiento de la saga. Desde esta última revisión no ha recibido cambios de importancia diversificando sus opciones A2 en tres versiones disponibles: 821 negra mate (10.990 €), roja (11.790 €) y Stealth tricolor (12.590 €), las mismas que para la 821 de 109 CV. 

Los cambios con la Ducati 821 anterior pasan por el rediseño de depósito y colín, el faro delanteroinstrumentación TFT a color, escapesubchasis y estriberas. La pestaña de anclaje del depósito al chasis se recuperó como guiño al pasado. El chasis multitubular de acero con motor autoportante ya es marca de la casa, al igual que el basculante de aluminio y el propulsor bicilíndrico en L de 8 válvulas y 95 CV. También dispone de toma USB bajo el asiento (regulable en dos alturas), neumáticos Pirelli Diablo Rosso III y cambio semiautomático opcional.

LEER PRUEBA DUCATI MONSTER 821 (2018-2020)

HONDA CB650R (8.150 €)

La reencarnación de la mítica CB 750 de 1969 sigue fiel en este concepto de moto deportiva y minimalista con motor tetracilíndrico en línea salido de la factoría de Honda en Tailandia el año pasado. La Honda CB650R es una evolución de la CB4 Concept mostrada en EICMA 2015, aunque la antecesora real de esta naked es la CB650F, que debutó en el catálogo de la firma japonesa en 2014 como sustituta de la CBF600N.

Además del completo rediseño de depósito, colín, llantas o faros, la horquilla invertida Showa SFF, monoamortiguador trasero, pinzas radiales Nissin delanteras, discos de freno flotantes, control de tracción HSTC, embrague asistido antirrebote, instrumentación LCD, alumbrado full-LED, ABS de doble canal o luces de emergencia en frenada fueron otros puntos fuertes de la CB650R. Chasis de acero más rígido y ligero, 202 kg llena y motor tetracilíndrico en línea más puntiagudo y con 95 CV a 12.000 rpm completan sus cartas de presentación.

LEER PRUEBA HONDA CB650R

KAWASAKI Z900 (9.399 €)

En 2017 Kawasaki dio luz verde a la Z900, la tercera generación de su gama street-fighter mediana, una evolución de las anteriores Z800 (2013-2016) y Z750 (2004-2012), aumentando de cilindrada hasta los 948 cc, bajando peso y acentuando su agresividad. El año pasado se matricularon 2.744 unidades, convirtiéndola en la moto de marchas (y moto naked) más vendida en nuestro país, por delante de la Yamaha MT-07 y la BMW R1250GS.

Las principales novedades pasan por el restyling de carrocería, presidido por un nuevo frontal más agresivo, además de mayor electrónica gracias a los 4 modos de conducción (Rain, Road, Sport y Rider -configurable-) integrados con el control de tracción (3 niveles, desconectable) y las curvas de potencia (Full y Low), sin olvidar la instrumentación TFT a color de 4.3” con conectividad Smartphone (APP Kawasaki Rideology). Admisión revisada y nuevo escape para adaptarse a la Euro 5 y neumáticos Dunlop Sportmax Roadsport 2 se serie son otros cambios. 

La Kawasaki Z900 mantiene su propulsor tetracilíndrico en línea con 948 cc. Al igual que sucedía con la generación anterior, la Z900 se vende en dos versiones (estándar con 125 CV y A2 con 95 CV). El precio para la versión A2 estándar es 300 € menor que la de 125 CV, es decir, 9.399 € (10.614 € para la A2 Performance). Se completa con la adopción de embrague asistido antirrebote, chasis multitubular de acero, basculante de aluminio, horquilla invertida de 41 mm (reg. precarga/rebote), amortiguador trasero horizontal (reg. precarga/rebote) y depósito de gasolina de 17 l. Kawasaki declara un peso total de 210 kg llena.

LEER PRUEBA KAWASAKI Z900

KTM 790 DUKE L (9.899 €)

KTM introdujo la DUKE 790 en 2018 como escalón intermedio de su gama naked entre la 690 Duke monocilíndrica y la street-fighter 1290 Super Duke R bicilíndrica. Poco después se desdobló en una versión L con 95 CV: mismo espíritu racing pero con 10 CV menos.

La imagen del modelo es tan agresiva y radical como cabe esperar de una auténticamoto de la firma austriaca, con esa particular óptica frontal tipo “insecto” común en la saga Duke y las Adventure. Motor bicilíndrico LC8c (Liquid Cooled eight valve compact) en paralelo DOHC 8 válvulas con inyección electrónica Keihin EMS, chasis multitubular de acero, subchasis de aluminio, basculante de aluminio con refuerzos externos, pinzas de freno delanteras radiales Brembo de 4 pistones, suspensiones WP (horquilla de 43 mm no regulable y amortiguador regulable en precarga), control de tracción, control de freno motor, ABS en curva (con modo Supermoto), cambio semiautomático up&down, embrague antirrebote, control de lanzamiento, instrumentación TFT a color de 5 pulgadas, iluminación full-LED, cuatro modos de conducción, depósito de 14 l. y toma de corriente USB son sus principales características.

LEER PRUEBA KTM 790 DUKE (2018-2020)

SUZUKI GSX-S750 A2 (9.529 €)

La Suzuki GSX-S750 lleva entre nosotros desde 2017, sucesora de  la antigua Suzuki GSR 750 (2011-2016). El año pasado llegó la versión específica para A2, idéntica a la estándar de 114 CV y con clara herencia GSX-R750, pero con 95 CV a 9.500 rpm (47,5 CV a 7.000 rpm limitada) en su tetracilíndrico en línea de 749 cc “descafeinado”.

La electrónica de la Suzuki comprende ABS, control de tracción (3 niveles de intervención, desconectable) y tecnologías propias desarrolladas como la llave con inmovilizador (SAIS), el embrague asistido antirrebote (SCAS), el sistema ESS (Easy Start System) para facilitar el arranque, LRA (Low RPM Assist) para minimizar la posibilidad de calar en moto al salir desde parado, ISC (Idle Speed Control) para controlar el ralentí y SDTV (Suzuki Dual Throttle Valve) para conseguir una combustión eficiente y una entrega de potencia lineal. Otros aspectos como manillar, neumáticos, estriberas, depósito de gasolina (16 l.) o instrumentación full-LCD (incluye marcha engranada) también son diferentes a los de la GSR precedente.

Chasis de acero, diseño de inspiración GSX-S1000, basculante de aluminio de sección variable, llantas aligeradas, suspensiones Kayaba, pinzas radiales Nissin delanteras de 4 pistones), escape, relación de cambio, desarrollo final acortado y 213 kg declarados llena completan el conjunto. 

LEER PRUEBA SUZUKI GSX-S750 A2

TRIUMPH STREET TRIPLE S (7.995 €)

Como ya sucediera con la generación anterior, Triumph comercializa un modelo más accesible que sus Street Triple RS y Street Triple R, igualmente impulsado por una mecánica tricilíndrica en línea “marca de la casa”. El punto fuerte de la nueva versión S es que puede limitarse/deslimitarse según las necesidades de su conductor pues su cilindrada es de 660 cc y no de 765 cc.

El propulsor Euro 5 cuenta con una potencia máxima de 35 kW (47,6 CV) y un par máximo de 60 Nm cuando la motocicleta está limitada para el A2. Sin embargo, cuando el propietario obtiene su carnet A y acude al concesionario Triumph, puede estrenar una nueva moto al restablecer fácilmente la potencia máxima a 70 kW (95,2 CV) a 9.000 rpm y un par motor máximo de 66 Nm a 9.250 rpm.

A nivel bastidor, mantiene un conjunto chasis doble viga/basculante de aluminio con suspensiones Showa, acompañado de frenos delanteros Nissin y trasero Brembo con neumáticos Pirelli Diablo Rosso III. La electrónica también está presente en la Street Triple S, disponiendo de acelerador electrónico, control de tracción y doble modo de conducción (Road y Rain).

YAMAHA MT-07 (6.799 €)

A la espera de la tercera generación MT-07, que presumiblemente llegará el año que viene, la firma de los diapasones todavía mantiene sin cambios su naked media desde su última actualización en 2018. Tras la Z900 es la naked más vendida de nuestro país, signo inequívoco de que Yamaha acertó de lleno con ella desde su lanzamiento en 2014, haciendo de este modelo el más popular de su familia desnuda «Master of Torque».

Motor bicilíndrico en paralelo CP2 de 689 cc y 75 CV a 9.000 rpm (68 Nm a 6.500 rpm) con cigüeñal calado a 270º para que funcione como un V2, ausencia de ayudas electrónicas, carrocería minimalista, suspensiones Kayaba optimizadas, chasis de acero, 14 l. de depósito y un peso total de 182 kg llena la convierten en un auténtico juguete en carreteras reviradas. Además, es la más económica de todas sus rivales.

LEER PRUEBA YAMAHA MT-07 (2018-2020)

Lo último

Lo más leído