Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

La implantación del peaje en las autopistas públicas se acerca

El País Vasco las implantará en 2023
Llevamos un tiempo escuchando hablar sobre el peaje en las autopistas y autovías públicas, y el plazo parece estar cada vez más cerca. Por ahora, todo indica que en 2023 el gobierno autonómico del País Vasco va a implantarlas, adelantándose así a los planes del Gobierno de España.

Aunque todavía queda mucho por definir, parece que vamos encaminados sin alternativa al repago por el uso de las autopistas públicas. El compromiso del Gobierno de España ofreciendo a la Unión Europea ese sistema sin que la UE lo pidiera, nos aboca a tener que cumplirlo y además en unos plazos realmente cortos.

A pesar de que se sabe que esta medida afectará al uso de las carreteras secundarias, el plan también llegará a ellas posteriormente y es que la idea es convertir 12.000 kilómetros de autopistas en un primer paso y, más tarde, establecer este sistema en 14.000 kilómetros de carreteras convencionales.

Aun así, quién sabe si por el hecho de que 2023 es un año plenamente electoral, el Gobierno de España está intentando posponer la entrada en vigor el mayor tiempo posible, argumentando que la situación actual no es la más propicia y que se esperará a que la situación económica mejore. De todas maneras, los planes marcan el 2024 como fecha de implantación y todavía queda mucho por hacer.

Los arcos son un elemento fundamental en esta materia

Además de los puntos exactos que se cubrirán, el tiempo que puedan estar en prueba y cómo será la implantación total, queda por saber el punto más importante: el precio. En este punto solamente hay especulaciones y van desde el pago fijo de una cuota anual por vehículo hasta el precio por kilómetro. También falta por saber si los camiones, que en realidad son los que deterioran las carreteras y lo hacen empleándolas para su propio negocio, pagarán lo mismo o tendrán cuotas distintas.

Lo que sí sabemos ya es que el Gobierno del País Vasco, tras la primera prueba en Guipuzcoa, ha decidido poner en marcha su nuevo sistema de peaje en varios puntos de la comunidad. Tal como recoge Autopista, son los siguientes:

  • 19,72 kilómetros de la A-8 entre Bilbao y la frontera con Cantabria (entre Basurto y El Haya.
  • 14,75 kilómetros de la BI-625 entre Basauri y la muga con Álava, en Llodio.
  • 20,18 kilómetros del Corredor del Txorierri entre Rontegi y Erletxes.
  • 32,723 kilómetros de la N-240, desde El Gallo hasta la variante Ubidea (se atraviesa el valle de Arratia y Barazar)
  • 14,37 kilómetros de la N-636 entre Durango y la muga con Gipuzkoa.

En ese caso el sistema está previsto que empiece a funcionar ya en 2023, un año antes de las próximas elecciones parlamentarias para esa autonomía. Aun así, por ahora no se conocen tampoco los importes a pagar y es que, como es lógico, pagar por algo público que ya se ha pagado es un tema que levanta muchas ampollas. A diferencia de lo que se dice, las carreteras nunca han sido gratis, siempre se han pagado con los impuestos recaudados.

Lo último

Lo más leído