Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Honda CRF300L y CRF300 Rally 2021: trail-enduro para carnet A2

Más ligeras y potentes
Fotos: Honda
Honda confirma la llegada a nuestro mercado de las nuevas CRF300L y CRF300 Rally, dos trail-enduro para carnet A2 que han recibido importantes mejoras: pesan menos y tienen más potencia.

Como anticipamos hace pocas semanas Honda presenta nuevas CRF300L y CRF300 Rally que son una evolución mejorada de las CRF250. Se trata de motos de trail-enduro, más camperas que asfálticas o mejor dicho mejor dotadas para rodar por campo que otras trail del carnet A2, y que se han visto mejoradas en diferentes aspectos. Lo más destacable es su nuevo motor Euro 5 (ahora de 286 cc) con un 10 por ciento más de potencia (20,1 kW o 27,3 CV) y su reducido peso, 4 kg más ligeras que las anteriores (153 kg llenas). En el modelo Rally el depósito de gasolina gana 2,7 litros (hasta 12,8 l). Llegarán al mercado a primeros de 2021.

2021_crf300_rally_ok

La Honda CRF250L fue lanzada en Europa en 2012 y ha demostrado de un carácter polivalente. En 2017 se le unió la CRF250 RALLY, incorporando un look directamente derivado del Dakar. Las versiones 2021 se benefician de importantes actualizaciones, respaldadas por una nueva planta motriz de mayor cilindrada, montada ahora en una parte ciclo más ligera, que aporta una significativa mejora del 13 por ciento en la relación peso/potencia.

2021_honda_crf300l_8

El motor es ahora de carrera más larga (73 x 63 mm) y desarrolla más par además del incremento de potencia, llegando a 26,6 Nm a 6.500 rpm (antes 22,6 Nm). Se le ha dotado al cambio de un desarrollo más largo en sexta y más cortos de primera a quinta: así combina mejor capacidad off-road con también mejor y más relajado ritmo de crucero en vías rápidas: la velocidad máxima pasa de 129 a 135 km/h oficialmente. El embrague asistido ayuda a evitar bloqueos en retención.

2021_honda_crf300l_7

El chasis es nuevo y las suspensiones también, con más recorrido y más distancia libre al suelo. Se ha revisado la geometría de dirección así como la posición del piloto, siempre pensando en mejorar el pilotaje off-road. En total se ha rebajado 4 kg el peso, hasta 153 kg lleno, y eso que cuenta con 2,7 litros más de gasolina. Solo el chasis pesa 2,15 kg menos y es ahora un 25 por ciento menos rígido para mejorar la tracción. El basculante (de una pieza en fundición de aluminio) pesa 550 gramos menos y también es menos rígido. La horquilla es una Showa con barras de 43 mm y el amortiguador también es Showa, ambos con 260 mm de recorrido (10 más que antes). Los frenos, con disco de 296 mm delante y 220 mm detrás, llevan ABS de serie. Monta ruedas 80/100-21 delante y 120/80-18 detrás.

Relacionados

Lo último

Lo más leído