Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Este motor de una Ducati 900SS de 1978 está a escala, pero parece real

Fotos: Moto-miniatures
A todos nos gustaría ser como Jay Leno. Tener dinero para un garaje que despertase envidia y tiempo para usar los vehículos diariamente. Pero como no es el caso, a veces nos tenemos que conformar como modelos a escala. Este motor de Ducati 900SS de 1978 está fabricado a escala 1/2,5, pero no le falta absolutamente ningún detalle.

Bonhams pondrá a subasta, el próximo sábado 27 de abril en el Classic MotorCycle Show de Stafford, un curioso lote. No se trata de una moto sino de un motor fabricado a escala por el especialista Moto-miniatures pero con tantos detalles que parece real.

Fabricado en plástico a partir de los planos originales, cuenta con más de 200 piezas individuales y tanto el montaje como el pintado se ha realizado completamente a mano. Los tornillos usados para unir las diferentes piezas son de acero inoxidable, y como podemos apreciar se ha tenido en cuenta hasta las redecillas de protección de los carburadores.

Para aquellos que hayan visto que se trata de un motor Ducati, pero no localicen de qué época, decir que la versión representada fue la última evolución del propulsor que dio la victoria a Paul Smart en la Imola 200 de 1972 y que luego, años más tarde, también llevaría a la victoria Mike Hailwood en su carrera de regreso de 1978 en la Isla de Man.

Motor Ducati 900SS de 1978 a escala

El motor original de carreras, que cubicaba 750 cc, había sido desarrollado por Fabio Taglioni y se trataba de un bicilíndrico a 90º con distribución desmodrómica de engranaje cónico. Con él nació la gama SuperSport que vería posteriormente los modelos de calle 750SS y 900SS, que estuvieron en producción hasta 1979 pero en tiradas de pocos cientos de unidades.

Este motor homenajea precisamente la victoria de Mike Hailwood, con una reproducción del 900SS de 1978 que se montó precisamente en la Ducati 900SS Mike Hailwood Réplica.

El precio de adjudicación se calcula que estará entre los 410 y los 520 euros, y todo el dinero será donado a la fundación Joan Seeley Pain Relief Memorial Trust.

Lo último

Lo más leído