Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

El récord del caballito sin manos más largo cambia de dueño

Arūnas Gibieža recorrió 580 metros y 81 centímetros
Fotos: ARASFREESTYLE
Si hacer un caballito y mantenerlo unos metros es complicado imagina hacerlo durante más de medio kilómetro y sin las manos en el manillar. Eso es, precisamente, lo que ha logrado Arūnas Gibieža en Lituania.

Aunque no te guste la cerveza seguro que has oído hablar alguna de vez de Guinness y es que la jugada de marketing de asociar su marca a los récords y darles una oficialidad es, simplemente, genial.  Su equipo viaja por el mundo oficializando todo tipo de récords, algunos de ellos extremadamente bizarros pero en esta ocasión y como no podía ser de otra manera en SoyMotero.net, es un récord relativo a las motos.

Viajamos virtualmente hasta Lituania para encontrarnos con un stuntman que ha conseguido colarse en el famoso libro gracias a sus habilidades sobre una moto. Se llama Arūnas Gibieža y durante el mes de septiembre consiguió un hito que no tiene nada de sencillo. Aprovechando un evento de Red Bull, uno de sus patrocinadores, logró su minuto de gloria.

 

En medio de la multitud fue capaz de poner su moto a una rueda y, tras soltar las manos, recorrer la distancia de 580 metros y 81 centímetros. Imagina hacer casi 600 metros en caballito, todo un desafío que se complica mucho más cuando hay que mantenerlo sin poder hacer uso de las manos.

Para lograrlo, lógicamente, se tuvo que valer de un ralentí elevado que le permitía mantener una velocidad de unos 70 kilómetros por hora. A partir de ese momento y con una velocidad constante tocaba mantener la verticalidad con el freno trasero y sin poder modular la entrega de potencia con el embrague, algo que le supuso un desafío extra, ya que el freno trasero a pesar de estar sobredimensionado se calentó bastante.

Arūnas Gibieža con el certificado de Guinness

De esta manera ha superado el récord anterior, que había marcado Rohilesh Upadhay en 2019 cuando logró llegar hasta los 567 metros. Seguro que hay muchos más pilotos dispuestos a intentarlo, aunque Arūnas Gibieža ya ha “amenazado” con volver a intentarlo en caso de que otro piloto se lo quite. Al final, pase lo que pase, está claro que este tipo de desafíos lo que hacen es crecer el mundo del stunt, así que ¡bienvenidos sean!

Lo último

Lo más leído