Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Adiós a la gama Harley-Davidson Sportster en Europa

La Euro 5, juez y verdugo
Fotos: HD
La legendaria firma americana se quedará sin su gama de acceso en el Viejo Continente el año que viene. Las ocho versiones que conocíamos hasta ahora no superarán la normativa Euro 5 y tampoco serán sustituidas por nuevos modelos. El legado Sportster, vigente desde 1957, ya es historia.

Según ha informado el Diario económico Expansión, Harley-Davidson dejará de vender las Sportsters en Europa en 2021, un apellido legendario en el universo de la moto en general y la historia Harley en particular. Ya publicamos que las dos versiones Street 750 también dejarán de fabricarse, por lo que el “escalón de acceso” al universo Harley será la Softail estándar (desde 14.500 €). 

Una posible salida para mantener a flote la gama Sportster pasaba por la introducción de un nuevo motor 8 válvulas con distribución variable del que ya os hablamos en julio, pero al final esta opción se ha descartado completamente.

Thumbnail

Así, la mítica firma de Milwaukee se encuentra en pleno proceso de transición-reinvención a una nueva etapa, una estrategia radical encabezada por el nuevo CEO Jochen Zeitz, que el pasado marzo sustituyó a Matt Levatich. Antes del verano Harley-Davidson dejó claro que su futuro inmediato pasaba por un cambio de rumbo total bajo su plan REWIRE.

Las custom que hemos conocido hasta ahora se replantearán y, sobre todo, se abarcarán nuevos segmentos y mercados. Además de la actual LiveWire eléctrica y la futura trail Pan America, la siguiente propuesta pasa por una Harley 338R desarrollada junto a Benelli destinada a contentar a los jóvenes motociclistas asiáticos que buscan una naked con nombre y capacidades deportivas.

Harley-Davidson Sportster 1957

Cabe recordar que hace dos años el catálogo de Harley ya se cobró sus primeras víctimas, o lo que es lo mismo, toda la gama Dyna, sin olvidar la opción más deportiva: la V-Rod.

Seguramente, el descenso de ventas en EE.UU con una clientela muy madura y sin jóvenes que tomen el testigo, la congelación de ventas europeas y la externalización de la producción para evitar los «aranceles Trump» también ha incidido en la toma de estas decisiones. Despidos y necesidad de mayor inversión han estado a la orden del día en los últimos meses.

Habrá que esperar notificaciones oficiales al respecto pero seguro que una marca del calibre de Harley-Davidson y sus 117 años de historia encuentra el quid de la cuestión para volver a posicionarse como un auténtico fabricante premium de motos y personalización a la carta. 

Relacionados

Lo último

Lo más leído