Publicidad

Prueba Harley-Davidson Capital 1200 Cup 2017: Roadster de carreras

Fotos: T. Pérez
Una creación muy juvenil, con aire deportivo y líneas voluptuosas, que tanto en el motor como en la parte ciclo presenta modificaciones inspiradas en esas mismas formas. Hemos querido ir más allá de las pruebas al uso sobre este tipo de motos, metiendo esta Harley en el circuito para analizarla verdaderamente a fondo, contando con la colaboración, además, de toda una campeona de España.

The Battle of the Kings (TBTK) es un certamen convocado por Harley-Davidson entre sus concesionarios europeos, para el que este año ha elegido como modelo base su Roadster 1200.

Así pues, esta 1200 Cup representa la creación del concesionario madrileño Capital, nacida para participar en este concurso anual que enfrenta primero, a modo de eliminatoria, a los servicios oficiales de cada país para elegir después, finalmente, el ganador continental de esta The Battle of the Kings.

Nos explica el diseñador de este prototipo madrileño que ha pretendido cincelar una creación de aspecto robusto, lo que se puede entender por “una moto gorda”, en esa línea minoritaria que agrupa a las muscle-bike del mercado. Y lo cierto es que al repasar sus formas con la mirada, da la impresión de que lo ha conseguido; si bien es verdad que preferimos dejar el apartado estético a juicio de cada lector, para que lo contemple bajo su criterio y saque con él sus propias conclusiones.

En cuanto a las normas del certamen, hay que subrayar la notable restricción que ejercen sobre la capacidad creativa de cada concesionario, permitiendo únicamente las modificaciones inferiores a un coste de 3.000 euros en la partida de accesorios oficiales Harley-Davidson y de otros 3.000 en aftermarket, materiales como pintura y para la mano de obra. Para especificar en qué ha invertido Capital su presupuesto disponible para esta 1200 Cup, detallamos en el apartado final de este reportaje cada elemento y cada modificación que componen esta creación. Pero ahora pasemos a la acción y vayamos a la pista de FK-1 para ponernos a los mandos de esta imponente “moto gorda” y probarla a fondo, llevándola al extremo, para ver sobre la pista lo que puede dar de sí una creación Harley, diseñada con talento creativo y transformada con 6.000 euros de presupuesto.

La Harley-Davidson Capital 1200 Cup ha participado en el concurso

Al ataque

Resulta muy genuina, tanto que tal vez lo más apropiado sería denominarla como “una posición Capital 1200 Cup”. El manillar de cross, con su barra de seguridad incluida, las estriberas más retrasadas que en una deportiva, aunque no tan elevadas, y el trasero encajado contra el colín, como si fuera a sujetarnos en la aceleración de una dragster, se combinan para dar como resultado una postura sobre la moto mucho más natural de lo que pueda parecer al describirla, particularmente cuando nos internamos a un ritmo muy vivo en una serie de eses enlazadas.

El trabajo de los amortiguadores Screaming Eagle se deja notar en los trances más rápidos, en plena aceleración, con un aplomo soberbio que transmite toda la confianza. El giro de esta Capital 1200 Cup para entrar en cada curva se ejecuta de una forma muy fácil (siempre hablando dentro del planeta Harley) gracias en buena medida al brazo de palanca que ejerce el manillar y también, desde luego, a la agilidad que aporta el neumático delantero. En cuanto a los cambios de dirección, es la ergonomía, a pesar de hablar de una carrocería naked, quien toma la batuta para driblar una curva sobre otra, con un acoplamiento del cuerpo con la moto que permite llevarse esta 1200 Cup como si fuese una parte solidaria de nosotros.

Hemos preferido reservar para este apartado un capítulo dedicado en exclusiva a la horquilla, porque su rendimiento desde luego lo merece. Y es que el tren delantero completo de esta Capital 1200 Cup es ni más ni menos que el de serie que monta cualquier Roadster 1200, con aceite de origen incluido. Con barras de 43 mm, a la hora de absorber toda la inercia de semejante retención, no sólo muestra una eficacia suficiente, sino que, más allá de ello, es capaz de permitirnos ejecutar el giro para entrar en el viraje cuando está completamente comprimida. Impresionante, lo miremos como lo miremos. No olvide el lector que, al fin y al cabo, estamos escribiendo sobre una cerda de Milwaukee.

El doble disco delantero de 300 mm retiene la moto (más los 107 kg de quien firma) con una eficacia insospechada en las frenadas más extremas, dentro de la pista, llegando a sentir tan ligero el tren trasero en este trance, que en más de una ocasión parecía despegar el neumático del asfalto.

La parte ciclo de la Harley-Davidson Capital 1200 Cup se ve mejorada por la adopción de una pareja de amortiguadores Screamin Eagle

Motor

Una vez que el filtro Screaming Eagle y el escape MCJ dan un respiro casi libre al Sportster 1200, las normas de The Battle of the Kings tan sólo permiten adaptar la centralita para aprovechar un exiguo 10% de esa capacidad aeróbica. A pesar de ello, Capital ha trabajado en la centralita para hacer más lleno el clásico bicilíndrico, abundando en esa imagen musculosa que pretende transmitir. Lo cierto es que así se aprecia sobre la pista, en la salida de los virajes más lentos, y también se agradece en los cambios de dirección más retorcidos.

A la hora de estirar este 1200 Cup se percibe el mismo músculo, incluso un punto más que en los bajos, al alcanzar lo regímenes medios con un empuje que resulta realmente placentero escuchando la partitura, ronca y melodiosa, que interpreta ese escape MCJ de diseño 2 en 1. Aunque ante todo, debemos de subrayar que, para nuestra prueba en pista, HD Capital tuvo la gentileza de liberar por completo la electrónica y permitir que el bicilíndrico estirase de forma natural, con el filtro y el escape de la preparación 1200 Cup.

Pudimos estirar las marchas intermedias para disfrutar del tirón que transmiten los dos pistones, que, más allá de empujar con dignidad, seguían manteniendo arriba esa sensación llena y culturista que proyecta en conjunto esta creación. La recta del circuito de FK-1 sí daba de sí para comprobar hasta dónde alcanza el cuenta rpm en cuarta, pero no tanto como para ver la velocidad punta de esta Capital 1200 Cup, que se presagiaba muy elevada. No obstante, en los test previos llevados a cabo en el banco de potencia de HD Capital el día anterior, vieron en la pantalla del ordenador los 243 km/h. ¡Ya está bien para una Harley!

La belleza, el atractivo artístico, por así llamarlo, en una creación original de este tipo, arrolla su aspecto más práctico, por tanto no nos sentimos con la fuerza moral para señalar la escasa visibilidad de los espejos, en su situación estratégica de Sportster, ni tampoco la barra de seguridad, del tipo motocross, que refuerza el manillar y que oculta a la vista la fila completa de testigos luminosos.

El motor de la Harley-Davidson Capital 1200 Cup es casi idéntico al de la Roadster de serie

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

VOGE SR1 ADV 125 2024

VOGE SR1 ADV 125 2024

A1 | 2.987 € | 141 kg | 11,6 CV
MITT 808 2024

MITT 808 2024

A2 | 8.295 € | 213 kg | 56 CV
MV Agusta Enduro Veloce 2024

MV Agusta Enduro Veloce 2024

A | N.D € | 224 Kg | 124 CV