Publicidad

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

Dos enfoques muy nítidos
Fotos: Miki Méndez
Desde que Yamaha inventó el segmento maxiscooter con su T-Max, lidera la lista de ventas con guante de hierro. SYM le planta cara con otro bicilíndrico, el Maxsym TL 508. A nivel dinámico tiene muy buenas armas, que le permiten enfocar la pelea desde otro punto de vista de lo más atractivo.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508: Introducción, posicionamiento y otros rivales

La Yamaha T-MAX apenas necesita introducción. Continuamente en el mercado desde su aparición en el año 2000, ha recibido diferentes actualizaciones y cambios de cilindrada hasta los 562 cc actuales. El grado de sofistificación y refinamiento alcanzados son muy elevados, hasta el punto de tener un precio de partida de 14.099 €, prohibitivo para algunos y que, por otro lado, acentúa su carácter aspiracional.

En el otro lado del cuadrilátero tenemos la SYM Maxsym TL508, un scooter ya en su segunda versión y que juega la baza de la relación calidad-precio, sostenida en un conjunto en que destaca el desempeño dinámico de motor, chasis, suspensiones y frenos. El competitivo precio de 9.499 € es porque no pretende llegar al mismo grado de refinamiento y equipación de que dispone la Yamaha T-Max. Sin embargo, su precio incluye matriculación gratis, seguro a terceros durante el primer año y cinco años de garantía.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

A poco que equipes la Yamaha T-MAX con accesorios como el Akrapovic instalado en nuestra unidad de pruebas, te das cuenta de que tendrás que pagar alrededor de un 50% más de lo que cuesta la SYM Maxsym TL508. ¿Están justificados los 5.000 € de diferencia entre ambas?

Con la desaparición del Kymco AK 550 ST, sólo queda como rival el Honda Forza 750 (59 CV, 12.050 €) como scooter bicilíndrico de altas prestaciones, superior en potencia y peso pero a medio camino en cuanto a precio. Con características a medio camino entre el scooter y la moto (rueda delantera de 17 pulgadas), se dirige a un tipo de cliente muy variado, porque hay varios perfiles de usuario maxiscooter: Desde el que lo utiliza como vehículo único para todo, al que vive en las afueras y ha de desplazarse a diario a la ciudad. El que lo usa solo los fines de semana para darse una vuelta sin complicaciones o el que lo tiene como complemento a un garaje más extenso.

Seas cual seas (u otro tipo de usuario no descrito), te queremos mostrar las diferencias entre el Yamaha T-MAX y el SYM TL508 para que puedas hacerte una idea de cuál se ajusta más a lo que te gusta o necesitas.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508: Características y equipamiento

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

El planteamiento de ambas es muy parecido: motor de 2 cilindros en línea, refrigerado por agua y doble árbol de levas en cabeza (DOHC). Ambos motores disponen sus cilindros horizontalmente y es el ellos donde aparecen las primeras diferencias: la Yamaha TMAX cubica 560 cc por 508 de la SYM TL508. Solo son 52 cc, pero suficientes para que el Yamaha obtenga 47.6 CV a 7.500 rpm y 55.7 Nm a 5.250 rpm, mientras que el SYM ofrece 45 CV a 6.750 rpm y 49.9 Nm a 5.250 rpm. Sobre el papel no hay muchas diferencias, como tampoco las hay en prestaciones. Como veremos más adelante en la sección (bien titulada) “cómo va”, las diferencias dinámicas no están tanto en el cuánto como en el cómo.

El rancio abolengo de la TMAX hace su aparición en el chasis, pues recurre al noble aluminio fundido para su chasis en diamante, mientras que la Maxsym TL508 emplea el terrenal y eficaz acero para un chasis tubular que está muy bien afinado en sus cotas. Ambas disfrutan de horquilla invertida con barras de 41 mm y de doble freno de disco.

En la Yamaha, los discos son de 267 mm, mordidos por una espectacular pinza radial monobloque de 4 pistones. Los discos de la TL508 son de 275 mm y las pinzas radiales de 4 pistones. Curiosamente, el disco trasero de la TMAX es más grande que los delanteros (282 mm) y también sorprendente es que el disco trasero de la SYM tiene el mismo diámetro que los delanteros (275 mm). Ambas cuentan con freno de estacionamiento. En la Yamaha está en el manillar, de fácil accionamiento. En la SYM es todavía más sencillo, se activa automáticamente al desplegar la pata de cabra.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

El basculante de la TMAX es doble brazo de aluminio, al que se ancla un amortiguador de 117 mm. El basculante del TL508 es también de aluminio, al que se ancla un amortiguador con bieletas regulable en precarga que, si es atractivo, todavía es más eficaz.

Ambas comparten medidas de neumáticos, con 120/70-15 delante y 160/60-15 detrás. Aunque la SYM equipa de serie unas Maxxis Supermaxx Diamond bastante eficaces, hemos querido compararlas aprovechando la prueba de las Bridgestone Battlax SC2, el neumático deportivo de referencia en la categoría, que sí equipa de serie la Yamaha TMax. Además, esta circunstancia nos permite tener un punto de referencia común y esencial, como son los neumáticos y que, seguramente, aconsejaría a cualquiera para ser la segunda monta de un SYM TL508.

La SYM tiene ABS y control de tracción, pero ahí termina su dotación de electrónica, mientras que la Yamaha disfruta de modos de conducción y de un equipamiento de lo más refinado. Además de permitir conectividad con tu teléfono, es capaz de replicar el navegador de tu móvil en la fabulosa pantalla TFT desplegada en el manillar. Funcionar, funciona. Pero el procedimiento es de lo más engorroso, hasta el punto de acabar no usándolo, porque requiere de dos aplicaciones de Yamaha, aparte de tu aplicación de navegación.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

Mientras los fabricantes de motos del mundo no se pongan de acuerdo entre sí para fijar un estándar en cuanto a conectividad con iOS y Android, los usuarios seguirán fijando su móvil al manillar o espejo, con sistemas de mejor o peor calidad, pero más sencillos de utilizar que aprender que 100 sistemas diferentes de 100 fabricantes distintos.

La instrumentación de la SYM TL508 es más prosaica, por mucho que se divida en 3 pantallas. Tiene cierto encanto posmoderno ochentero, con grandes números digitales en la pantalla LCD derecha para velocidad y pocos (pero grandes) segmentos para revelar la capacidad del tanque de 12,5 litros (por 15 litros del de la TMax). Ambas consumen en torno a 5 l/100 de consumo medio, lo que indica una autonomía teórica efectiva de 300 km para la TMAX y de 250 km para la TL508.

Ambas proponen diversos temas para ver la información, si bien echamos de menos el de consumo medio en la SYM en todos sus temas. El control de tracción es desconectable en ambas. Ninguna de las dos tiene control de crucero, a mi juicio esencial en motos que acostumbran a rodar por vías de circunvalación a velocidad limitada.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

La pantalla de la SYM está mejor resuelta por cuanto protege más y mejor, pero solo es regulable en dos posiciones con herramientas. También es cierto que la TMAX de pruebas que dispusimos equipaba una pantalla opcional más deportiva, necesariamente más baja. Las dos coinciden en no poder albergar más que un casco integral (y según qué casco).

Sí ofrecen más espacio para más enseres, pero si quieres guardar dos cascos integrales, en ambas te verás en la obligación de equipar un baúl. También coinciden en guantera, toma de corriente y caballete, que sólo emplearás para engrasar la cadena en la TL508, cuya transmisión es por cadena, a diferencia de la correa de la TMax.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

Finalmente, las cotas. Siendo distintas, no están muy lejos. El asiento de la Yamaha está a 795 mm del suelo, mientras que la TL508 está a 800 mm. Ambas son anchas. Con mis 178 cm, llego con ambas plantas de los pies al suelo, pero no sobra tanto. Moverlas en parado es sencillo.

La SYM pesa 9 kilos más que la Yamaha, que mide 32 mm más entre ejes. Al final de todo y como podrás averiguar si sigues leyendo, las diferencias de comportamiento basal no son tan diferentes, por dimensiones, potencia y peso, sino por cómo dan la potencia, cómo frenan y cómo funcionan sus suspensiones. ¿Quieres saberlo?

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508: Cómo van (la opinión de Pipe)

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

Antes de entrar en detalle hay que aclarar que ambos scooter son dos aparatos muy serios sin parecerlo, en el sentido de que con cualquiera de las dos, basta roscar ¼ el puño de gas para encontrarse circulando a 90 km/h sin esfuerzo. Es muy fácil circular a velocidades elevadas sin apenas esfuerzo. Cuando las cosas son tan sencillas, te acostumbras muy rápido a sensaciones reservadas a pocos vehículos y es fácil llegar a perder la perspectiva. Así que es importante saber qué se tiene entre manos.

El hecho de que sean válidas para el carnet A2 no significa que no sean dos armas formidables incluso en carretera, donde se pueden mantener cruceros muy altos. Ya te habrás fijado que, hasta aquí, no hago distingos entre ambas. Las diferencias son apenas perceptibles en cuanto a prestaciones, si bien es cierto que la T-MAX destaca un poco en las comparaciones directas.

Para que te hagas una idea, en las pruebas de aceleración empatan si yo, que peso 20 kilos menos que Teo, voy a los mandos de la SYM TL508. Si voy en la T-Max, me destaco, pero por poco. Luego no es ahí donde están las diferencias. Tampoco en la frenada ni en las suspensiones. De hecho, me gusta más el tacto de la suspensión trasera de la SYM, más progresiva y muy bien afinada.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

Las diferencias son claras en dos aspectos muy claros. El primero es el equipamiento, donde la Yamaha está muy por delante, siempre que te importen detalles como la conectividad o la posibilidad de usar la pantalla TFT para replicar la aplicación de navegación que uses en tu teléfono. También es verdad que es un sistema complicado y engorroso, pero a todo se acostumbra uno.

Lo que está claro es que no es posible en la SYM, con el agravante de que no es posible fijar ningún soporte para el móvil en el manillar o retrovisores. En definitiva, tienes que no necesitarlo (a menos que te guíes por las indicaciones de audio de tu navegador a través de un dispositivo de casco) y saber a dónde quieres ir.

La otra gran diferencia es la percepción de calidad de la Yamaha. Es un producto premium en todos los sentidos. El tacto de los mandos es exquisito. La respuesta del motor es suave y contundente. El sonido es embriagador. El empuje es un punto más excitante. En la SYM todo es más terrenal. Muy eficaz, sí, pero no te seduce como el T-Max. Ambas tienen un comportamiento realmente excelente, pero en el caso del SYM, el sonido es más ronco, más áspero. No quiere decir que sea peor.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

Por ejemplo, a mi me gusta que las toallas rasquen, no me gustan con suavizante, así que puede que te gusten las maneras del SYM, pero lo que seguro que no te desagradar son las maneras sedosas (y contundentes a la vez) de la T-Max. Lo mismo es aplicable a los frenos: eficaces en la SYM, pero más tipò on/off, mientras que la Yamaha es un dechado de progresividad.

La ergonomía, sin ser sobresaliente en ninguna de las dos, es mejor en la Yamaha, porque permite más movimientos y se adapta mejor a todas las tallas. Si eres de talla grande, te gustará la SYM, pero no tanto si eres menudo, porque da la sensación de llevar las piernas muy estiradas.

¿Cuál me quedaría? Voy a ser sincero. Si no me costara mucho esfuerzo pagarla por gozar de una situación muy boyante, elegiría la T-Max. Es un producto premium con todas las letras, de ahí su carácter aspiracional. Pero para hacer buenos los euros que tanto me cuesta ganar, me quedaría encantado con la SYM con el convencimiento de que no me equivoco. ¿Cuál es tu situación?

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508: Cómo van (la opinión de Teo)

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

Las sensaciones que transmite el T-MAX son fantásticas, tanto que te olvidas de que estás hablando de un scooter. El T-MAX se ha convertido en el referente de scooter deportivo por algo. Estamos hablando ya de vehículos prestacionales, con muchas capacidades y muy divertidos.

Me gusta la postura que llevo en la T-Max, me encuentro cómodo y puedo utilizar las plataformas delanteras y llevar las piernas extendidas (yo mido 186 cms). Al mismo tiempo el manillar está lejos y me obliga a llevar el tronco un poco inclinado hacia delante, pero en general me siento cómodo.

Nada más ponerme en marcha me doy cuenta de que lo mejor del T-MAX es la experiencia global que ofrece. Tal vez no sea el mejor en todo (probablemente sí tenga la mejor parte ciclo de la categoría) pero en general la experiencia de conducción es abrumadora. Se disfruta mucho del par y la elasticidad del motor, que empuja con continuidad y sin titubeos.

Las suspensiones dan mucha confianza. Tienen un tarado deportivo, pero resulta cómodo en ciudad y trata con suavidad las irregularidades del firme. Al mismo tiempo no se notan blandas en curva, ni hay movimientos extraños en la frenada. Es como esos colchones viscoelásticos que tienen una primera capa de confort, sobre una capa más firme y más gruesa debajo.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

La sensación de rodar con el T-MAX por una buena carretera de curvas es comparable a untar mantequilla con un cuchillo caliente. Te puedes esparcir, tumbar, apoyar sin miedo… el factor diversión es altísimo en este scooter y además ofrece una gran confianza.

El acelerador está perfectamente conectado con el tren trasero. No hay holguras y no hay momento en que el motor deje de responder en cualquier posición del puño. Por eso es muy fácil calentarse con el T-Max. Porque es muy fácil ir rápido y seguro con él. Los cambios de dirección son rápidos y suaves y las suspensiones reaccionan muy noblemente ante el asfalto en mal estado. Los frenos tienen un tacto muy progresivo y agradable. Con ellos pasa como con las suspensiones, se muestran muy graduales, no tienen tacto seco. Son comedidos en la mordida inicial pero firmes cuando seguimos apretando.

Para cada cual el T-MAX representará una cosa diferente, pero no hay duda de que es el estándar si piensas en un scooter deportivo. A mí personalmente me tiene enamorado y es una de esas motos (esta vez sí la voy a llamar moto) que te apetece llevar siempre por el camino más largo. Me ha encantado.

Cuando te subes a la Sym Maxsym se notan ciertas diferencias inmediatas respecto de la T-Max. Para empezar, la unidad que nos cedió Yamaha tenía pantalla baja y la SYM Maxsym TL 508 presenta una gran pantalla que desvía gran parte del viento que iba destinado a mi pecho, brazos y hombros. Eso sí, el acabado de los cantos y la calidad del propio plástico de la pantalla podría ser mejor. Es un elemento muy presente en un scooter y es una buena oportunidad para ofrecer una buena imagen.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

En la Maxsym puedo estirar un poco más las piernas si saco un poco los pies hacia los lados y en la parte de arriba me noto más erguido, con el tronco un poco más recto. La postura es muy cómoda, puede que incluso algo más que en la T-MAX para mi gusto.

Otra cosa que notas enseguida es una diferencia de calidades clara y notoria. Las terminaciones en el Maxsym TL 508 son en general un poco más toscas. Los acabados resultan menos finos y los componentes, como el manillar, las manetas o los puños resultan menos distinguidos.

Pero lo importante de este SYM Maxsym TL 508 es que las prestaciones están ahí. Es un scooter con unas capacidades de primera línea. Puede hacer touring, puede desenvolverse por las grandes ciudades, puede hacernos disfrutar en carreteras de curvas y puede incluso hacernos olvidar que no es una T-MAX y es que en el fondo las diferencias no son tan grandes.

Me gusta mucho la T-Max, la experiencia de conducción está muy pulida y es cierto que la SYM es un poco más cruda. Pero lo importante para mí es que la Maxsym es capaz de hacer todo lo que hace una T-Max, casi tan bien como una T-Max. El dinero cuesta mucho ganarlo y nunca nos sobra. Si puedes tener el 90% de la experiencia por el 60% del precio, es para pensárselo. Yo lo tendría claro.

Es cierto que el T-MAX es el estándar. Es un producto pionero, mientras que el SYM Maxsym es una consecuencia, una respuesta. Pero si nos atenemos a frenos, suspensiones, respuesta del motor y equipamiento… en mi opinión no tiene nada que enviar al T-Max.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

La mordida del freno es un poco más tosca, pero funciona muy bien. Los frenos son secos, pero ejecutivos. La suspensión delantera trabaja correctamente y se puede apoyar muy parecido a como apoyamos con la T-Max. Tal vez sea un poco más dura en todo el recorrido, sin esa capa “confort” que presenta el T-Max, pero igualmente aplomada y fiable. El amortiguador trasero me gusta más en la SYM, más suave, con una flotabilidad muy agradable.

En general hay diferencia sí, pero no es nada exagerado. Con la SYM perdemos algo de finura, pero nada de capacidad y eso es lo que importa en esencia.

Comparativa Yamaha T-MAX vs SYM Maxsym TL508

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

BMW CE 02 2024

BMW CE 02 2024

A1/AM | 8.400 € | 132 kg | 15 CV
Voge SR4 Max T 2024

Voge SR4 Max T 2024

A2 | 5.787 € | 213 kg | 34 CV a 7.500 rpm
BSA Gold Star 650 2024

BSA Gold Star 650 2024

A2 | 6.599 € | 213 kg | 45 CV