Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Yamaha SCR950 ‘Chequered’ por Brat Style: todo terreno

Fotos: Yamaha
La nueva Yamaha SCR950 era presentada recientemente en el Salón de Colonia aunque meses antes ya la habíamos podido ver rodando en Estados Unidos. Pero aun así, lo cierto es que a Go Takamine le ha faltado tiempo para hacer su propia versión, y es que era una moto que ni pintada para él. Esta es la SCR950 'Chequered' por Brat Style.

Si alguien tenía que preparar la nueva Yamaha SCR950, este tenía que ser Go Takamine de Brat Style. Para los que no lo conozcan, este originario de Okinawa nació al lado de una base militar estadounidense donde veía a los norteamericanos pasándoselo en grande en las pistas de tierra de la base.

Así que en 1998 cuando fundó Brat Style en Tokyo, estaba claro que sus máquinas debían poder utilizarse por el asfalto pero también otorgar grandes dosis de diversión en todo tipo de terreno. Casi 20 años después y trasladado a California, deja de lado las SR400 y 500 de las que ya ha modificado más de un centenar para volver a colaborar con Yard Built usando como base una Yamaha SCR950.

“La SCR950 Scrambler es una evolución natural de la gama Sport Heritage”, comenta Cristian Barelli, coordinador de marketing de Yamaha Motor Europe. “Es una motocicleta con un estilo emblemático que encaja perfectamente en nuestra oferta. Hoy en día, el deseo de seguir adelante cuando se acaba el asfalto es cada vez más frecuente, y la SCR950 está hecha para hacer que la aventura continúe. Para demostrarlo, hemos recurrido a un constructor con el que llevábamos tiempo queriendo trabajar, y el resultado es impresionante. Go Takamine ha captado a la perfección el espíritu de la scrambler, y su influencia y estilo son evidentes en esta custom. Nos ha encantado cómo ha convertido una sencilla airhead como la SR en un juguete fenomenal de estilo scrambler, y buscábamos la misma magia con la SCR, que nos ha servido, y de qué manera, con el inconfundible sello Brat Style”.

Yamaha SCR950 por Brat Style

“Me gusta mucho la SCR950” declara Go Takamine. “Es potente, cómoda y muy fácil de conducir. Me ha proporcionado mucha diversión en la calle, pero también en caminos de tierra, sin asfaltar. También me gustan los colores; toma algunos elementos de las antiguas dirt bikes de Yamaha. ¡Crear esta custom ha sido un reto que he disfrutado mucho! Como suelo hacer, he fabricado la mayoría de los componentes clave de la estructura para convertirla en una máquina “Brat Style”: el depósito de combustible, el asiento, los guardabarros, las tapas laterales, los tubos de escape y el manillar. El depósito de combustible fue un desafío especialmente difícil; tuve que tirar un par de ellos ya terminados, antes de que me saliera perfecto.

“La integración de la bomba también fue complicada. He logrado aligerarla algo en comparación con la SCR950, lo que le da una conducción aún más divertida. Después de trabajar en la SCR950, creo que tiene buen potencial para la personalización. Es una estructura tubular simple y despejada con una subestructura trasera atractiva. Eso significa que es fácil desplazar el tubo de escape, el asiento y los guardabarros. Tampoco resultó difícil despejar la zona del manillar. Creo que, sin cambiar muchas piezas, la SCR950 te deja imprimirle tu toque personal”.

Así para la creación de esta interesante preparación, Go Takamine despejó toda la zona frontal de la ‘Chequered Scrambler’ añadiendo un manillar más ancho para una mejor conducción offroad y un faro más pequeño. Los grabados personalizados brillan en varias zonas de la moto, como en el tapón del depósito o en la cubierta del filtro de aire.

Yamaha SCR950 por Brat Style - motor

Detrás se ha eliminado la suspensión de serie y colocado una nueva de Works Performance que cuenta con mayor recorrido y le da una mayor distancia al suelo a la SCR950 respecto a la moto de serie. Al haber aligerado la parte delantera, también se ha hecho lo propio a la trasera con un guardabarros y subestructura nuevos que dejan todo mucho más despejado.

Neumáticos de tacos sobre llantas de radios y, por supuesto, la seña de identidad de Brat Style en forma de piloto trasero. Los escapes recorren parte del lateral izquierdo para luego unirse por la derecha hasta la terminación final. Se han recubierto con una protección térmica para evitar quemaduras en las piernas.

Por último en la decoración y acabados se ha recurrido a un asiento de Mauricio Aguilar hecho a mano así como detalles clásicos de Yamaha y unas banderas a cuadros realizadas por Denis Babin en el depósito. El propio Go Takamine nos cuenta más detalles en este vídeo.

Lo último

Lo más leído