Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

W07, una cafe racer con toques scrambler construida sobre una MT-07

Es la primera creación del especialista belga Wayders
Fotos: Wayders
Ya sabemos que los proyectos cafe racer están más de moda que nunca. Esta curiosa preparación es obra del taller belga Wayders, y para su elaboración sus creadores han empleado como base de partida una Yamaha MT-07. El resultado es una motocicleta cargada de detalles, donde se ha buscado un diseño minimalista presidido por el buen gusto.

Las customizaciones están a la orden del día en el mundo de las dos ruedas. En la actualidad este fenómeno se ha convertido casi en una religión para los amantes de la moto. Hoy os queremos mostrar el primer trabajo de un taller Belga especializado en la materia, Wayders, encabezado por sus dos fundadores, Olivier Nadrin y Didier Hermann. Ambos siempre han estado relacionados con el sector de la automoción. El primero está especializado, desde hace más de 30 años, en sistemas electrónicos y de gestión de motores. Fue el propietario de una empresa dedicada a la configuración y ajuste de chips, Tuning Box. El segundo lleva años dedicado a la fotografía, videografía y estilismo, amante de las motos y en definitiva un apasionado del mundo de las preparaciones como la que hoy os traemos.

Esta Yamaha MT07, bautizada en código interno como “Proyecto W07”, es la primera preparación que han realizado los chicos de Wayders. Con ella han querido recrear el estilo café racer, pero también darle un toque scrambler, como podemos observar en los neumáticos empleados o la ausencia de guardabarros. En definitiva, darle un toque personal a una máquina en la que han puesto mucho trabajo y esmero.

Yamaha MT07 Wayders 07

Para empezar hay que destacar su parte frontal. En ella optaron por colocar la horquilla invertida de una MT09. Para poder llevar a cabo este cambio hubo que modificar la «T» original de la misma horquilla y diseñar diversas piezas fabricadas mediante impresora 3D, para posteriormente colocar el cuadro de instrumentos, compuesto por un velocímetro Daytona. En ese mismo frontal podemos observar que optaron por no instalar ningún tipo de guardabarros, buscando darle ese aire scrambler que hemos comentado.

Siguiendo en el eje delantero también destacan las manetas regulables Brembo o el faro redondo con iluminación LED. Para poder instalar este último, los chicos de Wayders tuvieron que fabricar un soporte artesanal. Unos semimanillares desmontables o los intermitentes integrados en los contrapesos de estos, dan el toque definitivo a esta zona de la moto.

En la zaga fueron también varios los cambios realizados. Para empezar se sustituyó el amortiguador original por otro de la marca Wilbers, buscando algo de mejora y compensando el cambio de horquilla. Se mantuvieron las llantas y frenada y original, aunque ahora estas van calzadas con unos neumáticos Pirelli rally STR. Pero si hay un cambio destacable ese es sin duda la modificación del subchasis, uno de los puntos clave de esta preparación.

Yamaha MT07 Wayders 07

Tras quitar los plásticos originales y asiento de serie optaron por recortar esta zona. Pero al hacerlo también había que emplear un nuevo depósito de combustible si querían que las líneas fluyeran y no se vieran descompensadas. Así que se hicieron con un tanque réplica de una Benelli Mojave, el cual modificaron sustancialmente para poder anclarlo al nuevo subchasis.

Además, en su interior se creó una especie de hueco donde está acoplada la batería y parte de la instalación eléctrica. De este modo observamos que no hay cableado alguna a la vista, dando una impresión realmente buena visualmente. Otros detalles destacables son por ejemplo el tapizado de su asiento, obra de Sellerie & Garnissage. Cuando lo levantamos encontramos una bandeja fabricada en 3D para depositar pequeños objetos y sobre ella, como detalle, una cartera hecha a mano por Trip Machine Company.

Por último y justo debajo del asiento encontramos un piloto posterior llevado a su mínima expresión. Cuenta con iluminación LED y para poder integrarlo hubo que realizar un soporte artesanal. Otras piezas que también se han fabricado siguiendo la técnica 3D son la cubierta el radiador y piñón o el protector de la cadena. Pero esto no se acaba. La lista de modificaciones sigue con un sistema de escape SC Project, estriberas hechas a medida o una pintura especial inspirada en el modelo de casco Bullit de la norteamericana Bell. En definitiva, un trabajo detallado y con gusto que muestra al mundo las capacidades de este taller especializado belga.

Lo último

Lo más leído