Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

El VR46 competirá con Ducati hasta 2024 ¿Y Valentino?

¿Podríamos ver a Rossi de nuevo en una Ducati?
Fotos: MotoGP
El Team VR46 sigue creciendo y tras confirmar que contaría con dos motos para 2022, ya sabemos de qué marca serán. Pero lo más interesante es que podríamos llegar a ver a Valentino Rossi en su propio equipo y, de nuevo, con Ducati.

En realidad se trataba de un secreto a voces, pero ya es una realidad. El Team VR46, propiedad de Valentino Rossi, contará con dos Ducati de cara a la temporada que viene. La estructura italiana, que empezó su aventura en la categoría de Moto3 siguiendo los pasos de la VR46 Riders Academy, ha ido creciendo en estos años. Tras Moto3 llegó el turno de afianzarse en Moto2, donde pronto se convirtieron en una estructura de referencia llevándose el título junto a Pecco Bagnaia en 2018. Ha habido que esperar hasta 2021 para ver al VR46 en MotoGP, aunque solamente con una plaza y Luca Marini como piloto.

De esta manera se pone fin a esos rumores que incluso situaban al VR46 en la órbita de Suzuki, que junto a Aprilia son las dos únicas marcas de la categoría reina que cuentan solamente con dos motos en parrilla. En cuanto al número total de Ducati en parrilla, crecen, ya que aunque el VR46 ocupará la plaza del Avintia, el Team Gresini dejará Aprilia y pasará a Ducati. De esta manera la próxima temporada veremos a un total de ocho motos de la marca italiana, algo lejos de los planes del campeonato que buscaban que cada marca contase con cuatro motos en parrilla.

Salucci, Ezpeleta y Dall’Igna

Dejando de lado el aspecto mecánico, nos falta por descubrir el plano deportivo, y es ahí cuando el comunicado enviado supone una sorpresa. Está confirmado que Luca Marini pilotará una de esas dos motos, pero el segundo piloto ha sido precisamente uno de los puntos de desencuentro, pues en el VR46 parece que no querían contar con Enea Bastianini, mientras que Ducati lo quería incorporar a las filas del equipo de Valentino. También se hablaba de Marco Bezzecchi, piloto del equipo en Moto2, para dar el salto a MotoGP. Sin embargo han sido las declaraciones del principal patrocinador del proyecto, el Príncipe Abdulaziz bin Abdullah Al Saud, el que ha dejado los pilares del edificio temblando al declarar que: “Para mí sería fantástico que Valentino Rossi pudiera competir en los próximos años como piloto de nuestro Aramco Racing Team VR46 junto a su hermano, Luca Marini, que este año ya compite con el patrocinio de nuestras marcas KSA New Cities, MAIC Technologies, TANAL Entertainment Sport&Media.»

Este párrafo, camuflado en las declaraciones, no deja de ser sorprendente porque actualmente encima de la mesa parecía que únicamente había dos opciones sobre el futuro de Valentino Rossi en MotoGP. Una de ellas pasaba por continuar un segundo año con el Petronas Yamaha, mientras que la otra consistía en la retirada del nueve veces campeón del Mundo. ¿Qué significan estas declaraciones? Pues es toda una incógnita porque todo el mundo sabe que estas declaraciones han tenido que pasar varios filtros antes de ser publicadas y, por tanto, está todo pensado, pero ¿con qué intención?

10 años después, Rossi podría volver a subirse a la Ducati

Puestos a elucubrar quizás sea una medida de presión del patrocinador, en medio de una negociación con el propio Valentino Rossi, para pilotar un último año en MotoGP antes de la despedida de la competición. No cabe duda de que Valentino Rossi compitiese con su propio equipo antes de poner punto y final a su carrer,a sería un hecho inédito desde los tiempos de Cecchinello en 125 hace casi 20 años y un hito que no ha sucedido en la categoría reina desde que existe MotoGP.

También podríamos estar ante un toque sutil de atención por parte de amigos de Valentino a Yamaha, para poder influir en su negociación sobre la continuidad o no Rossi la próxima temporada, haciendo ver que tiene opciones fuera de la marca nipona.

Por último, aunque parece extraño siendo un patrocinador, podría ser un movimiento comercial en busca de emplear el posible gancho de Valentino para atraer a más patrocinadores. Esta vía no parece la más posible puesto que si luego Rossi no compitiese y en función de los contratos todo se podría revocar.

Quien sabe, lo mismo vemos a Valentino subido a una Ducati de nuevo, o lo mismo estas palabras del Príncipe Abdulaziz bin Abdullah Al Saud son sólo la expresión de un fanático de Valentino, al que le gustaría verle con sus colores. En cualquier caso, es cuestión de semanas que Rossi anuncie su futuro, algo que prometió para el verano y tras hacer público primero con qué motos correría el VR46. Ahora toca esperar…

Lo último

Lo más leído