Publicidad

Prueba Moto Guzzi MGX-21 2016: California Bat-bagger

Fotos: Moto Guzzi
La firma de Mandello ataca el mercado americano con una custom bagger deportiva tan atractiva como cuidada, empleando la base de la gama California 1400. A tenor de su diseño e imagen "darkness", la Moto Guzzi MGX-21 seguro haría las delicias de Batman en una futura secuela del superhéroe de DC Comics.

Pudimos verla por primera vez en el Salón de la Moto EICMA de Milán 2014 en fase de prototipo. Aquella Moto Guzzi Flying Fortress (apodo de un robusto y famoso bombardero americano de la II Guerra Mundial) variaba en algunos aspectos con la versión matriculable definitiva presentada en el EICMA 2015. Llantas lenticulares, asiento monoplaza, discos lobulados, estriberas racing y cinta anticalórica ha sido lo único que ha variado, algo que demuestra lo avanzado que estaba aquella concept que conquistó a todos los amantes de las cruiser.

La histórica concentración del pasado mes de agosto en Sturgis 2016 fue el marco elegido para su presentación americana, mientras que Milán ha sido testigo de su puesta de largo en Europa. La denominación MGX-21 hace referencia a Moto Guzzi eXperimental 21 pulgadas y aterriza en el catálogo del fabricante italiano como la quinta versión de la familia California (junto a las Custom, Touring SE, Audace y Eldorado), una saga renovada por completo en los últimos cuatro años. La MGX-21 pertenece al subsegmento Bagger, una custom caracterizada por su carenado Batwing, diseño en zaga “descendente”, maletas integradas y una intimidadora llanta delantera de 21 pulgadas.

Estilo custom, deportividad y tradición se fusionan en un producto que llama la atención tanto por fuera como por dentro. De lo primero se ocupa directamente el PADC (Piaggio Advanced Design Center), el centro de diseño que Guzzi tiene en Pasadena (California), un mercado muy goloso para los grandes fabricantes que están dispuestos a retar al trío americano por antonomasia: Harley, Indian y Victory. En este sentido, la Victory Magnum X-1 (25.800 €) es la rival directa de nuestra protagonista, con las Harley-Davidson Road Glide Special y Street Glide Special en segundo término por usar llanta delantera de 19 pulgadas. Miguel Galluzzi capitanea todos los proyectos desde 2010 con el único objetivo de llegar a 2021 (año del centenario de Moto Guzzi) con una renovada y atractiva gama de modelos con la que mirar hacia el futuro.

El corazón de esta bagger es el mismo que el de la Audace, es decir, un enorme V-Twin Euro 4 con cilindros transversales de 1.380 cc, 97 CV, culatas de 4 válvulas, refrigeración líquida, inyección electrónica Magneti Marelli, cambio de 6 velocidades y transmisión por cardan. El sistema de doble escape es nuevo para este modelo.

Como no podía ser menos en una moto de 25.599 €, la MGX-21 dispone de toda la tecnología de la que ahora mismo hace gala Guzzi. Acelerador electrónico, triple modo de conducción, ABS, control de tracción, control de velocidad (lo controlas desde la piña izquierda), sistema de info-entretenimiento (radio, bluetooth, toma USB, manos libres, plataforma multimedia, etc), óptica trasera y luz de día LED combinan bien con unas tapas de carrocería y llanta delantera en fibra de carbono, pinzas Brembo radiales delanteras rojas o amortiguador de dirección progresivo entre otras características.

Milán ha sido testigo de la puesta de largo de la Moto Guzzi MGX-21 en Europa

El caballero negro

La estética all black de la MGX-21 y el diseño de su frontal casan perfectamente con los artilugios que Batman, el caballero negro de los cómics, suele lucir en las últimas entregas de la saga. Sentado sobre ella te sientes poderoso, sabes que no es una moto de medidas normales y eso hace que resetees tu cabeza antes de iniciar la ruta. Las culatas rojas de los cilindros centran tu atención mientras que la fibra de carbono marca las distancias. Desde el primer momento aprecias la calidad de acabados, mayor que en cualquier otro modelo de Moto Guzzi. Piñas, tapas, ajustes… todo emana refinamiento. Enciendo la radio y sintonizo la emisora desde la piña izquierda: un poco de rock para empezar.

Al arrancar el V-Twin ruge acompasado por notorias vibraciones a ralentí. El control de tracción sólo se puede regular en parado, es desconectable y regulable en tres niveles de intervención (la posición 1 es la menos intrusiva). Tras el clonk al engranar primera avanzo despacio y noto que la rueda delantera me quiere llevar a su antojo: sí, las llantas de 21 pulgadas tienen “sus manías”. A pesar de estar fabricada en fibra de carbono se nota pesada y ralentiza las maniobras por debajo de 40 km/h, debiendo aplicarte con decisión sobre el manillar a baja velocidad. Un amortiguador de dirección especial diseñado por Guzzi bajo la tija inferior se endurece cuando detecta que la dirección está a punto de hacer tope, ayudándonos y evitando así que se cierre de golpe hasta un punto de “no retorno”.

Instrumentación de la Moto Guzzi MGX-21

La ingente dosis de par motor del 1400 se deja notar en todo momento haciendo innecesario el rebasar las 4.000 rpm de su cuentarrevoluciones analógico. Trotando en marcha puedes cambiar el modo de conducción (con el gas cerrado), pulsando el botón de arranque para que el display configure Pioggia, Turismo o Veloce (el primero es el más tranquilo, ideal para lluvia). Así, la entrega de potencia del motor se hace más o menos directa, con un escalón realmente notorio entre el primero y el último. Abriendo gas a fondo en plena inclinada saliendo de una curva cerrada y con el control de tracción en nivel 3, adviertes el parpadeo constante del chivato naranja en la instrumentación, signo inequívoco de que la electrónica está corrigiendo para evitar la deslizada. Una medida de seguridad ideal cuando circulas con una moto de 360 kg y 2.5 m de largo.

La Moto Guzzi MGX-21, como buena moto italiana, no sólo sirve para pasear y hacer kilómetros disfrutando del paisaje marcando los tiempos del cambio y a su ritmo, sino también para “probar” con eso de las curvas en tramos de carreteras secundarias. Lógicamente no se comporta como una sport-turismo y prefiere las curvas amplias con buena visibilidad, pero este concepto permite un uso fun custom poco habitual entre los usuarios de este segmento. Neumáticos Dunlop Elite 3, suspensiones firmes y amortiguadores con pomo de precarga consiguen que la moto no se descomponga en plena trazada. Además, las estriberas no rozan en el asfalto, algo difícil de conseguir en una custom. Recuerda que no es un caza de combate, pero sí un buen bombardero. El calor del V2, las reacciones del cardan y las inercias del motor son marca de la casa, por lo que se hacen más notorias que las de un modelo japonés, por ejemplo.

La llanta delantera de 21 pulgadas en fibra de carbono de la Moto Guzzi MGX-21 llama mucho la atención

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

Morbidelli C1002V 2024

Morbidelli C1002V 2024

A | 9.990 € € | 268 kg | 88,4 CV
Ducati Monster 2024

Ducati Monster 2024

A | 12.490 € | 188 Kg | 111 CV
VOGE SR1 ADV 125 2024

VOGE SR1 ADV 125 2024

A1 | 2.987 € | 141 kg | 11,6 CV