Publicidad

MITT 2019: desembarco 125 llegado desde Asia

Fotos: MITT
MITT es un grupo europeo que importa motos de fabricación asiática al Viejo Continente. MITT llega al mercado occidental para ocupar el hueco dejado por Goes, y lo hace representada en España por la firma Jet Marivents, que nos trae una gama completa de 125, y otras cilindradas, con la que tuvimos la oportunidad de tomar contacto en su presentación nacional.

MITT hace una puesta en escena francamente impactante en cada uno de sus modelos. Le bastará al lector con apreciarlo en las imágenes, y lo tendrá aun más en cuenta para acercarse a cualquier escaparate, si reafirmamos que esa flamante impresión cobra más fuerza en vivo y al tacto.

En el cervantino circuito de Barataria, sito en la localidad toledana de Fuensalida, tuvo lugar la presentación nacional a la prensa de la profusa gama que el importador MITT ha puesto en nuestro mercado. Durante el transcurso del evento, tuvimos la oportunidad de subirnos a todas y cada una de las 125, así como a otras de cilindradas superiores, con alguna de ellas todavía en plena gestación de su versión definitiva.

Con todas ellas, pudimos dar algunas vueltas al retorcido trazado toledano, propio para las pit bikes o similar, que no por tortuoso resultó menos revelador para valorar el comportamiento de las distintas opciones que pusieron a nuestra disposición los responsables de Jet Marivents, la facción española englobada en el grupo europeo MITT.

Variedad 125

En primer lugar, nos sentamos tras el manillar, ancho y plano, de una llamativa naked de 125. Su capacidad de giro y su facilidad de maniobra, como la de un juguete, se lucieron en cada revuelta de Barataria. La fiabilidad de su paso por curva también quedaba puesta de manifiesto en los dos codos rectos de este circuito, rozando fácilmente con la estribera, apoyándonos en unos neumáticos de marca inédita para quien firma.

Una excelente ciudadana que se presenta como moto ideal de iniciación para todo aquel que quiere asomarse por primera vez al mundo de las dos ruedas, apostando tan sólo una modesta cifra.

A continuación, atraídos con la fuerza de un imán que ejerce la apariencia carbónica de su carrocería, nos subimos a la deportiva de 125. Con unos semimanillares colocados más bien en la línea sport-touring de una gran 1.200, y con los pies retrasados y elevados lo suficiente para dejar las piernas acopladas a la carrocería, esta octavo de litro sin duda catapultará al mundo de la fantasía los anhelos más deportivos de muchos jóvenes que llevan un quemado dentro y que aún no se han subido a una moto. Un modelo de corte deportivo que tiene su proyección, en la GPR RR, a la categoría de los 300 cc.

Con la deportiva 300 de MITT abriendo gas.

Simpática, resultona y desde luego divertida, es la imagen y también la sensación que transmite en marcha la pocket 125 de MITT; una forma ágil de hacer recados sin perder la sonrisa en un lunes plomizo tras un puente vacacional.

El pequeño scooter, de eminente corte clásico, no podría ocular su inspiración italiana, por muy asiática que sea su genética y el patrón bajo el que se ha diseñado. Su imagen coqueta, con un punto de distinción, permitirá hacer los desplazamientos diarios a precio low cost con un toque de personalidad.

La naked 125 de MITT en acción.

También en 300

Algo parecido ocurre con el hermano mayor de la gama scooter, y sus 300 cc, trazado con líneas inspiradas en Corea, Taiwan o Japón, para mostrar la apariencia más vanguardista del segmento abierto al scooter GT.

Y si hablamos de puesta en escena, probablemente la custom bicilíndrica, con su doble disco delantero, se lleve la palma en la categoría del octavo de litro. Precisamente, esta incursión para el principiante en el “lado oscuro de la moto” fue la que mejor impresión nos dejó, en cuanto a su comportamiento dinámico se refiere.

Un motor suave, que es pura delicia al tacto del gas, un confort en orden de marcha que resalta apenas recorrido el primer kilómetro y una frenada soberbia para detener esta custom en un pestañeo…, si es que alguno se ha despistado, embelesado por la placentera conducción a la que invita esta moto china al más puro estilo americano. Un modelo diseñado así no por casualidad, sino como proyección de la pasión por las motos de Milwaukee, que al parecer siente desde niño el propietario de la marca oriental original.

LA MITT MB 400.

50 concesionarios

La gama 125 de MITT se vende en España con unos precios que oscilan entre los dos mil y los 3.200 euros, y tiene una extensión a otras cilindradas superiores, plasmada no solo en el scooter de 300 que ya hemos mencionado, sino también en su moto estrella, la MB 400, una custom cruisser a escala superior de la 125 bicilíndrica.

MITT, una marca que desembarca en Europa, importando, según nos explican sus responsables españoles, los mejores modelos chinos, tras la selección y la supervisión del grupo de ingenieros que tienen permanentemente delegado en el lejano Oriente.

MITT, junto con Jet Marivents, su firma soporte en España, despliega toda su gama a lo largo de una red formada nada menos que por cincuenta concesionarios, para ofrecer un servicio post venta a la altura de otras marcas ya asentadas desde hace años en nuestro mercado, así como para dar soporte con la suficiente solidez, en cualquier punto del país, a la obligada garantía de dos años tras la venta.

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

Kove 450 Rally 2024

Kove 450 Rally 2024

A2 | 9.499 € | 155 kg | 42 CV
Honda MSX125 Grom 2025

Honda MSX125 Grom 2025

A1 | 4.120 euros € | 103 Kg | 9,65 CV
QJ Motor Fort 4.0 2024

QJ Motor Fort 4.0 2024

A2 | 5.499 € | 213 kg | 34 CV