[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Prueba Yamaha MT-09: ¡Fantástrica!

Fotos: Javier Ortega
Publicidad
La marca de los diapasones se apunta al carro de las tricilíndricas, hasta ahora coto exclusivo de las europeas Triumph y MV Agusta, con un modelo caracterizado por su facilidad de manejo y su "fantástrico" rendimiento. La era del "hat-trick" acaba de comenzar.

Por fin algo diferente. Yamaha sorprendió a propios y extraños hace 5 meses adelantando uno de sus productos estrella para el catálogo 2014: la MT-09. Ahora, a punto de finalizar el año, la familia “Urban MT” de la firma de los diapasones ha pasado de uno a cuatro modelos, signo inequívoco de por dónde van los tiros. Y es que a nivel ventas la “polivalencia efectiva” marca la pauta si quieres algo más que un scooter y pasas de gastarte más de 8.000 euros.

La “escala” de valores está clara ahora, con la fiable monocilíndrica de siempre (MT-03), complementada por la reina tricilíndrica MT-09 (versión estándar y Street Rally) y por la MT-07 bicilíndrica presentada en el Salón EICMA de Milán. Me encantaría que llegara una trail, una supersport o una touring adaptando la mecánica de la MT-09: tiempo al tiempo…

Por fin un fabricante japonés se atreve a fabricar un motor tricilíndrico, la seña de identidad de Triumph en su “era moderna” iniciada hace dos décadas y un concepto muy deportivizado por los “apasionados” de MV Agusta los dos últimos años con sus modelos de 675 y 800 cc. Tampoco hay que olvidar a las minoritarias Benelli, impulsoras del “tri” con sus Tornado de los últimos diez años.

En los ’70-80 ya se vivió un impulso de esta configuración en motos como la Kawasaki H1 500, Suzuki GT750L, BMW K75 o la propia Yamaha con sus XS750/850. Actualmente, marcas de coches tan populares como Ford, Opel, Peugeot-Citroen, Volkswagen, Renault o MINI ya han apostado por eficientes y prácticos propulsores tricilíndricos para superar la Euro6, todo sea dicho. Ante este contexto, ¿por qué no apostar por el 3?

Polivalencia efectiva

El sustantivo polivalencia es de sobra conocido, muy usado y liberalmente extendido para designar todas aquellas monturas que… valen para todo. pero, realmente, ¿cuántas de ellas son eficaces y divertidas? Pocas, la verdad. La MT-09 es una de ellas, una máquina con un rendimiento soberbio, contundente y poderoso. Sí, el motor marca la personalidad y el carácter de este modelo.

Lo mejor son las recuperaciones y la aceleración pura, muy superiores a un tetracilíndrico equivalente como por ejemplo el de la FZ8. La zona alta del cuentavueltas sólo está para hacer el bruto porque prácticamente no la usas: siempre te moverás a 8.000 rpm. Tampoco vibra (monta eje de equilibrado)

La MT-09 dispone de tres modos de conducción accesibles desde un botón de la piña derecha. El estándar es ideal y siempre se activa por defecto al encender la moto. realmente no haría falta ninguno más. El A tiene más mala leche mientras que el B se nota algo más dulce, pero tampoco hay tanta diferencia. Abrir gas a fondo te transmite instantáneamente esa sensación de fuerza infinita pero controlable a medio camino entre un “bi” y un tetra: ¡esto engancha! La curva de potencia es lineal y no desfallece, fruto de un cigüeñal “crossplane” marca de la casa calado a 120°. Un dato curioso: el motor de la MT-09 sólo pesa 60 kg, 10 menos que el tetra de la FZ8…

De los tres modos de conducción de la Yamaha MT-09, el STD es el más lógico

El tacto del acelerador electrónico YCC-T heredado de la R6 no es todo lo progresivo que debiera. Tampoco soy muy amigo de este tipo de sistemas porque, por ahora, es difícil conseguir el mismo tacto que con un cable de toda la vida: o tardan en responder o lo hacen de manera brusca. La MT-09 es de las segundas. Circulando con la curva B el efecto cerrar-abrir gas se minimiza un poco y en carretera abierta no es tan notorio, pero a baja velocidad o maniobrando por ciudad resulta incómodo.

Personalidad MT-09

El diseño es discutible. Sinceramente, a mí no me termina de convencer aunque es una de esas motos que si la ves muchas veces te va “entrando”. Pero una vez subido en ella, te integras perfectamente, vas muy metido y la abrazas con las piernas como si fuera un jarrón: perfecto.

¿Y el chasis? la firma de Yamaha me da mucha confianza, la verdad, sobre todo en las piezas de aluminio que elanora. si a esto le añadimos una horquilla invertida delante, para qué queremos más. Los cambios de dirección son suficientemente rápidos para pasártelo bien, quizá no como en una Triumph Street Triple, pero casi.

La Yamaha MT-09 2014 es una moto que se diferencia de todo lo existente en el mercado

Valoración final

Cómoda, fácil, intuitiva y poderosa. Su motor “CP3” vale para todo, uno de los mejores del mercado y sólo su condición de naked limitará el radio de acción de la moto en larga distancia. Si nunca has probado una moto tricilíndrica ya estás tardando. Disfruta de la gama media y olvídate del sobrerrégimen de un tetra: eso sólo para circuito.

Lo mejor

  • Agilidad
  • Motor
  • Ergonomía
  • Precio (7.799 €)

Mejoraríamos

  • Tacto brusco de gas
  • Radio de giro
  • Capacidad depósito de gasolina (14 l.)

Lo último

Lo más leído