Publicidad

Prueba Royal Enfield Super Meteor 650 2023

La quintaesencia del espíritu cruiser ejecutada a la perfección
Fotos: SMN
Esta vez Royal Enfield ha dado en el clavo llenando un vacío en el mercado para presentar una cruiser que destaca por su clase, su fidelidad al motociclismo más esencial y una ejecución impecable.

La esperada Royal Enfield Super Meteor 650 confirma la buena trayectoria de la marca y aprovecha el estupendo motor bicilíndrico en paralelo, que tan buenos resultados ha dado ya en la Interceptor 650 y Continental GT 650. El tridente de motos de 650 centímetros cúbicos del fabricante se establece con la llegada de este nuevo icono. Una moto que cumple con la mejor esencia de la cruiser americana, sin ninguna añadidura ni estridencia. Diseño clásico y componentes de calidad para un resultado fantástico.

La firma indobritánica se está caracterizando por hacer bien lo que hace y mantener el foco en las motos clásicas, lógicas y sencillas. Sus últimos lanzamientos han ido en esta línea, entregando productos de calidad como la establecida Royal Enfield Classic 350, la divertidísima Royal Enfield Scram 411 o mismamente la hermana pequeña de la nueva Super Meteor 650, la muy atractiva Royal Enfield Meteor 350.

Con esta Super Meteor 650 se ocupa un espacio en el mercado que estaba dejado de lado y la mejor manera de hacerlo es con una implementación fiel del canon. Sus rivales son pocas, esencialmente La Kawasaki Vulcan y la Honda Rebel, aunque ampliando el espectro fuera de las cruiser típicas, podríamos incluir la Kawasaki W800 o la mismísima Triumph Boneville.

royal_enfield-supermeteor650-valencia-142

Características y Equipamiento Royal Enfield Super Meteor 650

La Royal Enfield Super Meteor 650 emplea el motor bicilíndrico de la marca de 648 cc en V calado a 270º, de cuatro tiempos y de refrigeración mixta por aire y aceite. Con inyección electrónica desarrollada por Bosch y culata DOHC, se alcanzan niveles de suavidad y eficiencia fantásticos. Desarrolla 47 CV de potencia, por tanto resulta apto para el carné A2, y entrega 52.3 Nm de par que lo hacen muy lleno y contundente en bajos y medios. Siendo que encontramos el 80% del par disponible a tan solo 2500 rpm. La caja de cambios de 6 velocidades casa muy bien con el propulsor y el embrague multidisco bañado en aceite cuenta con sistema antirebote muy correcto.

Harris Performance ha desarrollado el chasis de esta Super Meteor 650 con el objetivo principal de crear un modelo de asiento bajo (740 mm) que al mismo tiempo fuera contenido en distancia entre ejes (1500 mm). Es una construcción multitubular de acero, con un aspecto clásico y el resultado es una moto ágil, con bajo centro de gravedad y 241 kg en orden de marcha, con una gran estabilidad en carretera.

Por primera vez en su historia Royal Enfield utiliza una horquilla invertida, que presenta 43 mm de diámetro y 120 mm de recorrido sin posibilidad de regularla. La suspensión trasera es de doble amortiguador regulable en precarga y con un recorrido de 100 mm. Tanto delante como detrás, el conjunto lo firma Showa.

royal_enfield_super_meteor_650-28

Para sujetar y detener la Super Meteor 650 el sistema de frenos presenta un disco delantero de 320 mm y pinzas de doble pistón combinado con un disco trasero de 300 mm e igualmente pinzas de doble pistón de la marca ByBre. Siguiendo la norma, se incorpora un sistema de ABS de doble canal firmado por Bosch que no resulta intrusivo. Las llantas son de aleación de aluminio con un atractivo y sobrio acabado mate, 19 pulgadas delante y 16 pulgadas detrás con neumáticos tubeless 100/90 y 150/80 respectivamente.

La iluminación es completa de tipo LED con un faro delantero que guarda la estética clásica, pero incorporando ese toque moderno y limpio que traen las nuevas ópticas. Las piñas de nuevo diseño resultan elegantes y funcionales y la instrumentación presenta un sencillo velocímetro redondo con una pantalla LCD interna que ofrece la información justa de forma muy clara e intuitiva. Por último comentar que la marca ha recuperado su sistema Tripper para este modelo. Un asistente de navegación digital que permite ver instrucciones de GPS en un pequeño reloj redondo a la derecha del velocímetro. Es un bonito detalle, complementa la instrumentación principal y resulta francamente útil y fácil de usar.

royal_enfield-supermeteor650-valencia-207

En marcha con la Royal Enfield Super Meteor 650

Cuando nos acercamos a la Royal Enfield Super Meteor 650 lo primero que observamos es un conjunto que recupera la más pura esencia de la cruiser americana. Una estética clásica, sin estridencias y sin efectismos totalmente ajustada al canon atractivo, práctico y sencillo del motociclismo más esencial. La postura de conducción es muy natural, con los mandos de los pies avanzados y un manillar ancho y atrasado que nos invita a relajarnos sobre un cómodo asiento (a 74 cms) y frente a un depósito grande (15,7 litros) y en forma de lágrima.

Al tantear la moto todo lo que queda al tacto resulta satisfactorio y de calidad. Los puños, las piñas, los acabados de la pintura, los plásticos, las soldaduras del chasis… todo resulta bonito, agradable y funcional, con unas calidades muy notables. Es fácil que usuarios de todas las tallas se encuentren cómodos a los mandos, en mi caso (186 cms de altura) encuentro que la moto me queda ergonómicamente perfecta y tal vez solo gente más alta que yo, podría encontrar la necesidad de un asiento un poco más largo.

Cuando por fin accionamos el contacto y arrancamos el motor, nos recibe un sonido comedido  y burbujeante que augura una marcha dulce y suave. La instrumentación resulta intuitiva y familiar, sin artificios ni trampas visuales. Una moto que te invita a olvidar todo lo que no sea simple y llanamente disfrutar del asfalto y el paisaje.

Una vez en marcha, una muy buena distribución del peso y un bajo centro de masas le otorgan  agilidad a la moto y nos facilita el manejo de sus 240 kg a bajas velocidades. Esa agilidad no desaparece a marchas más rápidas en carretera abierta, donde al mismo tiempo presenta un aplomo en curva y una suavidad de marcha del motor que hacen del conjunto una pequeña delicia sobre ruedas.

royal_enfield_super_meteor_650-18

En ciudad la moto se comporta estupendamente. Yo siempre digo que las Royal Enfield hay que entenderlas en su origen. Las ciudades en la India son hervideros de vida y actividad y decir que el tráfico es intenso es quedarse corto. La comunicación del acelerador con el tren trasero es suave y progresiva y el cambio funciona a las mil maravillas. Callejear con esta Super Meteor 650 resulta como untar mantequilla caliente en una tostada.

Pero estamos hablando de una cruiser, una máquina para sacarnos de la rutina, para llevarnos en busca de aventuras, de carreteras abiertas, para hacer kilómetros y disfrutar del camino. En vías rápidas la moto está en su salsa. Resulta cómoda, estable y ofrece prestaciones suficientes para manejar las situaciones del tráfico y llevar a cabo adelantamientos con mucha solvencia gracias al llenísimo propulsor con un fantástico par. El tren delantero con esta nueva horquilla invertida presenta una estabilidad ferroviaria y proporciona mucha seguridad en curva.

Cuando la carretera se pone divertida y exigimos más al chasis y a la suspensión, encontramos respuesta y tensión en los giros. Un tren delantero que devuelve mucho feedback con una horquilla tirando a dura que le sienta muy bien a la moto. No cabecea, la suspensión no se hunde y resulta difícil rozar con las estriberas (incluso intentándolo y empujando con mis 100 kg). Esta moto presenta una agilidad de la que no disfrutan las cruiser más grandes. Es fácil acomodar la velocidad, trazar y mantenernos en trayectoria al igual que enlazar curvas, con esa sensación de empujoncito en el culo en cada recuperación, que se disfruta como un niño en un columpio. Conducir se convierte en jugar con el motor en bajos y medios y dejarse deslizar por la carretera como un tiralíneas por los planos de un experto ingeniero.

Es una moto que acompaña un estilo de vida. Una de las fórmulas ganadoras del motociclismo clásico ejecutada con acierto y actualizada al mundo de hoy. Dan ganas de enamorarse de ella y perseguir el ocaso del sol parando solo para empezar peleas en los bares de carretera. Todo un icono.

royal_enfield-supermeteor650-valencia-171

 

Valoración Final

La Royal Enfield Super Meteor 650 destaca precisamente por lo que no destaca y es que honestamente me cuesta horrores encontrarle fallos evidentes. La marca viene ofreciendo una calidad de componentes y acabados estupendas en los últimos años y este motor bicilíndrico está dando unos resultados admirables. Alrededor de él han construido una máquina inspirándose en instrucciones grabadas en piedra por la propia historia de la marca.

La Super Meteor 650 se ofrece en tres acabados: la versión Astral con pintura monocolor y un precio de 7.247 €, la versión Interstellar que por un poco más (7.447 €) presenta un diseño con dos colores y el acabado Celestial que por 7.747 € incluye parabrisas y asiento touring con un pequeño respaldo.

La Royal Enfield Super Meteor 650 es una implementación fiel de un estilo de vida sobre dos ruedas. Una moto redonda de una marca con alma. Es un estereotipo clásico con una ejecución que raya la perfección. Todo un acierto.

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

Morbidelli C1002V 2024

Morbidelli C1002V 2024

A | 9.990 € € | 268 kg | 88,4 CV
Ducati Monster 2024

Ducati Monster 2024

A | 12.490 € | 188 Kg | 111 CV
VOGE SR1 ADV 125 2024

VOGE SR1 ADV 125 2024

A1 | 2.987 € | 141 kg | 11,6 CV