Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Prueba Husqvarna 701 Supermoto 2021

Supermotard urbano
Fotos: Juan Manuel Ruiz
Husqvarna sigue persuadiendo nuestros sentidos más primitivos con una supermotard de máxima precisión con la experimentarás una nueva dimensión de placer. Si eres de sangre caliente, tómate un Lexatin antes.

Husqvarna, una de las marcas de motos más longevas del motociclismo, sigue apostando por el supermotard matriculable con una moto caracterizada por su gran rendimiento, precisión y calidad de componentes. Aunque la mayoría de modelos de esta especialidad están destinados a competición y cubican 450 cc, esta 701 es la cara más polivalente y utilizable de unas motos nacidas hace tres décadas para derrapar y estremecer a las mejores supersport. 

La Husqvarna 701 Supermoto debutó en el catálogo de la firma de la H en 2015, una prima-hermana de la KTM 690 SMC R con diferente decoración y neumáticos. La 701 es una maximotard impulsada por una fiable y optimizada mecánica que la firma naranja ha sabido actualizar convenientemente desde su debut a mediados de la década de los 90. Realmente no tiene rivales directas, ya que no existe ningún otro modelo con ergonomía/imagen off road y prestaciones/uso de naked deportiva.

Este motor también se emplea en un tercer modelo del macrogrupo Pierer, la Husqvarna 701 Enduro, una moto a medio camino entre una enduro y una trail, altamente recomendable para los que quieren pistear con autonomía y con posibilidad de circular por carretera cómodamente llegado el caso. 

CARACTERÍSTICAS Y EQUIPAMIENTO 701 SUPERMOTO

La Husqvarna 701 Supermoto equipa la última evolución del conocido motor LC4, es decir, un bloque monocilíndrico SOHC 4 válvulas con 692.7 cc con refrigeración líquida, 74 CV a 8.000 rpm y 73,5 Nm a 6.500 rpm. Embrague antirrebote Adler (bomba hidráulica Magura), cambio semiautomático up & down e inyección electrónica Keihin son otras características.

La electrónica está a la orden del día y esta 701 SM no iba a ser menos, incluyendo acelerador RbW, doble modo de conducción (Street -1- y Supermoto -2-), control de tracción en curva (desc.) y ABS Bosch 9.1 MP (desc. rueda trasera).

A nivel chasis, encontramos un bastidor multitubular de acero con subchasis-depósito de gasolina portante (5.2 kg, 13 l.), suspensión WP APEX mutirreg. (horquilla invertida 48 mm y monoamortiguador con bieletas), llantas de radios Akront aluminio (17″) y neumáticos Continental ContiAttack SM EVO. Instrumentación LCD, toma de corriente USB, pinza de freno delantera Brembo radial M4.32 y 148 kg (vacío) redondean un conjunto muy deportivo.

husqvarna_701_supermoto_2021_19

EN MARCHA

En términos ergonómicos y, con los ojos cerrados, la Husqvarna 701 Supermoto se siente como una enduro, algo familiar si estás acostumbrado, pero extraño si vienes de modelos asfálticos puros, pues el asiento es prácticamente horizontal y vas totalmente «sobre la moto» y no «dentro de ella». Su distancia asiento-suelo es de 89 cm, algo alta para los más bajitos, pero perfecto para mi 1.80.

Cada uno de los dos modos de conducción (seleccionables desde la piña izquierda) va asociado a una entrega de potencia más o menos directa y a un nivel más intrusivo de las ayudas a la conducción (TC y ABS). El modo 1 es el más tranquilo, con una respuesta de acelerador más sosegada e ideal para curvear sin estrés y minimizar consumo. En modo Supermoto (2), el monocilíndrico nos obsequia con todo su poderío, desactivando automáticamente el ABS en la rueda trasera para que podamos derrapar (un chivato luminoso triangular naranja en la instrumentación parpadea cada 5 segundos para recordárnoslo). En cualquier caso, el control de tracción es desconectable y combinando ambos durante nuestra prueba en carretera la autonomía quedó fijada en 200 km.

husqvarna_701_supermoto_2021_08

Lo bueno de este conjunto chasis-motor es que es muy aprovechable, no intimida y te da la sensación de que tienes todo bajo control. Este «mono» nada tiene que ver con los que propulsaban las antiguas trail, pues ya no tiene tantos bajos y sí una contundente estirada que permite un gran sobrerrégimen. La parte ciclo brilla a gran altura y sujeta la moto bajo cualquier condición y ritmo, dando la sensación de que podría absorber más potencia si fuese necesario. Facilitar los reglajes de suspensión gracias a unas palomillas (compresión en la izquierda y extensión a la derecha) es todo un acierto, simplificando esta tarea enormemente.

Esta 701 te da máxima confianza desde el principio y rápidamente te harás con ella, siempre respaldado por una parte ciclo de cine y un motor muy divertido. Cambios de dirección rápidos, estabilidad, agilidad y frenada son argumentos que siempre encontrarás en esta Supermoto. El paso por curva es más rápido que el de cualquier naked con la que quieras compararla, mostrándose tan instantánea a tus requerimientos que parece una prolongación de ti. Si, además, quieres adentrarte en una pista de tierra plana, tampoco hay problema pues su recorrido de suspensión, el manillar ancho y las estriberas dentadas permiten que abordes este escenario con total naturalidad. Sorprendentemente, los neumáticos Conti SM EVO agarran muy bien y, además de calentarse rápido sobre asfalto, permiten salir airoso de un breve «idilio» con la arena.

husqvarna_701_supermoto_2021_06

Valoración Final

La Husqvarna 701 Supermoto es una de esas motos para tener en el garaje… quizá, junto a otras. Es un modelo muy especializado, preciso, efectivo y de mucha calidad concebido para el disfrute puro en tramos revirados y de montaña. Es monoplaza e incómoda para viajar, pero con ella experimentarás un placer de conducción deportivo que te llevará al éxtasis. Su precio es elevado (10.349 €), pero las cosas buenas nunca son baratas.

Para aquellos que lo deseen, también se sirve en versión A2 limitada a 40 CV y cuenta con múltiples accesorios disponibles para acentuar su lado racing que hará las delicias de los más pro.

Lo mejor
  • Agilidad
  • Deportividad
  • Exclusividad
Mejoraríamos
  • Asiento duro

Lo último

Lo más leído