Publicidad

Prueba Triumph Bonneville T100 2017: auténtica

Fotos: Javier Ortega
Triumph marca las pautas del mercado retro al ampliar y potenciar su gama de monturas neoclásicas con un escalón intermedio entre la Street Twin y la Bonneville T120. Tecnología accesible, facilidad de conducción y buena presencia para ganarse un puesto dentro de una familia de legendario apellido.

Tras los Salones Internacionales INTERMOT y EICMA de hace tres meses se puede sacar una conclusión clara en lo que a proyectos de futuro Triumph se refiere: la gama neoclásica ha llegado para quedarse por muchos años porque es una de las señas de identidad de la firma de Hinckley. A finales de 2015 revolucionaron el segmento de las motos retro con cinco atractivos modelos y, ahora, amplían catálogo con cinco más: Triumph Street Scrambler, Street Cup, Bonneville Bobber y nuestra protagonista, la “Bonnie” T100, desdoblada en versión estándar y Black (10.425 €, decoración monocolor totalmente negra). De la antigua T100 sólo queda el nombre: imagen de ayer y tecnología de hoy, ese es el concepto.

A simple vista, de no ser por el adhesivo que designa el modelo en las tapas laterales sería prácticamente imposible diferenciarla se su hermana mayor, la Bonneville T120 pero lo cierto es que, si te fijas bien, sacas un decálogo de modificaciones que justifican sus 2.000 € menos (10.300 €) respecto a la 1.200: motor bicilíndrico Euro 4 de agua con 900 cc y 55 CV heredado de la Street Twin con cambio de 5 velocidades, un disco de freno delantero (310 mm), ausencia de modos de conducción, luz DRL y asa de pasajero, además de un asiento, logotipo del depósito y colores diferentes, terminación mate de las culatas, 213 kg en seco (11 kg menos que la T120 y 15 kg más que la ST) y posibilidad de limitación para carnet A2.

Lo mejor es que mantiene “gadgets” tecnológicos interesantes como acelerador electrónico, ABS (permanente), control de tracción (desconectable), embrague anti-rebote asistido, faro trasero LED o llave con inmovilizador. También hay que resaltar otros elementos como la toma de corriente USB, los neumáticos “neoclásicos” Pirelli Phantom o la completa información del ordenador de a bordo (incluye indicador de marcha engranada, autonomía estimada, reloj y consumo medio/instantáneo) a la que accedes desde el botón “i” de la piña izquierda.

Pasear deprisa

Disfrutar de la Triumph Bonneville T100 es sencillo y muy gratificante. Su postura de conducción es cómoda, relajada y muy old school (encima de la moto, no dentro de ella), mientras que su carácter no te incita a romper la barrera de la velocidad máxima legal. Su caja de cambio es una delicia: precisa y bien escalonada. Posee una tercera realmente aprovechable y tampoco echo de menos la sexta de la T120. También ayuda un exquisito tacto de maneta (ambas regulables en distancia) de mantequilla que ahorra mucha fatiga, sobre todo en ciudad.

El carácter de esta T100 me ha resultado más tranquilo que el de la Street Twin a pesar de compartir planta motriz y cifras de ficha técnica. Lo ideal para esta bicilíndrica es hacerla rodar entre 3.000-4.000 rpm sin buscar más allá de las 5.000 rpm, pues en esa franja está la zona buena del motor. En todo momento transmite suavidad, es agradable y ronronea elegantemente mientras transcurren los kilómetros. Su consumo sigue siendo tan ajustado como el resto de la gama y en la prueba marcamos menos de 5 l./100 km (300 km de autonomía con los 14,5 l. del depósito). Ojo, esto no quiere decir que sea aburrida pues en caso de querer divertirte puedes forzarla un poco más sin problemas demostrando un equilibrio y neutralidad dignas de encomio. Déjate llevar, no la agobies y desinhíbete porque ella te corresponderá con una sonrisa.

La frenada me resulta algo justa si estás a costumbrado a tener “todo delante” y debes acostumbrarte a buscar ayuda en el pedal derecho si quieres detenerla rápidamente. Por su parte, las suspensiones Kayaba se comportan bien, aunque circulando alegre pecan de blandas en cuanto el asfalto se riza un poco.

Estética inconfundible: sólo puede ser una Triumph Bonneville T100 2017

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

Royal Enfield Guerrilla 450 2025

Royal Enfield Guerrilla 450 2025

A2 | 5.247 euros € | 184 kg | 40 CV
SYM MAXSYM GT 400 2024

SYM MAXSYM GT 400 2024

A2 | 6.499 € | 215 kg | 34 CV
Honda CL500 2024

Honda CL500 2024

A2 | 6.790 € | 192 kg | 46 CV