Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

¿Sabes cómo usar correctamente la funda de la moto?

Hay varios factores que debes tener en cuenta para que sea útil
Fotos: Marcas
Aunque no suele haber mucha costumbre de emplear fundas para las motos, lo cierto es que es una práctica recomendable también para diario. ¿Sabes cómo usarla correctamente?

Todos coincidimos en que usar funda para moto es algo que le viene bien a nuestra máquina si va a pasar largos periodos inactiva. Pero la realidad es que es una práctica recomendable en el día a día, tanto si duerme en el garaje para protegerla de la suciedad como si lo hace en la calle para protegerla de lluvia, miradas, inclemencias, rayos UV o suciedad.

También hay tipos y tipos de fundas, que elegiremos en función de nuestras necesidades. Las hay que sirven para interior y exterior y otras solo para interior, básicamente porque no son impermeables. Además, debemos tener en cuenta que en caso de estacionar en la calle, la matrícula siempre debe estar visible y, también, que es aconsejable poder fijarla con nuestro método de seguridad a la moto para que no se la lleven (los ladrones o incluso puede que el viento). Pero en este artículo lo que queremos repasar es cuándo y cómo debemos ponerla según las condiciones en las que nos encontremos porque, aunque parezca una contradicción, hay ocasiones en las que usar la funda puede dañar la moto.

Hay alternativas si se dispone de espacio

Uno de los puntos en los que la funda puede hacer más bien que mal es si llegamos con ella y está mojada. En ese caso es fundamental esperar a que toda la humedad se haya ido porque si no, corremos el riesgo de que esta termine afectando a las partes eléctricas de la moto y, en casos muy extremos, que incluso salga moho en el asiento. Aunque es cierto que si va a llover mucho es mejor asumir ese riesgo, tapar la moto y esperar a que deje de llover para secarla lo mejor posible y luego volver a colocar la funda.

También hay que tener en cuenta que no debemos poner la funda cuando la moto esté caliente. No solamente por el hecho de que la funda puede deteriorarse de una manera que quede inservible, sino también porque la funda no dejará salir el calor y, como es fácil de comprender, no será algo beneficioso para la salud de nuestra moto.

Igualmente, si la moto está muy sucia bien sea por polvo o por salpicaduras, hay que tener mucho cuidado a la hora de tapar la moto porque podemos rallarla, así que lo mejor siempre que sea posible es limpiarla. En realidad y siempre que se pueda tanto por espacio como por recursos, es disponer de una funda-carpa, pequeños cobertores que, por un lado, protegerán la moto de todos los problemas y que, al no llegar a contactar nunca con la moto, nos evitarán los inconvenientes. Eso sí, en este caso el problema es tanto tener un lugar donde instalarla como el precio y, también, el hecho de que si lo ponemos en un garaje común la moto podría ser manipulada sin que nadie pudiera percatarse.

Lo último

Lo más leído