Publicidad

Salón de Barcelona MOTOh! 2023: El mundo es para los valientes

Una alegría para los aficionados a las dos ruedas
Fotos: Fira Barcelona
Pipe Hinojosa
La semana pasada, entre el 11 y el 14 de mayo, tuvo lugar MOTOh!, el salón de la moto de Barcelona, que reunió a fabricantes, concesionarios y aficionados para ver y probar las novedades del sector. ¡Larga vida a los salones!

Desde la irrupción de la pandemia, ha habido cambios en nuestras vidas, en unos casos temporales, en otros permanentes. Los salones de coches y los de motos acusaron el golpe. Las marcas reaccionaron rápidamente para, en ausencia de salones, poder seguir presentando sus novedades y tratar de mitigar el golpe en ventas y resultados. A ello contribuyeron sin duda las nuevas tecnologías y agentes del sector, muchos de ellos desde las ya desarrolladas redes sociales. Las nuevas vías de marketing descubrieron que, además de nuevas soluciones, éstas requieren menos coste e infraestructuras. Algunas marcas han virado el rumbo a un nuevo marketing de sus productos, pero otras navegan aún entre dos aguas.

Desde un punto de vista económico, es perfectamente comprensible la búsqueda de mejores guarismos en la cuenta de resultados, pero no desde el punto de vista estratégico porque perjudican al cliente, que al final es quien suelta el dinero. No es necesario abundar en lo conveniente que es para un futuro comprador poder ver todos los modelos juntos y así poder tomar una decisión de compra con criterio. Es más, poder probar distintos modelos en el mismo salón, en una misma jornada, es el camino más corto para materializar una venta.

En este caldo de cultivo es muy de agradecer una nueva edición de MOTOh!, el Salón de la moto de Barcelona, más por el empeño de importadores y concesionarios que de las propias marcas. Por eso, adquiere más valor la iniciativa de aquellos que organizan y asisten al salón. Los importadores y concesionarios están haciendo la labor de representantes de las marcas que venden. Y las marcas que dan apoyo a los agentes que materializan las ventas hacen muy bien en ayudarlos, porque se trata de que el sector siga creciendo; todos, incluidos los medios de comunicación, somos a la vez responsables y beneficiarios de hacer las cosas bien. Quizá nunca volvamos al modelo anterior de salones, pero si lo que importa es el cliente, las marcas han de estar del lado de sus importadores y concesionarios y ofrecer facilidades a los expositores en este nuevo tipo de salones en que las marcas no están representadas por sí mismas. Sería una muestra de buena gestión.

Benelli tuvo el buen gusto de exponer en un lugar bien visible una unidad de la legendaria 750 Sei de 6 cilindros en perfecto estado de conservación. Un recordatorio de la historia de la marca. En torno a ella pivotaba la gama de Benelli, con especial atención a la TRK 702 y a la Leoncino 800, que esperamos probar en breve. No faltaban las hermanas menores de ambas gamas, así como los modelos de 125 cc.

BMW contaba con una representación muy completa de su gama. Llamaban la atención las 1250 GS, porque seguramente será una de sus últimas apariciones antes de que le llegue el relevo. También destacaron, dando al pasillo principal, las diferentes versiones de R18 y Ninety. Tampoco faltaban modelos menos comunes, como la 310 GS o la eléctrica CE04, entre la pléyade de motos y scooter presentadas.

Motos Bordoy reunió a cuatro marcas que, aunque con stands diferenciados, conformaban una manzana completa del pabellón. Destacaba Macbor, marca propia que triunfa en ventas con las Montana, tanto la XR5 como la XR1. También estaba su nutrida gama de 125 ciudadanas, así como la Eight Mile, en versión Street o Scrambler. El stand de SYM contaba con la nutrida gama de scooter entre 125 y los 500 cc de la Maxsym TL 508, con especial atención a la Joyride 300 que próximamente probaremos. QJ Motor expuso toda su gama. Llamaban la atención las custom SRV 125 (monocilíndrica) y SRV 300 (bicilíndrica), realmente atractivas, que destacaban entre las trail SRT 800, SRT 700X y SRT 550 y las naked SRK 400, SRK 550 y SRK 700. MOTOh! fue el escenario para presentar Kove una marca nueva en el catálogo de los Bordoy que mostraba la 32VF, una semicarenada asfáltica de 300 cc y la Rally 450 de aspecto muy dakariano. Deberemos esperar a finales de año para poder catarlas.

_y8a8050

Un gran letrero luminoso avisaba de la presencia de Harley Davidson, que mostraba parte de su nutridísimo catálogo en muy poco espacio, en el que destacaba la maxitrail Pan America 1250 y las motos que llevan la nueva unidad motriz, como la Sportster o las espectaculares Fat Bob o Low Rider S.

Uno de los stands más bonitos era el de Indian, que aparte de sus motos más icónicas, como las Scout con las que volvieron a la palestra, las refinadas Chief (qué preciosidad la Super Chief Limited), las espectaculares Bagger o las enormes Roadmaster (auténticas Touring de lujo), disponía de unos cómodos sofás desde los que se podían contemplar sus motos. La roadster FTR estaba representada en todas sus versiones.

Kawasaki era de las pocas marcas que mostraban novedades, protagonistas que dan sentido a los salones de motos. Entre la pléyade de Ninjas, Versys y ZX-10, tomaban protagonismo dos novedades absolutas: la pequeña eléctrica EV, equivalente a una 125 cc que llegará en la segunda parte del año y la híbrida HEV que no podremos ver hasta finales de 2024.

Jets Marivent presentaba toda la gama de Mitt. Abundaban numerosos scooter de 50 y 125 cc (próximamente tendréis aquí una prueba de la recién llegada scooter Legrand 125). La espectacular deportiva 125 GP Limited Carbono (carenado íntegro de carbono) sobresalía entre las trail 125 TK Adventure y las scrambler de carnet A2 (125 y 300 cc). A su lado estaba el stand de CF Moto, centrado en sus cuadriciclos y buggies de 4 ruedas, ciertamente espectaculares.

_y8a8209

Las motos de Suzuki estaban en el stand de coches de la misma marca, pero en Automobile Barcelona 2023, el salón de coches adyacente a MOTOh!. Sólo podías verlas si ibas a los dos salones. Las motos de Seat, sin embargo, estaban en el acceso a MOTOh!.

Tinbot y Sunra son dos nuevas marcas de motos eléctricas con soluciones originales y alternativas, como la endurera Tinbot Esum en sus diferentes versiones, con un precio inferior a la barrera psicológica de 6.000 € y planes financieros atractivos. Sunra presentaba la Miku Super una fun bike con batería extraíble y autonomía de 130 kilómetros, muy adecuada para desplazamientos urbanos.

Yamaha estaba presente con uno de los stands más grandes. Toda la gama de scooters, MX, las nakeds de renombre, las deportivas, estaba todo. Pero destacaban las dos novedades que recientemente probamos para vosotros, la Tracer 9 GT + y la Niken GT, auténticas tragamillas equipados con el magnífico motor CP3 tricilíndrico.

Yadea también presentó novedades, pero al igual que Suzuki, en el salón de coches. Se trata de la naked urbana Keeness, con dos baterías extraíbles de muy buen aspecto y que costará en torno a 6.000 € con ayudas incluidas, lo que es muy ambicioso.

Como ya te adelantamos en su día, Zero estaba presente con su gama Street y Dual Sport en distintas configuraciones. Espectacular la Zero FXE, un arma imbatible en territorio urbano. También se pudieron ver la DSR/X, y la deportiva SR, así como un par de configuraciones de motos destinadas a la policía y que en UK se utilizan para el transporte de órganos para trasplantes. Una chulada.

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

SYM Jet EVO 125 2024