Publicidad

Prueba Macbor Rockster 125 2023

Una buena opción para los que buscan una sencilla y bonita custom de 125 cc
Fotos: Macbor
La marca española presenta una nueva versión de su best seller en un segmento clave para su público: la Macbor Rockster y su versión Rockster Flat. Una moto que ofrece la estética custom a todos aquellos que quieran acercarse por primera vez al mundo de las motos o simplemente los que busquen una solución de movilidad con un toque de clase.

Prueba Macbor Rockster 125 2023: Introducción

Macbor nació en 1999 como marca de motos infantiles y en ello estuvo en exclusiva hasta 2017, cuando por fin dieron el salto a las motos grandes. Su primera presentación fue una sencilla custom de 125 cc, que en el transcurso de tres años vino a convertirse en el best seller de la marca. Hablamos de la Macbor Rockster. Hoy Macbor vuelve a presentar el modelo, con algunas mejoras mecánicas y adaptada a las normativas vigentes, en dos versiones: Rockster y Rockster Flat.

La filosofía de la Rockster no tiene dobleces. Se trata de una moto sencilla, bonita y asequible que ofrece una silueta custom, reconocible y agradable para todos aquellos que sin complicaciones, busquen una solución de movilidad con cierto sentido estético.

Resulta ideal para aquellos que quieran iniciarse, los que busquen una segunda moto con silueta custom o tal vez para el público femenino que suele preferir motos más pequeñas.

Algunas competidoras de la Macbor Rockster 125 son la QJ Motor SRV 125, la Hyosung Aquila GV 125 o la Keeway Superlight. Veamos qué caracteriza a esta Macbor Rockster y cómo va por ciudad y carretera.

Prueba Macbor Rockster 125 2023

Prueba Macbor Rockster 125 2023: Características y Equipamiento

El motor de la Macbor Rockster 125 2023 es un monocilíndrico de 4 tiempos SOHC 2 válvulas, refrigerado por aire y con eje de equilibrado. Está asociado a una caja de cambios de 5 marchas. La potencia resultante es de 9,5 CV a 8.500 rpm y ofrece un par máximo de 9 Nm a 6.500 rpm. Se trata de un motor suave y aunque no tiene unas prestaciones impresionantes, sí ha demostrado ser mecánica fiable y duradera.

La parte ciclo de la Rockster 125 empieza por un chasis tubular de acero con un equipo de suspensiones compuesto por horquilla telescópica (37 mm) en el tren delantero y doble amortiguador trasero con depósito de gas separado.

La frenada queda a cargo de un conjunto de disco delantero de 257 mm y pinza flotante de 3 pistones para la rueda delantera y atrás cuenta con un disco de 240 mm y pinza de un pistón.

Es de tipo CBS que acciona un pistón de la pinza delantera cuando pisamos el freno trasero e igualmente acciona en parte el freno trasero cuando activamos la maneta de freno delantero.

Prueba Macbor Rockster 125 2023

El conjunto final declara un peso final en seco de 130 kg y unas cotas máximas de 2.090 mm x 890 mm x 1.185 mm, en cuanto a longitud, anchura y altura. La distancia entre ejes resulta de 1.435 mm y el asiento está a 730 mm del suelo. Siendo una moto más bien pequeña y accesible para cualquier talla.

La Macbor Rockster 125 viene muy completa de equipamiento, ya que incluye caballete central, iluminación full led y una sencilla pero elegante instrumentación digital. La versión estándar monta un manillar tipo “cuerno de vaca” y plataformas en lugar de reposapiés al igual que mandos avanzados, al más puro estilo custom.

La Rockster Flat por contra, monta un manillar plano más moderno y cambia las plataformas por estriberas. Además, la versión estándar lleva un respaldo para el acompañante donde la versión Flat tiene un asidero.

Prueba Macbor Rockster 125 2023

Prueba Macbor Rockster 125 2023: En Marcha

Creo que lo más llamativo de esta Rockster 125 es sin duda su cuidado diseño. Macbor está evolucionando mucho y cada vez supervisa y dirige más y más fases del desarrollo y fabricación de sus motos. Esta es la primera moto que ha sido diseñada íntegramente en Barcelona y eso se nota porque el modelo está totalmente renovado y esta evolución tiene alma, incorporando algunas nuevas tendencias sin perder la esencia custom clásica.

La iluminación full led es muy bonita. Me parecen muy elegantes tanto el faro delantero redondo y moderno como el piloto trasero, que se integra perfectamente con el colín, dando una sensación de modernidad y finura de acabados.

El asiento es correcto, con una piel sintética de calidad y el depósito tiene un acabado plano en los lados, para darle un aspecto más moderno. La unión de ambos es de tipo “cintura de avispa” que le da un aire fino y elegante a esta Rockster 125. La instrumentación es digital en un LCD central redondo, que muestra toda la información necesaria sin complicaciones.

Otro toque interesante que le da mucha clase a la Rockster es que lleva llantas de radios (que no de palos) y además la llanta delantera es de 18” otorgándole una silueta muy auténtica.

Prueba Macbor Rockster 125 2023

La postura de conducción es muy relajada, con el asiento a 730 mm del suelo prácticamente cualquiera puede sentir seguridad. La Rockster estándar tiene una postura más erguida, gracias al manillar tipo “cuerno de vaca” y los mandos de los pies adelantados.

La Rockster Flat es un poco más tipo roadster, con el manillar plano y no tan atrasado. Pero dudo mucho que nadie prefiera una u otra por la postura de conducción, porque la verdad es que no difieren tanto.

Ambas son cómodas para pasar mucho tiempo sobre ellas y con un asiento amplio que ofrece un buen soporte.

Es una moto pequeña, si pasas de 180 cms de altura es probable que no te quede bien (para que te sirvan de referencia las fotos que acompañan a este artículo, yo mido 186 cms).

Una vez en marcha, lo primero que se hace evidente en esta Macbor Rockster es la ligereza, ya que se trata de la más ligera de las custom de 125 cc actualmente. Eso es indispensable si pensamos que estamos hablando de una moto que por poco no llega a los 10 CV de potencia.

Prueba Macbor Rockster 125 2023

Al mismo tiempo se trata de un propulsor muy sencillo y muy fiable que ha venido dando muy buenos resultados desde que se introdujo en 2017. Es cierto que las prestaciones no son ninguna locura y con mis 100 kg de peso, hay que acelerar sin piedad para mover todo el conjunto.

A cambio encontraremos que no hay molestas vibraciones ni cuando estiramos hasta el corte y que el cambio de marchas funciona a las mil maravillas. Como siempre en las motos de fabricantes chinos, cumple muy bien especialmente en entornos urbanos donde hacemos continuos cambios de marchas y paradas y arrancadas.

Esta unión de motor suave y cambio efectivo, la hace muy agradable de conducir en ciudad. Donde nos desplazamos por calles y avenidas como quien unta mantequilla caliente en una tostada.

En recorridos interurbanos es donde el motor se muestra un poco corto para mover todo mi peso. Estoy seguro aun así, que usuarios de masa más reducida (yo peso 100 kg) tendrán una experiencia mucho más satisfactoria.

Prueba Macbor Rockster 125 2023

El caso es que a mí me costó mantener velocidades sostenidas por encima de los 100 km/h. Aunque el par se mostró suficiente para llegar con solvencia a ese punto y para ofrecer recuperaciones decentes a la salida de las curvas y rotondas.

Una vez aclarado que no se trata de una moto deportiva, sí hay que otorgarle ciertas bondades que hacen de su conducción una experiencia agradable y satisfactoria. Principalmente, la estabilidad y firmeza de suspensiones, que la hacen reactiva y rápida en los cambios de dirección junto con un motor, que como os digo es fino y sin vibraciones.

El resultado es que aunque no vayamos muy rápido, sí tenemos una sensación de planeo, como de deslizamiento suave, que resulta muy placentero en carreteras de curvas. Eso sí, hay que tener en cuenta que resulta muy fácil rozar con los reposapiés en el asfalto (sobre todo con las plataformas de la versión estándar).

La frenada es adecuada y el tacto del freno no es malo. El sistema de frenada combinada es un buen añadido, especialmente para conductores noveles, que al activar levemente el freno trasero cuando accionamos el delantero, ayuda a aplanar la moto antes de entrar en curva y de alguna manera aporta una estabilidad extra.

Prueba Macbor Rockster 125 2023

En general la parte ciclo de la moto cumple su cometido y traslada sin problemas nuestras órdenes al asfalto. Las suspensiones se muestran firmes pero no en exceso y facilitan un recorrido más bien suave por todo tipo de carreteras sin importar tanto el estado del firme.

Antes de pasar a la valoración final, cabe mencionar que el consumo declarado es de 2,1 litros a los 100 km, que con 13,5 litros de depósito, prácticamente harán que se te olvide cómo se le pone gasolina.

En resumen un motor suave y aprovechable aunque con prestaciones modestas, que se conjunta a la perfección con una parte ciclo fina y solvente. Añada usted unos frenos con buen tacto y frenada eficiente y un cambio de marchas que funciona perfectamente, pues el resultado es un producto fiable y satisfactorio, que hará las delicias de aquellos que quieran moverse por la ciudad con una estética clásica sin renunciar a unos acabados de calidad.

Y es que en Macbor saben que aunque quieras una 125, no tienes por qué aceptar un producto descuidado. Bien visto por parte de Macbor.

Prueba Macbor Rockster 125 2023

Valoración Final

La Macbor Rockster 125 es probablemente de las custom de 125 cc más bonitas del mercado. El esfuerzo de Macbor por esta renovación en el diseño es más que evidente y el resultado acompaña. Si tenemos en cuenta algunas de sus peculiaridades, como las llantas de radios o el hecho de poder elegir entre dos acabados (Rockster o Rockster Flat) y lo unimos a un buen comportamiento en ciudad y un comportamiento decente en recorridos interurbanos, pues ya tenemos un producto con buena cara.

La moto tiene un motor fiable, fino y sin vibraciones que además se lleva muy bien con un cambio efectivo y una parte ciclo solvente. Por todo esto, podría parecer que la moto no destaca especialmente en nada, pero lo que pasa es que cumple con sus objetivos sin estridencias. Es una estupenda solución de movilidad urbana, con un consumo ridículo y una estética muy lograda.

Otro punto a favor es que es una Macbor, marca que viene haciendo las cosas muy bien desde hace unos años y que no para de ampliar negocio y mejorar sus procesos. Ya tienen oficinas en China donde sus propios ingenieros llevan a cabo controles de calidad y fabricación y aquí en España ofrecen un nivel de fiabilidad y servicio postventa muy alto. La Macbor Rockster 125 cuesta 2.699 € y se ofrece en negro y rojo. La Rockster Flat cuesta 2.799 € y la hay en negro mate, verde y amarillo.

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

Harley-Davidson Pan America 2024

Harley-Davidson Pan America 1250 2024

A | 20.900 € | 245 kg | 150 CV
Harley-Davidson Street Bob 114 2024

Harley-Davidson Street Bob 114 2024

A | 19.100 € | 297 kg | 94 CV
Harley-Davidson Sportster S 2024

Harley-Davidson Sportster S 2024

A | 19.200 € | 228 kg | 122 CV