Publicidad

Asistimos en primicia al lanzamiento de las nuevas Svartpilen y Vitpilen 2024 de Husqvarna

90% diferentes pero manteniendo la esencia
7 años después, las particulares Svartpilen y Vitpilen de Husqvarna reciben una renovación integral que a pesar de ser profunda, mantiene la esencia y su reconocible imagen. Fuimos invitados a la exclusiva preview internacional que tuvo lugar en Salzburgo.

Preview exclusivo en las instalaciones de Kiska

SoyMotero.net fue el único medio español invitado a la preview internacional de las renovadas Husqvarna Svartpilen y Vitpilen que tuvo lugar el pasado mes de diciembre en las instalaciones de Kiska en Salzburgo. Un evento reducido en asistentes y con el objetivo de mostrar a la prensa internacional modelos de preproducción de estas icónicas monturas de la marca, no siendo posible todavía la prueba dinámica, pero con el añadido de visitar el edificio de Kiska y conocer más sobre la empresa y sus procesos.

Kiska es un centro puntero en diseño de marca, que tiene una relación muy estrecha con Husqvarna y donde nacen las formas y características de todo lo que rodea a las motos de la firma austríaca. Es un lugar multicultural, inspirador y dinámico que trabaja en la imagen y propiedades de productos de todo tipo, pero sobre todo en el sector de la movilidad, los artículos deportivos y productos de consumo. Tiene 32 años de historia y emplea a unas 250 personas en oficinas repartidas por todo el mundo y cuenta con su cuartel general en Salzburgo.

Svartpilen y Vitpilen 2024

Siguiendo un método holístico que integra todas las fases desde la idea inicial, hasta la elaboración de prototipos, el trabajo de los ingenieros y diseñadores de Kiska roza la artesanía. En el caso de Husqvarna y Kiska existe una fascinación mutua entre las dos y una colaboración tan estrecha que prácticamente se puede decir que son son una misma entidad. De aquí salieron los diseños de las Svartpilen y Vitpilen originales hace siete años y esta nueva iteración de los populares modelos de Husqvarna mantiene los valores básicos: menos es más; dinamismo y ligereza; impacto a través del incremento e ingenio y elegancia.

Como parte del evento, tuvimos la oportunidad de conocer los procesos de trabajo de este lugar tan especial, desde la concepción de las motos, hasta la creación de elaborados modelos de arcilla terminados incluso con pintura, que prácticamente engañan a la vista hasta el punto de que parecen reales. Todo en Kiska rezuma innovación y desarrollo del más alto nivel y recorriendo sus espacios uno se lleva la sensación de estar compartiendo un valioso secreto.

Husqvarna y sus Vitpilen y Svartpilen

Svartpilen y Vitpilen 2024

Husqvarna fue fundada cerca de la ciudad de Huskvarna en Suecia en 1689. La empresa comenzó siendo fabricante de armas y el logotipo de Husqvarna aún representa una mirilla de arma vista desde el extremo del cañón. Al igual que muchos otros fabricantes de motocicletas, Husqvarna comenzó a producir bicicletas a motor a finales del siglo XIX y en 1903, dieron el salto a la fabricación de motocicletas.

A principios del siglo XXI Husqvarna experimentó una serie de cambios de accionariado que la llevaron a pertenecer durante un tiempo a BMW y finalmente desde 2013 a integrarse por completo dentro del grupo KTM, desde donde comenzó su andadura más reciente y su reintroducción en el mercado de las motos de carretera.

En 2018 la compañía lanzaba sus icónicos modelos Vitpilen (flecha blanca) y Svartpilen (flecha negra) que habían aparecido en formato prototipo en el EICMA de 2014. A día de hoy, Husqvarna ha superado los 120 años de funcionamiento y ha puesto en las carreteras de todo el mundo más de 360.000 unidades de sus motocicletas, siendo que algo más de 53.000 son de sus modelos Svartpilen y Vitpilen, dos motos con una clara orientación al diseño puntero y que pretenden ofrecer una experiencia de usuario exclusiva.

Vitpilen y Svartpilen al primer golpe de vista

Svartpilen y Vitpilen 2024

Tras las intervenciones de los diseñadores, ingenieros y otros profesionales de Husqvarna, por fin se levantan las sábanas negras que tapan las cuatro unidades de preproducción que hemos podido inspeccionar: Vitpilen 401, Vitpilen 125, Svartpilen 401 y Svartpilen 125. La primera impresión visual es chocante y me digo que no parecen haber cambiado mucho. Pero no pasan ni dos minutos cuando los comentarios de los ingenieros y una inspección más pausada, hacen evidente que el trabajo de evolución es enorme.

Entonces me doy cuenta de que el verdadero trabajo de esta renovación consiste en rehacer desde cero el 90% de las piezas de la moto e introducir numerosas mejoras y sistemas nuevos sin perder la esencia y el impacto visual original de su estética. Las motos son reconocibles, pero están muy renovadas.

Otro gran golpe de efecto viene al comprobar que las Vitpilen 125 y Svartpilen 125 son prácticamente indistinguibles de sus hermanas mayores de no ser por los logotipos y las grafías. Comparten toda la parte ciclo, distancias y tamaños y son por ende, exactamente igual en ergonomía y presencia que las 401.

Cambios y novedades notables

Svartpilen y Vitpilen 2024

Las Husqvarna Svartpilen y Vitpilen 401 comparten la mayoría de sus componentes y características y también incorporan ambas las mejoras de esta nueva iteración. En las dos encontramos un nuevo chasis multitubular de acero con subchasis atornillado. El basculante también ha sido rediseñado por completo en acero y aluminio y el monoamortiguador trasero se encuentra ahora en el lado derecho de la moto. Esto ha permitido más opciones a los diseñadores para acomodar los sistemas de admisión y escape que cada vez son más complejos para adaptarse a las normativas europeas.

La longitud de la moto ha aumentado un 20% de tal forma que promete una mayor estabilidad en curvas rápidas. Veremos si este extremo se lleva también parte de la agilidad que caracterizaba a las versiones anteriores, aunque también se ha ganado en distancia al suelo y el reparto de pesos es mejor gracias a un motor más compacto.

El motor también es nuevo, se trata del LC4c de KTM (evolución del LC4 donde la c añadida quiere decir compacto) con nueva culata, nuevo árbol de levas, sistema de inyección mejorado y un nuevo sistema de admisión. Casi nada. También se ve reducido en tamaño ligeramente, lo que contribuye al aspecto recogido del conjunto. Entrega 45 CV a 8.500 rpm y tiene un par máximo de 39 Nm a las 7.000 vueltas. Son cifras respetables para un monocilíndrico de este tipo y nos llevan a pensar que la conducción de estas flechas puede ser muy divertida. Husqvarna anuncia que la conexión (Ride By Wire) del acelerador con el tren trasero es refinada y controlable y que se han introducido mejoras también en la gestión de la refrigeración. Extremos todos que tendremos que contrastar en una futura prueba dinámica, pero que suenan prometedores.

Svartpilen y Vitpilen 2024

Las suspensiones son totalmente nuevas desarrolladas por WP dentro del grupo KTM que suele ofrecer componentes de gran calidad. El cambio más importante es el desplazamiento del monoamortiguador trasero que es regulable en precarga y extensión y tiene un recorrido de 150 mm. Las barras de la horquilla tienen un diámetro de 43 mm y un recorrido de 150 mm también y son regulables en compresión y extensión.

Los frenos vienen firmados por ByBre, segunda marca de Brembo y consisten en monodisco delantero de 320 mm con pinza radial de cuatro pistones y un disco trasero de 240 mm con pinza flotante de dos pistones. Las ruedas no traen sorpresas más allá de que no hemos sabido si las llantas de radios de la Svartpilen pueden montar neumáticos sin cámara o no. Las ruedas de la Vitpilen no son de radios, sino de aleación y en ambos ejes y ambos modelos el tamaño es de 17 pulgadas.

Durante la presentación de los ingenieros, escuchamos hablar de un cambio mejorado, pero sin muchos más detalles. El caso es que a la hora de publicar especificaciones, encontramos un sistema denominado Easy Shift que Husqvarna describe en sus materiales como un quickshifter tradicional con el que “no es necesario utilizar el embrague para cambiar de marcha” así que podemos asumir que las unidades de producción lo traerán de serie.

La Vitpilen y la Svartpilen reducen la altura del asiento notablemente con todos estos cambios en su composición, quedando este a 820 mm del suelo. También es un poco más estrecho, que siempre ayuda a llegar bien al suelo con los pies en parado y se ha mejorado el mullido que era un punto flaco de las versiones anteriores. A veces sentía uno que iba sentado directamente en el chasis. También es un tanto más largo, cosa que ayuda a los que somos más altos a situarnos encima de la moto.

Svartpilen y Vitpilen 2024

La posición de conducción ha cambiado bastante. Tanto en la Vitpilen como en la Svartpilen encontramos una posición más neutra y erguida, pero donde más se nota es sin duda en la Vitpilen que abandona los semimanillares para incorporar un manillar plano, más parecido al de la Svartpilen. Esto le quita cierta deportividad a la Vitpilen, pero sin duda aporta comodidad en el uso urbano y del día a día. La Svartpilen a su vez, por tener una orientación más scrambler, presenta una postura visiblemente más relajada que la de su compañera. Sin poder probarlas en marcha, yo (186 cms) me veo cómodo en ellas y creo que dan mayor sensación de moto grande que sus predecesoras.

La Svartpilen y la Vitpilen incorporan un nuevo TFT de 5 pulgadas que tiene un diseño atractivo y presenta buena luminosidad y legibilidad. Este apartado es indispensable ya en cualquier moto que se quiera hacer tomar en serio en 2024 y en el caso de las Husqvarna que nos ocupan, ofrecen muy buena impresión. La instrumentación incluye conexión al móvil por Bluetooth con la posibilidad de usar un sencillo pero efectivo sistema de navegación giro a giro. También incorporan una toma de USB.

Traen ABS Bosch que funciona en curva y control de tracción desconectable. Además de poder desconectarse, el control de tracción ofrece dos niveles de intervención según los dos mapas de potencia disponibles: road y rain. Durante la preview no se mencionó, pero todo apunta a que las motos presentarán la posibilidad de desactivar el ABS en la rueda trasera a través de un tercer modo de conducción denominado Supermoto, para los que se sientan motivados.

Svartpilen y Vitpilen 2024

Todas estas mejoras electrónicas eran muy necesarias y las ayudas a la conducción son indispensables en los tiempos que corren. Pero cuando se añaden sistemas a una moto, hay que añadirle inevitablemente también botones y menús. En este caso Husqvarna ha diseñado una botonera bastante recogidita e intuitiva en la piña izquierda que ha dado en bautizar Switch Cube.

Las luces también son nuevas (todas LED con intermitentes autocancelables) y en particular el faro principal protagoniza muchísimo el frontal de la moto. Las luces de posición forman un círculo LED alrededor de las luces de carretera y le dan al conjunto una seña de identidad reconocible que viene heredada de las versiones anteriores.

Filosofía de Vitpilen y Svartpilen

Svartpilen y Vitpilen 2024

Estas dos motos de Husqvarna vienen a ser grandes apuestas de la marca para el 2024. La renovación es más que profunda, integral diríamos y lo único que no ha cambiado es que la Vitpilen y la Svartpilen se parecen mucho entre ellas una vez más. El tipo de usuario al que van dirigidas no lo definen tanto las características técnicas sino la filosofía propia de cada una de ellas.

Vitpilen pretende romper con la rutina del entorno habitual (disrupt the ordinary), de ese usuario joven y dinámico que se mueve en ambientes urbanos y que necesita una solución de movilidad pero no quiere renunciar al diseño y la experiencia premium. Svartpilen promete romper con la rutina también, ofrece la misma experiencia exclusiva y estética atrevida, pero saliendo del entorno habitual (scape the ordinary). De ahí la orientación scrambler que invita a la exploración.

En cualquier caso, no hay que volverse locos y tenemos que admitir dos cosas: que sí, son muy parecidas y son perfectamente intercambiables; y que las capacidades off-road de la Svartpilen son poco más que una ilusión. Así que elegir entre una y otra viene a ser cuestión de gusto estético y poco más, porque ambas ofrecerán comportamiento y desempeño muy similar en casi cualquier situación.

La producción de las Svartpilen y Vitpilen 401 (y 125) ya está en marcha y a toda máquina en India. Husqvarna no da puntada sin hilo, porque estas monturas no solo están pensadas para el mercado Europeo, donde sin duda encajan de maravilla, sino que con una visión global, la marca espera que los mercados emergentes las adopten como opciones premium. No en vano son motos modernas, muy equipadas y que presentan las cilindradas más populares de India o América del Sur.

Las 125 a la sombra de las 401

Svartpilen y Vitpilen 2024

De las versiones 125 tendremos ocasión de hablar en otro momento más en profundidad. Pero cabe llamar la atención sobre lo mucho que aprovechan el esfuerzo de diseño. Comparten toda la parte ciclo: chasis, tamaños, distancias y suspensiones con sus hermanas mayores. La única salvedad es que la horquilla no es regulable.

La jugada maestra es acceder a todo ese diseño, calidad y componentes desde la 125 también. Presentan un motor renovado también, se benefician del nuevo chasis e incorporan el TFT de 5 pulgadas igualmente. De hecho las 125 son muy difíciles de distinguir de las 401 sin una rápida pero necesaria inspección. Es cierto que no tienen control de tracción ni modos de conducción (sí ABS). Pero ofrecen la misma sensación de moto premium que puede marcar la diferencia en mercados emergentes.

También en mercados más exigentes pueden tener éxito entre los usuarios que por sus circunstancias prefieran una 125 pero no quieran renunciar al diseño, presencia y exclusividad de las 401. Husqvarna ha decidido mimar al comprador de 125 igual que al de mayor cilindrada y eso me parece un acierto.

Svartpilen y Vitpilen 2024

 

Valoración Final

Todo cambia sin que cambie la esencia. Ese es el resultado de un buen diseño que sigue evocando los mismos conceptos. Un producto que mantiene (en realidad mejora) la calidad de acabados que ya estaba en unos estándares altos. 

La Husqvarna Vitpilen 401 sale a la venta por 6.299 euros y su versión de 125 cuesta 5.499 euros. La Svartpilen 401 aligera el bolsillo en 6.399 euros y la 125 sale en 5.599 euros. Aunque si lo que queremos es gastar más (y personalizar nuestra unidad profundamente) Husqvarna ha preparado un sinfín de accesorios técnicos, desde espejos, escapes, defensas, topes, partes de aluminio o parabrisas. También hay ropa, una línea específica que incluye casco, guantes, chaqueta, vaqueros y zapatillas Husqvarna para todo el que quiera disfrazarse por completo.

Siguiendo la filosofía de diseño incremental de Kiska y el buen hacer del grupo KTM en los últimos años, pienso que este es un paso firme para Husqvarna que mejora notablemente sus icónicos modelos. Espero que las (próximas) pruebas dinámicas hagan justicia al esfuerzo de desarrollo que se aprecia en estas máquinas. El menú tiene buena pinta, pronto veremos qué tan sabroso resulta.

Relacionados

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

BMW CE 02 2024

BMW CE 02 2024

A1/AM | 8.400 € | 132 kg | 15 CV
Voge SR4 Max T 2024

Voge SR4 Max T 2024

A2 | 5.787 € | 213 kg | 34 CV a 7.500 rpm
BSA Gold Star 650 2024

BSA Gold Star 650 2024

A2 | 6.599 € | 213 kg | 45 CV