Publicidad

Prueba Zontes R310 2018: revolución A2

Sofisticada y futurista
Fotos: Javier Ortega
La firma asiática Zontes aterriza en España pisando fuerte gracias a una naked deportiva ideal para usuarios con carnet A2 sofisticada, futurista y con un equipamiento de serie excepcional digno de un modelo que triplica su valor. Prepárate porque la R310 dará mucho que hablar.

Zontes es la marca internacional del gigante chino Tayo Motorcycle, una corporación que fabrica un millón de motores anuales. Sus cifras hablan por sí solas: 1.600 empleados y más de 500 en el departamento de I+D, responsables del 80% de los componentes de las motos. A España llegan de la mano de Turbimot (quien también se ocupa de FB Mondial), empresa hermana de Motorien (responsables de marcas vintage como Norton, Royal Enfield, Hanway o Scomadi entre otras), bajo el paraguas del potente Grupo ONEX, asentado en Valencia.

En abril de este año pudimos ver los primeros modelos en el stand de Zontes con motivo de la celebración del Salón Vive la Moto de Madrid y, ahora, ya están disponibles en su red de concesionarios. Las Zontes R310 (naked), X310 (sport-turismo) y T310 (trail) comparten plataforma y han sido concebidas al gusto europeo. Respecto a la versión naked, destaca su agresiva carrocería de inspiración manga-fighter, gozando de un diseño muy limpio en el que todo fluye, con los intermitentes delanteros integrados en las tapas laterales, el faro delantero bajo, la quilla o el colín futurista con cuatro llamativas tiras de LED muy bien integradas. La Zontes R310 ataca directamente el segmento de las deportivas desnudas hasta 48 CV, donde encontramos rivales como la Hyosung GD250N EXIV, Yamaha MT-03, KTM 390 DUKE, Kawasaki Z400, Honda CB300R, Benelli BN 302, Husqvarna Vitpilen 401 y BMW G310R.

La “savia nueva” siempre es bien recibida en el universo de las dos rueda, sobre todo si es en forma de una moto tan competitiva y de excelente factura como esta R310. A nivel técnico no hay nada que objetar y merece mucho la pena enumerar el excelente equipamiento que incorpora de serie, algo nunca visto en una moto de menos de 4.000 euros. Además de recurrir a un propulsor monocilíndrico DOHC 4 válvulas refrigerado por agua con inyección electrónica Delphi, no falta iluminación full-LED, doble modo de conducción (Eco y Sport), mando de proximidad, batería de litio de cómodo acceso bajo el asiento y ABS firmado por Bosch (desconectable desde la piña izda., luce un chivato naranja).

A nivel usuario destaca la ausencia total de llaves para manejarla (tanto bloqueo de dirección como asiento y tapón de gasolina), piñas retroiluminadas en color rojo, instrumentación LCD, manetas regulables en distancia, toma de corriente USB (discretamente ubicada en el interior de la aleta izda. del cubrerradiador) y el soporte para antirrobo de disco en el interior de la estribera trasera izquierda.

Uno de los puntos fuertes de la Zontes R310 es su agilidad

Si todo esto te sabe a poco, aún hay más: basculante de aluminio con refuerzos externos heredado de la KTM 390 DUKE y soporte de matrícula en el basculante, manillar de aluminio de sección variable, llantas mecanizadas, estriberas sport y hasta un práctico botón cortacorriente para “despertar” a la batería cuando hay un periodo de inactividad prolongado. También cabe destacar que el display cuenta con varias intensidades de brillo accesibles desde el botón derecho del mismo (pulsaciones cortas para regular el brillo, pulsación larga para dejar el cuentakilómetros parcial a cero). El asiento (una pieza y doble altura) de desbloquea presionando un botón en la piña derecha, mientras que la tapa del depósito de gasolina se abre desde otro en la piña derecha.

Por lo demás, la R310 emplea un chasis tubular de acero apoyado en una horquilla invertida y monoamortiguador trasero, además de una pareja de neumáticos radiales firmados por CST, con una anchura de 160 mm para el trasero.

zontes_r310_2018_08.jpg

Gas azul

Aunque es estrecha, el tamaño de la Zontes R310 parece indicar que estamos ante una moto de mayor cilindrada, pues tiene presencia y acabados de naked “grande”. Los plásticos de la carrocería y los embellecedores de chasis son de buena calidad, al igual que las piezas metálicas y tornillería: nada te “pita”. El botón rojo de la piña derecha hace las veces de llave convencional: pulsación corta para encender/apagar y pulsación larga para bloquear la dirección. Si, simplemente, paras la moto, pones la pata y te alejas de ella, pita 8 veces antes de apagarse.

En marcha coges ritmo rápidamente, sintiéndote cómodo y ágil al mismo tiempo. La mecánica de 311.7 cc de Tayo Motorcycles declara 35 CV a 9.500 rpm y 30 Nm a 7.500 rpm, unas cifras en sintonía con lo que demanda la categoría. El propulsor tiene fuerza, sobre todo en Modo Sport, admite buenas estiradas y recupera con brío, siendo completo, lineal y sin carencias. Su carácter admite conducción relajada o agresiva, divirtiéndote en ambos casos y subiendo hasta los 150 km/h de marcador sin esfuerzo. Sí es cierto que, circulando a baja velocidad entre el tráfico, se advierte un tacto de acelerador algo brusco al abrir-cerrar gas de golpe, que no es grave pero provoca una transición algo seca que bien podría dulcificarse.

Diseño futurista e imponente trasera para la Zontes R310

Uno de los puntos fuertes de la R310 es su agilidad: con 150 kg te mueves como pez en el agua, con cambios de dirección rápidos, maniobras instantáneas, fáciles y seguras. La suspensión funciona correctamente y no tiene carencias a no ser que la fuerces a posta o peses más de 100 kg pues la horquilla carece de regulación y el amortiguador sólo lo es en precarga.

Otros detalles dignos de mención pasan por un asiento de corte deportivo que no cansa, unos retrovisores que otorgan una excelente visibilidad y 14 litros de depósito con los que lograr una autonomía de 300 km jugando con sus dos modos de conducción. Con el freno delantero debes aplicarte al principio pues sólo dispone de un único disco, pero detiene la moto sin problemas. En la información mostrada en el display no falta el nivel de gasolina, la marcha engranada, indicador de carga de la batería o modo de conducción seleccionado. El cable del ABS para la rueda trasera queda muy expuesto en el lateral izquierdo del basculante y bien podría haberse disimulado algo más.

Piña derecha con botón de apertura de asiento en la Zontes R310

Valoración Final

La Zontes R310 me ha sorprendido gratamente, algo difícil de conseguir cuando pruebas tantas motos diferentes a lo largo del año durante tantos años. Es una de esas monturas en la que no paras de descubrir cosas nuevas cada vez que te subes a ella, intentando forzarla para que cometa algún fallo grave… que nunca se produce. Es una street-fighter urbana muy bien resuelta y estudiada en la que no se ha dejado nada al azar.
No es perfecta, pero por 3.995 € (300 € menos que su hermana R310X) no encontrarás nada mejor en el mercado, ya que cumple con notable alto en los cinco pilares básicos: diseño, acabados, equipamiento, prestaciones y funcionamiento. Disponible en dos colores (azul/gris y negro), seguro que con una pegatina Yamaha o KTM en su depósito te lo creerías más: abandona tus prejuicios y prepárate para disfrutar de lo lindo.

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

BMW CE 02 2024

BMW CE 02 2024

A1/AM | 8.400 € | 132 kg | 15 CV
Voge SR4 Max T 2024

Voge SR4 Max T 2024

A2 | 5.787 € | 213 kg | 34 CV a 7.500 rpm
BSA Gold Star 650 2024

BSA Gold Star 650 2024

A2 | 6.599 € | 213 kg | 45 CV